Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

miércoles, 24 de mayo de 2017

¿Colores?

Creo que de tanto morderme noche y día las uñas del rencor y los padrastros de las consecuencias de las malas acciones, en vez de manos, terminaré luciendo dos hermosos muñones.
Y ya está .He tenido que decirlo en verso porque no me salia decirlo en prosa ni convertirlo en una buena canción, para eso ya tenemos al maestro Sabina.
En alguna ocasión, he escrito que no hace muchos años, un amigo de Puertollano me dijo que la gente odia los grises y que solo aprecia los colores. Puede que por eso siempre haya tratado de tirar del arco iris en mis sonrisas para ocultar las penas y no tener que remendar el jodido traje gris, que empieza a desgastarse por exceso de uso. Y además soy consciente de que no me favorece en absoluto,aunque lo luzca con chaleco a juego y un sombrero de fieltro para proteger las pocas buenas ideas que aún brotan de mi contusionado cerebro.
Esta canción con la que encabezo la entrada dice muchas cosas y muy bien dichas. me encanta eso de "no salgo a buscarte porque sé que corro el riesgo de encontrarte". Pero yo quiero encontrarte de una puta vez.porque  te he confundido con demasiadas y, a fecha de hoy, sigo pagando por ello.
A lo mejor, en vez de abusar tanto del gris de un tiempo a esta parte, debería combinarlo con  azules; como los ojos de una mujer muy especial que conozco, que son tan azules como grises y le quedan de maravilla. 
Hace tres semanas, conocí a una jovencita encantadora que me dijo que tenía que perdonar, que tenía que librarme de ese rencor y ese odio que tan solo me perjudicaban a mi. Pero aunque lo he intentado no puedo. Igual que no puedo fingir que soy feliz porque no lo soy. Pero tampoco soy imbécil y sé que no debería quejarme y sé que soy un tipo afortunado por tener a la gente que tengo, las necesidades básicas cubiertas y de nuevo, unos cuantos años por delante. Igual soy excesivamente ambicioso pero quiero más, quiero encontrar a esa mujer que se pasa la vida jugando al escondite conmigo y ser capaz de aportar lo que mi gente necesita de mi y de recibir lo que yo necesito de mi gente. Tampoco es tanto. Solo la certeza de que no va a haber daños colaterales ni víctimas por fuego amigo.
No quiero hacer daño a la gente que quiero.En realidad no quisiera hacer daño a nadie pero eso ya no está en mi mano. Algunos tienen que recibir lo que dan. Todo se transforma.
Quiero recuperar mi vida y no quiero escribirla, quiero vivirla. Quiero volver a ser capaz de equivocarme sonriendo y de acertar llorando. Quiero recuperar lo bueno de aquel Juan que por circunstancias he dejado de ser. Y no reniego del que soy ahora. Solo sé que me falta algo. Y eso me entristece. y me viste de gris.No quiero vestir de gris. Si eso prefiero el negro que por lo menos estiliza y siendo rubio me favorece. Pero ya veremos lo que se le antoja al diseñador divino.

No hay comentarios: