Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

miércoles, 26 de octubre de 2016

Vis a vis

No ha sido nada fácil, pero al final lo hemos conseguido.
Ella tiene derecho a un vis a vis íntimo al mes  pero claro, solicitándolo mediante una estancia y adjuntando demasiado papeleo.
No ha resultado nada fácil homologar el Documento nacional de identidad de Nunca Jamás. Al ser extra comunitario me ha tocado hacer mil papeles y tirar de contactos en las altas esferas. Demostrar que convivo con ella, tampoco ha sido sencillo. La casa-árbol donde vivimos, se edificó en terreno rústico y no consta en el registro de la propiedad inmobiliaria, por lo que me ha tocado chantajear a un notario que de vez en cuando le pasa información confidencial sobre ciertos clientes a Garfio, a cambio de Grog gran reserva para sus fiestas privadas.
Ha llegado el día.
El funcionario ha revisado que los alimentos los he comprado en el economato de la cárcel y, no ha puesto objeción a las sábanas de raso que he traído de casa, las sábanas que nos regaló su madre hace ya unos cuantos siglos.
Campanilla está cumpliendo condena por mi culpa y lo que el funcionario no sabe , es que en el salero, ocultos bajo una gruesa capa de sal Maldon, he metido de contrabando unos pocos polvos de hadas,los suficientes para que pueda volver a volar y salga de aquí.
Yo creo en las hadas, si creo, yo creo. 
Como era lógico me han requisado el cuchillo y un funcionario me ha metido en un cuartito donde me ha despojado del gorro, el jubón y las calzas para proceder a un registro completo. No sé que esperaba que tratase de pasar oculto en cierto orificio, pero al menos ha tenido la delicadeza de susurrarme palabras bonitas mientras procedía a su inspección.
Me han dicho que llegará en un par de minutos y que tenemos hora y media antes de que los funcionarios vuelvan a buscarla. Tengo el tiempo suficiente para amarla una vez más y para cubrir sus alitas con los polvos que le devolverán la libertad. Si me sobra algún minuto, antes de salir volando, aprovecharé para decirle lo enamorado que estoy de ella, lo extremádamente hermosa que me parece y lo increíblemente perfecta que es. Debe quedarle claro que creo en las hadas pero por encima de todo y de todos, creo en ella.
La celda preparada para este tipo de visitas es de todo menos romántica. Siento no haber traido unas flores y unas velas. Al menos está limpia. El colchón parece bastante aséptico.
Lo único que me va a joder un poco es tener que abandonar aquí mi cuchillo, es un regalo del jefe indio pero bueno, más se perdió en Cuba y vinieron cantando.
Ahí llega ya, por lo que veo ha conseguido que la respeten, sigue estando preciosa y su sonrisa y sus ojos al mirarme, siguen transmitiéndome lo que me transmitieron el día de verano en que que la conocí, en aquel jardín encantado.
Parece que fue ayer, pero han pasado muchos años, muchos niños perdidos y muchos combates con Garfio. Es cierto que hubo alguna sirena que casi me confunde y que cierta piel roja estuvo a punto de dar al traste con todo, pero si soy completamente sincero, he de decir que nunca he conocido a nadie como ella y que sé que nunca conoceré a nadie así; es absolutamente perfecta. Guapa, cariñosa, buena, inteligente, culta, amante de los animales y de los niños,incluso de los que nunca se han perdido. Yo me perdí una vez, pero ella me ayudó a encontrar el camino de vuelta a todo.

No hay comentarios: