Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

lunes, 19 de junio de 2017

Canto de grillos

No podía ser de otra forma. Con la llegada de la ola de calor, los grillos han comenzado a proliferar y a buscar el fresquito de la noche en Tierra de campos. Con la oscuridad, además del fresquito, buscan otra cosa de forma insistente. Buscan exactamente lo que muchos escandalosos y desagradables grillos de dos patas, engominados o tatuados (al final da lo mismo) tratan de conseguir en los bares y discotecas al caer el sol: la compañía de una hembra para pasar el resto del verano. O de sus vida. O de sus vidas.
Supongo que al frotar mis patitas, nunca conseguí dar con los acordes oportunos y aunque siempre hubo una hembra cerca, por norma mi música solo atraía a Mantis religiosas y era espeluznante ver como comenzaban a sazonarme a su gusto mientras me besaban.
Pero he comenzado a dar clases de música y con todo lo que he aprendido durante estos últimos años( confusos y tristes pero muy enriquecedores), sé que compondré la melodía perfecta para atraer a la hembra idónea mientras los demás machos siguen tocando con la pedalera en modo distorsión y molestando al resto de la humanidad.
Conozco a un ángel que vive ligeramente preocupada porque dado el sofocante calor de estas noches y el atronador y lastimero "quejio" de los grillos, cree que el eterno enemigo, el maligno, el ángel caído,aquel al que Dios padre dijo: "No es no, Lucifer, ¿qué parte del no, no has entendido?", ronda cerca y está convirtiendo su comarca en una sucursal de aquel organizado y bien compartimentado infierno del que nos habló Dante. Lo que no sabe es que ella está a salvo de cuanto demonio pretenda acercarse y que somos muchos, los que desenvainaremos nuestras espadas de fuego en caso de que un diablo ose tratar de corromper su alma.
El cielo existe y aunque yo no he tenido la suerte de conocerlo, debe encontrarse allí donde se encuentre ella. Sé que si sigo mejorando y trabajando mis habilidades, un día me ganaré mi lugar en él. Como dicen los yonkis, "todo es ponerse".

 

viernes, 16 de junio de 2017

Microrrelatos

Resulta que ha sido el día del escritor. Imagino que para ser políticamente correctos, será el día del escritor y la escritora. En cualquier caso, voy a celebrarlo (cualquier excusa es buena).
Ayer y en vista de que el último premio literario que he ganado, ha sido un certamen provincial de microrrelatos, comencé un taller dedicado a este género, al que nunca presté demasiada atención, puesto que se me antojaba excesivamente escueto. Pero no.
Aquí os dejo tres microrrelatos, dos escritos ayer durante el curso, como ejercicios de clase y otro que acabo de escribir ahora mismo. Ninguno de ellos excede de las cien palabras título incluido (esta es una de las normas para que se consideren como microrrelatos).
Espero que os gusten.

Terminar con los sueños

Contra todo pronóstico, consiguió ocupar la Casa Blanca. La opinión pública internacional no terminaba de explicarse como la nación más poderosa del mundo, había colocado a aquel psicópata frente al botón que estaba a punto de pulsar
Donald respiró profundamente, sopesó las inmediatas  consecuencias de aquel acto y sonrió antes de apretarlo con firmeza. A los pocos segundo de hacerlo, una lucecita roja se iluminó, indicando que el final estaba cerca y debía prepararse para ello. Mientras caían las últimas gotas de café en el interior de la taza, añadió el azúcar.



Algo Mecánico

Mientras le acompañaba a su apartamento, imaginó cómo sería  todo y cómo terminaría la noche. Una vez más, volvió a equivocarse. De lo que había pensado a lo largo del camino hasta la vivienda, a lo que sucedió realmente, hubo un mundo carente de todo romanticismo. Aquella que creyó sería el verdadero amor de su vida, no fue más que un polvo rápido en el ascensor y una fría despedida, seguramente para siempre.


Sin perdón

Al descubrir lo mucho que podría llegar a amar a la persona adecuada, comprendió que toda luz tiene su sombra y que para cada cara, hay una cruz. Entonces la odió más que nunca y creyó firmemente que jamas la perdonaría. 
Supo en el acto que aquel espontáneo razonamiento le llevaría a destrozarse la vida y decidió encontrar la manera de conmutarle la pena y dejarla libre. Pero el tribunal de sus recuerdos y el jurado de su alma no quisieron concederle la condicional. Optó por aplicarse a si mismo la pena capital.Por amor

miércoles, 14 de junio de 2017

Generación confusa

Un día abrió los ojos a la evidencia y al haber estado tan jodidamente confundido, decidió rebelarse.
Desde que era muy joven, ha crecido viendo en la televisión anuncios, programas de moda, de esos que llaman "del corazón" y películas y series, donde las mujeres, han ido perdiendo masa corporal a medida que él ha ido cumpliendo años.
¿Donde quedaron las modelos y las actrices que le acompañaban en sus deseos y "sueños pecaminosos" durante la adolescencia?
Parece ser que ahora esas curvas que le indicaron el camino a seguir en la juventud y en la madurez y que le llevaron a descubrir la felicidad en un cuerpo de mujer, han caído en desuso. 
Y se había dejado convencer por las absurdas modas y convenciones sociales, de que el modelo "palo de escoba" es el recomendado para la mujer actual.. La fijación con la delgadez, con la extrema delgadez, con la ausencia de curvas, ha conseguido crear un mundo rectilíneo , plagado de muchachas enfermizas y depresivas, que al luchar contra su condición natural, tratando de embutirse en una talla solo apta para niños y efebos, condenan su felicidad y se pierden algunos de los mayores placeres de la vida. Pero ya está bien. Basta ya, que a suficientes horrores tienen que enfrentarse las mujeres de hoy en día, atrapadas en una sociedad machista y retrógrada, donde cada día muere alguna mujer a manos del descerebrado de turno, como para encima auto castigarse por tener un pecho turgente, unas caderas hipnóticas  y un trasero llamativo.
No sabe de que forma podrá convencer al resto de los de su género de que la humanidad se está encaminando a la destrucción de la especie con esta sinrazón pero se ha propuesto hacerlo y lo hará.
Y no será fácil, porque tratando de compensar esa desigualdad en los salarios,en las responsabilidades y en los reconocimientos, los listos de turno se han sacado de la manga un montón de estupideces, donde si no hablas en femenino es que no eres paritario y si requiebras elegantemente y con respeto a una mujer hermosa, eres poco menos que un acosador y un pervertido.
De momento, comenzará por su entorno más cercano, aplaudiendo las maravillosas curvas de sus amigas y cocinando para ellas, recetas tradicionales que no tienen porque conducir a la obesidad si se emplea la mesura y que aportaran los nutrientes, los minerales y las vitaminas necesarias para que no se conviertan en esos cadáveres andantes que nos pretenden vender como el sumun de la belleza.
Y se ha prometido a si mismo, no renunciar jamás a decirle con prudencia, educación , respeto y estilo a una mujer, lo bien que le sientan los pantalones o la falda; la blusa o la camiseta, cuando realcen esas formas que desde niño despertaron su pasión.
Tiene mucho que explicarle a esta generación confusa.

lunes, 12 de junio de 2017

Todas las cartas sobre la mesa.

Como uno de los ejercicios para el taller de escritura creativa que estoy realizando con Índigo Crea, me pidieron elegir una carta de este curioso juego y escribir un pequeño relato sobre ella.
Conociéndome, si acostumbráis a leerme, habréis deducido que elegí la última de las que aquí se pueden ver, la de la mujer atrapada en la gota de agua.
Y este es el relato que salió de esta elección.
Es muy Juan, lo aviso.


Cartas Dixit. Nº 31   La mujer de cada lágrima

Llevaba tiempo sospechándolo pero al aplicar energía nuclear a la lente de aumentos de su potente microscopio, lo confirmó. En el interior de cada una de sus lágrimas analizadas, vivía la misma mujer.
Al realizar su descubrimiento, el melancólico científico, torturado por el pasado, estuvo a punto de desvanecerse por la impresión. Pero la pérdida del conocimiento le llegó al reconocer su rostro. En cada lágrima que vertía al recordar su traición, ella había conseguido crear su propio ecosistema habitable e instalarse en él.
¿Qué hacer? ¿Cómo erradicar la presencia de aquel doloroso recuerdo en sus lágrimas? Tras meditarlo durante muchas horas, dio con la solución. Había barajado dejar de llorar para que la sequía terminase con todo, pero no quiso arriesgarse a que cualquier otra razón que le conmoviese hiciera nacer nuevas lágrimas. Optó entonces por una solución tan radical como efectiva.  Esa misma noche se inyectó la dosis de morfina necesaria y rescató del fondo del armario, el juego de bisturís que ella le regaló. Por un momento su mano vaciló y estuvo cercano al abandono. Abandonar. Casualmente fue ese verbo lo que le llevo a llorar cada uno de sus recuerdos, a concederle la vida eterna en sus lágrimas.  Eligió el bisturí más adecuado con el mismo mimo que en su día empleó al elegir el mancillado anillo de pedida y entonces procedió a la extirpación de lacrimales.  Lo demás, fue todo sangre, rencor y precisión cirujana.
 

domingo, 11 de junio de 2017

Nada está escrito. Si eso, ya lo escribo yo.

Nada está escrito, cada uno escribimos nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro y aunque a veces parezca que no hay opciones, no quedan folios o el boli ya no escribe, al final todo tiene remedio y aunque cueste un mayor esfuerzo, consigues seguir escribiendo.
Esta mañana he tenido la genial idea de caminar desde casa de mi amiga Elena, en el barrio de la Rondilla de Valladolid, donde estaba ejerciendo de canguro felino, cuidando de su preciosa gatita persa, hasta casa de mi madre en la urbanización Sotoverde, en Arroyo de la encomienda. Unos diez kilómetros de un punto a otro pero siempre me gustó andar y además estoy recuperando la forma física, así que tras comprobar que Lana, la gatita, se quedaba tranquila y alimentada e hidratada, he comenzado a caminar. 
Siempre me gustó andar. Me gusta tanto que fui tan original de hacer el Camino de Santiago andando junto a la que durante casi un año ejerció como mi esposa, de viaje de novios, en vez de irme a Varadero o a Acapulco. Total...que nos quiten lo caminado.
Este Valladolid mio tiene un clima tan estupendo que tan pronto te congelas por la calle como te puede dar una insolación y esta mañana y pese a que he comenzado a caminar a las diez  am, el sol caía a plomo y me he bebido dos botellines de agua por el camino.

Al llegar al punto exacto donde sufrí aquel estúpido e inoportuno accidente de moto hace exactamente treinta y siete meses, no he podido evitar sonreír. Ese accidente con mi Vespa, me llevó a  unos minutos de muerte clínica y a casi una semana en estado comatoso, del que regresé con diversas fracturas y una lesión cerebral que me dejó una hemiplejía bastante incómoda. Pero hoy he pasado por alli sin muletas ni bastón, con calor y deseando llegar a casa pero con la satisfacción de saber que nadie apostaba un duro por mi y hoy me he reafirmado en que el esfuerzo y el trabajo duro,combinado con ilusión y con ganas, lo pueden todo.
No voy a poder recuperar a mi padre, a mi Blancanieves ni a ninguno de los que ya se han ido a reservarnos mesa en el Valhala, pero sé que desde allí, me miran con orgullo y aplauden el resultado de tanto trabajo.
Obviamente, sin la ayuda de mi querida Teté, mi fisio, la de todos los médicos que me trataron y me siguen tratando, la de mi familia, la de mis amigos y la de tanta gente que ha querido aportar su granito de arena, no habría llegado a esto, ni de lejos.
Hoy he sonreído al mirar el tramo donde me estrellé contra el cemento pero también me ha venido una lagrimita de emoción. Soy así de ñoño, que le voy a hacer.
Ahora solo puedo dar las gracias  a Dios, a Supergato o a quien sea, a mi familia y a mis amigos, a los profesionales que me han devuelto al combate y a todos los que con su ejemplo me ayudan a continuar.
También quiero agradecer de corazón su aportación, su cariño y el tiempo regalado, a todas las mujeres que se terminaron marchando de mi lado; porque al haberlo hecho, cuando llegue la que tenga que llegar me encontrará solo y yo, a diferencia de otras, soy monógamo y fiel. 
Y nada, voy a seguir escribiendo el futuro que creo que me merezco y con suerte, llegaré hasta el sueño que alimenta mi día a día, el de ser un escritor en condiciones. Parece que aún puedo seguir aprendiendo y en breve publicaré un nuevo libro, el tercero, en el que demostraré que a base de esfuerzo y trabajo diario, todo es posible y si sigo peleando y escuchando a quienes me pueden orientar y ayudar, lo lograré.
Un día me dijo mi amigo Cesar Perez Gellida, que yo masticaba rocas y que podría con todo.
No pienso defraudarle,no pienso defraudaros, no pienso defraudarme.
Agradezco a la vida el haberme compensado todo aquello, poniendo en mi camino a muchas personas sin las que tanto esfuerzo, no merecería la pena.

jueves, 8 de junio de 2017

El color es lo de menos

Lo verdaderamente importante, es que tengas tiempo para disfrutar de la vida y tal y como está el patio, el tiempo es el verdadero artículo de lujo del siglo XXI.
Se me ha ocurrido una solución en lo que terminas de distribuir tus horas y de optimizar los recursos. Te voy a escribir una vida en la que tus días tengan por lo menos treinta horas.Una opción sería que redujeses tu actividad pero sé que eso lejos de hacerte feliz, te sumiría en una gran tristeza y eso no voy a consentirlo, porque te quiero feliz y sonriendo.
Como también sé que tu familia es lo primero para ti; en la vida que te escribiré, podrás dedicarle tanto tiempo como quieras, ya que al dedicárselo a ella, la arena de la clepsidra se mantendrá quieta en su sitio y no resbalará por el cristal del reloj, consumiendo tiempo.
Tus amigos ocupamos también mucho de tu tiempo, porque tu eres así, un alma generosa que se da sin mesura y siempre eres el hombro en el que apoyarse, la brisa que alborota nuestros cabellos y el lugar seguro donde refugiarse cuando las cosas vienen mal dadas y todo parece indicar que va a estallar la tormenta. Y la sonrisa eterna que te devuelve las ganas de ser feliz y de enfrentarte a todo y con todos.
Tienes además muchas pasiones y aficiones que te quitan tiempo cada día y que aunque son las que hacen de ti el ser especial y maravilloso que eres, he descubierto que vivir acelerado no lleva a nada bueno y que hay que saber frenar. Sino frenas tu, te frenará la vida y eso tampoco lo voy a consentir. En la vida que te escriba, tendrás tiempo de sobra para dedicarlo a todo eso que te hace sentirte viva.
Cuando termine de escribirte esa vida que te quiero regalar, me sentiré genial aunque sé que eres una mujer tan inteligente como bonita y que no considerarás este regalo como un acto de amor o de generosidad,  entenderás desde un principio que esto no es más que puro egoísmo. Quiero que nunca te falte tiempo y por ende, que nunca te falte tiempo para dedicarme a mi. En la vida que te escriba, pasaré mucho tiempo a tu lado. Pero no te preocupes, haré que sea un tiempo muy bien empleado.
Ya he comenzado a escribir los primeros capítulos y te aseguro que me estoy esforzando en que en ella,seas completamente feliz.
Cuando la termine, te la pasaré por el correo electrónico de mis mejores deseos para que la imprimas con tu impresora de sueños y de esperanzas.
La portada será una foto tuya en la que saldrás sonriendo, como yo quisiera verte siempre.


lunes, 5 de junio de 2017

Zumo de lacrimal. ESV

Me cuenta una gran amiga (excelente persona a la que adoro) que en un momento de bajón emocional, no pudo evitar que se le escapasen las lágrimas tumbada en la cama y, la perrita que ha elegido como compañera existencial se tumbó junto a ella y para tratar de consolarle, le lamía las lágrimas que resbalaban por sus mejillas.
No me ha sorprendido lo más mínimo, pues conozco perfectamente la capacidad que tienen los animales para empatizar con nosotros y cómo son capaces de intuir el estado de animo del ser humano que han elegido como compañero de camino. En este caso en concreto además, también conozco bien a ese animalito que trataba de consolar a "su humana" y doy fe de que la quiere con locura o mejor aún, de que se quieren con locura.
Algo muy parecido viví en primera persona durante mi separación matrimonial, cuando la pequeña perra que vino con mi ex mujer y que se terminó llevando con ella al destierro, se tumbaba junto a mi durante las noches más duras, frías y solitarias y lloraba conmigo, aullando lastimosamente para acompasar mis sollozos.
Años después de aquello, al volver a mi casa tras haber pasado unos meses de ingreso hospitalario y posterior recuperación en casa de mis padres,tras mi accidente de moto; Gatete (el gato que me ha tomado como mascota); no me dejaba solo en ningún momento y además de comenzar a dormir hecho un ovillo en la almohada pegadito a mi cabeza, me acompañaba en los ejercicios diarios y se entretenía jugando entre mis piernas, divertido por el torpe caminar que me produjo la hemiplejía inicial. Cuando abandoné el bastón y ya pude caminar en condiciones, creo que le privé de una responsabilidad añadida y de una estupenda diversión.
Desde niño, he tenido la suerte de convivir siempre con animales en casa. Primero con perros y despues y hasta ahora, con gatos. Y con ambas especies al tiempo, dado que eso de "llevarse como el perro y el gato" es un tópico erróneo y que le ha hecho un flaco favor  a la verdadera relación que suele darse entre estos maravillosos animales. Aquella catadora de lágrimas de la que os hablaba al principio, se lleva estupendamente con Gatete y yo creo que incluso están deseando volver a verse y compartir el cariño y la inmensa amistad que comparten "sus humanos".
Llevo tiempo escribiendo sobre los animales que comparten espacio y oxígeno con mi gente. Comparten también penas y alegrías y que nadie dude ni un segundo que los animales no entienden que hay días en los que necesitas que te den cariño, jueguen, disfruten contigo y compartan cada uno de tus segundos y otros días, en los que necesitas que respeten tu soledad. Practicamente no hay ni que decirlo. Lo saben. ojala muchos humanos tuviesen la misma intuición, compartiesen la misma ternura y nos trataran con el mismo respeto.
Y ni estoy borracho, ni me he fumado nada ni se me ha terminado de ir la fresa con el golpe en la cabeza. Simplemente cada día que pasa, más quiero a los animales. Aunque no pienso hacerme vegano ni encadenarme en la puerta de una plaza de toros. Una cosa no tiene nada que ver con la otra y respeto absolutamente todas las opciones y todas las formas de pensar. lo que no respetaré jamás es a esos descerebrados insensibles que descargan su frustración maltratando a su mal llamado "animal de compañía". Mejor solo,que mal acompañado. Y aunque no soy de odiar, no puedo evitar sentir algo muy feo hacia aquel que es capaz de pegarle un tiro a bocajarro a una inocente criatura, tenga dos o cuatro patas.
La amiga que me contaba aquel acto de amor de la perrita que trataba de enjugarle las lágrimas, me decía hoy mismo que podía escribir algo sobre estos momentos de armonía entre especies y que desde luego, los animales que los protagonizan merecen un reconocimiento público y en ello estoy, se merecen lo mejor que pueda darles y por lo menos, tratar de compartir con aquel que quiera leerlo, todo lo que me aportan desde sus nobles y puros espíritus.

domingo, 4 de junio de 2017

Reflesiones con Gardel.

No esperes nunca una ayuda, ni una mano, ni un favor.
Menos de esas personas que en contadísimas ocasiones te cruza el destino y al hacerlo,  te lleva a retractarte de la asumida y deprimente idea de que todo es mentira, de que nada es amor.
La vida da muchas vueltas, muchísimas. Esto a veces parece el puto tren de la bruja, donde al salir del túnel, te aguarda un escobazo en el hocico o una invitación formal para arder en su horno, bien untado de lágrimas y mantequilla y con una manzanita en la boca y varias cicatrices en el pecho.
Pero que más da. Hoy tengo el mate lleno de infelices ilusiones y por muy infelices que sean, he descubierto que no me importa lo que tenga que venir,ni mucho menos me importa ya lo que hizo aquella percanta,ni lo que hace, ni  lo que hará.
La vida me ha cruzado con personas que creí pertenecían tan solo a mi romántica esperanza de encontrar almas afines. Pero las he encontrado y me han ayudado a conocer mis miserias, mis limitaciones y todo lo que quisiera pulir, para conseguir estar a su altura. Y también he aprendido que aunque en un principio estas personas me pareciesen perfectas y envidiables, también arrastran sus cargas y también lloran, sufren y no todo es color de rosa.  He aprendido que en absoluto tengo el monopolio del dolor y que simplemente ese amigo tan bromista que es el destino, ha colocado algunas muescas en la culata del revolver de mi vida. Y aun hay espacio para muchas muescas más y con tesón y esfuerzo, aprenderé a que no sean más que marcas o recuerdos del pasado. Pero tengo que estar junto a los que me necesiten, como ellos están a mi lado y eso requiere de abandonar el egoísmo infantil que conlleva lo de "a mi me duele más" y "aquí y ahora porque allí y luego, me importan una mierda".
Tengo que aprender a tararear mi melodía de arrabal tan solo cuando bajo la quieta luz de un farol, unicamente pueda distinguir mi sombra y la música no haga bailar a nadie más. 
Este juego es un continuo aprendizaje y hay que estar vivo, pues las reglas cambian con cada bandoneón que se suma a la milonga.
Nadie dijo que esto iba ser fácil y aunque me encantaría sacar a bailar a la pareja perfecta, hay piezas que tengo que aprender a bailarlas solo. Pero es cierto, el día que me quieras las estrellas celosas nos mirarán pasar.
No hay prisa. Todo termina llegando, incluso lo bueno.
Quien sabe si supieras, que nunca te he olvidado, volviendo a tu pasado, te acordarás de mi.
Tomo y obligo pero me he empeñado en beber de la copa rota y eso ya se ha terminado, me ofrecen copas sin muescas ni cortantes filos y voy a degustar los mejores caldos sonriendo y renunciando a lo que no me sume. Quien quiera restar en mi vida, que se vaya a la mierda, ya sea hombre o mujer, en eso soy absolutamente paritario.
La indiferencia del mundo, que es sordo y es mudo, recién sentirán.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Justicia ESV

Esta perrita de tierna mirada, orejas gachas y un agujero en la garganta, se llama Vida.
A Vida, el humano con el que compartía oxígeno y espacio vital, le disparó un tiro a bocajarro con la única intención de quitársela de en medio y apropiárse del espacio y el oxígeno compartidos.
Y me vais a perdonar la expresión, pero hay que ser hijodeputa  (con perdón de las putas y de la madre de este hombre, que seguramente sea una santa y no creo que tenga la culpa de que su retoño se haya convertido en un monstruo).
Vale que no soy objetivo. Por circunstancias, llevo año planteándome cuanto hay de cierto en eso de que somos la especie superior y casos como este me ratifican en mis dudas al respecto. Y ya no hablemos de las guerras, la violencia de género, la pedofilia, el proxenetismo y demás lindezas con las que uno se encuentra al abrir cada mañana el periódico mientras se le indigesta el café del desayuno. Si bien es cierto que desde que era apenas un niño, yo era de los que podía ver docenas de muertos en una película sin pestañear siquiera pero siempre, siempre, lloraba cuando moría o mataban al animalito que aparecía en la pantalla.
El próximo martes día seis de junio, el autor de esta heroicidad se va a sentar en el banquillo de los acusados, ya que la justicia española ha tomado cartas en el asunto por las denuncias que contra él se han interpuesto y será juzgado por maltrato animal. Y sinceramente espero que el peso de la justicia caiga sobre él con aplastante  resultado.
Vida ya está bien. Una asociación que se dedica a ayudar a  perros, gatos y demás seres vivos necesitados, se hizo cargo de ella y le encontró un hogar de adopción provisional, donde se han ocupado de que no solo se recupere físicamente, sino de que vuelva a ver al ser humano como un amigo, no como la más sanguinaria de las fieras.
Al ver las fotos de Vida en la página de esta asociación en una conocida red social, la sangre me ha comenzado a arder, llegando casi a ebullir y quería aportar algo, lo que estuviese en mi mano, para ayudar a que se haga justicia Pero desgraciadamente ni soy policía,ni soy juez. Soy escritor...o al menos eso intento cada día.
Lo único que puedo hacer es contar su historia y tratar de que llegue a todos mis lectores y el día que se publiquen estos textos en un libro impreso, que su foto y mis palabras, sirvan de denuncia en esta sociedad acostumbrada a las aberraciones y a la crueldad humana.
Ánimo, vida. Bienvenida de nuevo. Estoy contigo.

lunes, 29 de mayo de 2017

Canciones


Hace unos quince minutos he terminado de ver una película que me ha zarandeado todas y cada una de las emociones que campan a sus anchas por el interior de mi pecho, Begin again.
Si ya en su día, no hace más de un par de años, descubrí la película Once y me pareció un golpe directo a mi conciencia, este nuevo trabajo del equipo que se ocupó de aquel emocionante y tierno film, roza la perfección 
En ambas películas, el hilo conductor es la música como necesidad vital y como energía generadora de los sentimientos más hermosos y más humanos. Porque sí, los humanos somos capaces de las más horrorosos y atroces acciones pero también de las más maravillosas y generosas. Como amar. Pero amar de verdad, nada que ver con querer. Amar de esa forma tan mágica y sorprendente que te lleva a entender de repente el funcionamiento del cosmos, el sentido de la vida y el porqué de cada cosa, de cada beso y de cada lágrima.
Con estas dos cintas, el espectador comienza pensando que va a ver unas películas románticas con buenas bandas sonoras y a medida que avanza el metraje, va comprendiendo que son  muy bonitas pero que no tienen absolutamente nada que ver con las típicas de "chico conoce a chica" o "chica pierde a chico". Esas películas van muchísimo más allá y convierten las tramas en deliciosas y continuas sorpresas, giros de guión y odas a las canciones y a las segundas oportunidades.
Las canciones que forman las bandas sonoras de estas cintas, son partes fundamentales  del elenco y
aldabonazos en la conciencia del espectador. Según se va acercando el final de cualquiera de estas dos películas, vas sintiendo la necesidad de ser mejor persona, de conocer al amor de tu vida, de darlo todo por aquel ser que te reserva el destino y, te preguntas como es posible que teniendo dentro la sensibilidad suficiente para que tu alma tarareé las canciones sin conocer ni música ni letra, no hayas sido capaz de encontrar aún el momento, con esa persona para la que sabes que vives y respiras.
Creo que todos llevamos dentro ese amor que nos hará completos y felices el día que podamos regalárselo a la persona adecuada. Regalarlo o cambiarlo por un "no te vayas nunca de mi vida". No lo sé. Pero hoy según he terminado de ver Begin Again, he llamado a la amiga que me prestó el dvd para agradecerle que intuyese el que me fuera a gustar tanto y el que me haya llegado a conocer así de bien. Después de decírselo, he encendido el ordenador para entrar en mi blog. Y escribir.Necesito escribir más que nunca pero como en la mayoría de las ocasiones en que me siento ante el teclado, escribir desde el alma. Escribir que he visto una película tan conmovedora,que sé que por muchas trampas que me ponga el destino, por muchos cepos que pise a lo largo de mi vida, un día, por fin, ella me dirá que me ama. Y todo habrá merecido la pena. Todo.
 

Farándula ESV

Y es que el teatro alimenta el alma. Y Pancho, como no podía ser de otra manera, es un macho tan guapo como glotón y no ha podido evitar "ponerse como un cocker", engullendo cuanto teatro y demás artes escénicas tiene a su alcance. Y tiene mucho que comer.
Pancho comparte vida desde hace la friolera de doce años, con Begoña Martín Prieto, actriz de la compañía vallisoletana Kul D^Sak. 
La vida de este cocker ruano, discurre entre funciones, ensayos y celebraciones de un  trabajo bien hecho. Si bien es cierto que en alguna ocasión, ha tenido que enterarse del éxito de Bego por la prensa, dado que había que coger aviones hasta los escenarios de turno y para eso, Pancho es un poco como M. A Baracus. No le gusta volar. Le gusta cantar y escuchar a Pepe, el chico de su compañera de vida, tocando la travesera. Muy gilipollas, Pancho, resulta que no va a ser porque Pepe es un maestro que toca en la Orquesta sinfónica de Castilla y León y que toque lo que toque, lo va a tocar con el corazón y lo bordará, por lo que deleitarse con su música viene practicamente de serie. Hacer los coros con acierto es ya otra historia pero Pancho tiene la suerte de que Bego es la afortunada poosedora de una voz preciosa y de que cuando cantan juntos, le tapa los gayos. No como al representante de España en Eurovisión 2017.
Pancho es un perro feliz. Adora juntarse con todos los miembros de la compañía de Bego y disfrutar de su cariño, sus juegos y su desbordante vitalidad. Todos y cada uno de los miembros de este elenco tan especial, aportan a la vida de Pancho mucho más que una caricia oportuna o una rascada de lomo.
Espero que aún podamos disfrutar de la espontaneidad de Pancho en los espectáculos que se ponen en el escenario de Madera^s House, donde siempre tiene acceso directo a escena. Y a camerinos.
La vida te va descubriendo personas y animales maravillosos y eso es lo que me ha llevado a escribir los textos para este volumen de relatos sobre los animales que comparten vida con mi gente, que verá la luz dentro de unos meses.
Aún escribiré unos cuantos más, porque gracias a Dios, a Supergato o a quien sea, tengo muchos y muy buenos amigos. De dos y de cuatro patas.

miércoles, 24 de mayo de 2017

¿Colores?

Creo que de tanto morderme noche y día las uñas del rencor y los padrastros de las consecuencias de las malas acciones, en vez de manos, terminaré luciendo dos hermosos muñones.
Y ya está .He tenido que decirlo en verso porque no me salia decirlo en prosa ni convertirlo en una buena canción, para eso ya tenemos al maestro Sabina.
En alguna ocasión, he escrito que no hace muchos años, un amigo de Puertollano me dijo que la gente odia los grises y que solo aprecia los colores. Puede que por eso siempre haya tratado de tirar del arco iris en mis sonrisas para ocultar las penas y no tener que remendar el jodido traje gris, que empieza a desgastarse por exceso de uso. Y además soy consciente de que no me favorece en absoluto,aunque lo luzca con chaleco a juego y un sombrero de fieltro para proteger las pocas buenas ideas que aún brotan de mi contusionado cerebro.
Esta canción con la que encabezo la entrada dice muchas cosas y muy bien dichas. me encanta eso de "no salgo a buscarte porque sé que corro el riesgo de encontrarte". Pero yo quiero encontrarte de una puta vez.porque  te he confundido con demasiadas y, a fecha de hoy, sigo pagando por ello.
A lo mejor, en vez de abusar tanto del gris de un tiempo a esta parte, debería combinarlo con  azules; como los ojos de una mujer muy especial que conozco, que son tan azules como grises y le quedan de maravilla. 
Hace tres semanas, conocí a una jovencita encantadora que me dijo que tenía que perdonar, que tenía que librarme de ese rencor y ese odio que tan solo me perjudicaban a mi. Pero aunque lo he intentado no puedo. Igual que no puedo fingir que soy feliz porque no lo soy. Pero tampoco soy imbécil y sé que no debería quejarme y sé que soy un tipo afortunado por tener a la gente que tengo, las necesidades básicas cubiertas y de nuevo, unos cuantos años por delante. Igual soy excesivamente ambicioso pero quiero más, quiero encontrar a esa mujer que se pasa la vida jugando al escondite conmigo y ser capaz de aportar lo que mi gente necesita de mi y de recibir lo que yo necesito de mi gente. Tampoco es tanto. Solo la certeza de que no va a haber daños colaterales ni víctimas por fuego amigo.
No quiero hacer daño a la gente que quiero.En realidad no quisiera hacer daño a nadie pero eso ya no está en mi mano. Algunos tienen que recibir lo que dan. Todo se transforma.
Quiero recuperar mi vida y no quiero escribirla, quiero vivirla. Quiero volver a ser capaz de equivocarme sonriendo y de acertar llorando. Quiero recuperar lo bueno de aquel Juan que por circunstancias he dejado de ser. Y no reniego del que soy ahora. Solo sé que me falta algo. Y eso me entristece. y me viste de gris.No quiero vestir de gris. Si eso prefiero el negro que por lo menos estiliza y siendo rubio me favorece. Pero ya veremos lo que se le antoja al diseñador divino.

lunes, 22 de mayo de 2017

Negro. ESV

El nombre del guardaespaldas felino de la joven modelo de esta fotografía es Ras, que en árabe quiere decir "negro".  Los árabes, tienen un refranero popular parecido al nuestro pero quizás el suyo es algo más metafórico y profundo. Dice un refrán árabe, que Dios hizo al gato para que el hombre pudiera acariciar al león. Y es cierto. Si Ras midiese metro y medio más y pesara trescientos kilos, no tendría que ajustarse cada noche la  funda sobaquera donde acostumbra a transportar su Beretta de nueve milímetros y un cargador completo.
Ras es el Kevin Costner de los gatos y si esta atractiva muchacha cantase, estoy convencido de que se decantaría por el conocido tema de W. Houston que sirvió de BSO para la película "El guardaespaldas".
Ras está entrenado por los servicios secretos saudies y es un verdadero experto en el combate cuerpo a  cuerpo. Lo de la pistola automática es por precaución, porque hoy en día, hay mucho imbécil y mucho mediocre que se piensa que puede abusar de los demás tanto física como psicológica y emocionalmente. Y Ras eso no lo va a consentir.
Lleva varios años trabajando a tiempo completo para Carolina, un  bellezón como su hermana Alba,con la que posa en esta foto y de un tiempo a esta parte, ha ampliado la protección a ambas hermanas con quienes tiene una afinidad total y por las que siente un inmenso cariño.
Es un gato inteligente, tan solo empatiza a más no poder con los humanos que merecen la pena.
No os sorprendáis si un día os lo encontráis apurando un vaso de leche on the rocks, mientras fuma un cigarrillo sin filtro frente a la puerta de uno de los bares de moda de la ciudad. Le encanta el cine negro, tan negro como él y, se ha visto varias veces todas las películas de Bogard.
La preciosas sonrisas de Alba y Carolina, estarán siempre a salvo con Ras.

sábado, 20 de mayo de 2017

Los jueves de ceniza

Bajo este nombre, "Los jueves de ceniza" hemos disfrutado de un "encuentro de relatistas vallisoletanos" en la casa-museo del ilustre y laureado poeta, Don José de Zorrilla.
Un jueves de cada mes, nos reuníamos en una sal de esta casa decimonónica en la calle de la ceniza e inspirados en el "motor de creatividad" o tema que se nos daba al final de cada sesión escribíamos un relato que enviábamos por mail a la organización del encuentro. Seleccionaban los tres mejores, que serían corregidos en público durante la siguiente sesión. La corrección de estilo y orto tipográfica, impartida por el personal de la empresa Índigo crea y en ocasiones por la directora de la casa museo, nos ha servido a todos para aprender mucho y limar errores, depurar estilo y aprender que la escritura, es un trabajo arduo que conlleva un alto porcentaje de sacrificio.
Con los relatos seleccionados durante los meses que ha durado esta iniciativa, se publicará un volumen de relatos "made in pucela" que se presentará el próximo 29 de junio.
Allí encontraréis uno de los que se me seleccionaron, pues aunque han seleccionado varios mios, solo se publicará uno por autor.
A continuación os dejo el último que presenté, con el motor de creatividad "te cambio un corte de pelo por uno de uñas".
Espero que os guste y que si os apasiona escribir, participéis del próximo encuentro de relatistas.
Merece mucho la pena.




El trato que lo cubrió de cadenas.
Debió haberlo adivinado en el mismo instante en el que ella se lo propuso, pero le pudo la lujuria y ya advirtieron distintos profetas, que la lujuria es uno de los pecados más comunes y que por lo habitual y recurrente del mismo, más ofenden al todo poderoso.
Lo cierto es que ella era una mujer de increíble belleza, de curvas que quitan el sueño y de maneras exquisitas. Una hembra diseñada para el placer y para volver locos a los hombres.
Aún no habían llegado a darle rienda suelta a su pasión. Siempre había surgido algún inoportuno problema en el momento más cálido y más cercano al natural desenlace. Hubo ocasiones en las que sintió que Dios lo estaba poniendo a prueba pues, después de haberse besado y acariciado hasta lo humanamente soportable, el todopoderoso siempre terminaba por encontrar la forma de enfriarlo todo. Tenía que haber comprendido que Dios había tomado su deseo y obcecación por ella, como un desafío a su poder y como falta de agradecimiento por el don que decidió concederle para ayudar a su pueblo. Y al fin comprendió. Y casi perdió la vida al hacerlo.
Aquel íncubo de largas uñas esmaltadas, con las que le había grabado todas y cada una de las letras de la palabra deseo en su espalda desnuda, de pechos firmes, apetitosos y turgentes, de melena negra que le llegaba hasta allí donde soñaba con perderse y caderas de experimentada bailarina del burdel más exclusivo de todo el país, le propuso un trato que no supo rechazar.
-Te cambio un corte de pelo por uno de uñas- Le susurro ella al oído mientras le acariciaba la cara interna del muslo derecho y lo arañaba juguetona y lascivamente justo antes de alcanzar el centro del placer más carnal.
-Lo que tú quieras mi vida, - respondió él entre gemidos de excitación y deseo.
Con aquella frase, cambió su suerte y sufrió el castigo a sus pecados.
Dalila ordenó con un gesto a una esclava, que le cortase los cabellos mientras de rodillas frente a él, lo distraía con una técnica amatoria que Sansón nunca había disfrutado aún y que a punto estuvo de llevarlo al desmayo. Una vez escuchó el metálico chasquido de las enormes tijeras seccionando la parte trasera de su leonina melena, supo que algo malo iba a suceder.
Una docena de soldados armados invadieron los aposentos de Dalila a través de una puerta oculta tras los tapices con motivos de caza, que decoraban el lado más alejado del enorme y mullido lecho. Aunque Sansón escapó como pudo de los besos y demoniacos juegos de la boca traidora de aquella perra del infierno, para enfrentarse con valentía y destreza a los enemigos que pretendían prenderlo y encadenarlo, en esta ocasión, su fuerza sobrehumana lo había abandonado por completo.
Al perder el cabello, Sansón perdió el poder que Dios le había entregado y maldijo sin cesar el no haber sido lo suficientemente astuto, para intuir lo que aquella tentación del averno había planeado.
Los caminos del señor son inescrutables y encerrado en las lóbregas y oscuras mazmorras, solo pudo rezar y pedir perdón a Dios. Y otra oportunidad para proteger a su pueblo y librarlo de las garras de los opresores.
El cabello volvió a crecer, casi a la misma velocidad que su deseo de venganza.