Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

domingo, 30 de noviembre de 2014

La noche y el misterio.




Antes de que comience la lectura, he de avisar de que este es un relato erótico, un cuentecito en el que me sumerjo en un estilo que no suelo frecuentar, por lo que muchas personas pueden sorprenderse. Está escrito con todos mis respetos y no es más que un ejercicio literario, no hay que buscar la relación con la vida del autor.
Espero que nadie se sienta ofendido.

Me sumí en un sueño muy profundo y estuve a punto de no despertar, pero lo hice y sobre mi cama encontré recostada junto a mí a una hermosa gatita que me lamia el dorso de la mano y ronroneaba intensamente durante mi convalecencia en aquel hospital.
No sé quien la dejó entrar en mi habitación y aunque celadores y enfermeras trataron de echarla, siempre conseguía zafarse de sus perseguidores y terminaba volviendo a acostarse junto a mí.
Me trasladaron a casa en ambulancia y la gatita me acompañó hasta el vehículo y después de restregar su carita contra la mía, se marchó de un salto y me sacaron de aquel recinto al que siempre asociaré con recuerdos felinos
El tiempo pasó muy deprisa a partir del día en el que me concedieron aquella condicional sanitaria.
Recuperé mi vida, en todos los sentidos y comencé  a trabajar y a salir con los amigos.
Todo transcurría de forma relativamente normal hasta que conocí a una chica morena y preciosa, que se llamaba Bastet.
Bastet era un espíritu libre y por avatares del destino, decidió al igual que aquella gatita del hospital, recostarse junto a mí y compartir mis noches.
La primera de las noches Bastet se desnudó, mostrándome lo increíblemente hermoso y atractivo de su cuerpo.
Las proporciones eran francamente perfectas y poseído por una pasión desmesurada me lancé enseguida a saborear sus pezones que en el acto estuvieron erectos ante las acometidas de mi lengua y mis labios.
Recorrí con la lengua toda su anatomía, deteniéndome unos segundos en aquellas nalgas pequeñitas y bien torneadas y después llegué hasta allí de donde ya no quisiera alejarme nunca.
Encontré rápidamente su clítoris y me deleité saboreando todo lo que albergaban aquellos labios vaginales.
Ella se entregó al placer y juraría que antes de que llegará al orgasmo creí haberla escuchado unos gemidos excesivamente similares a los ronroneos de mi gatita hospitalaria.
La penetré con mucha delicadeza y Bastet dejo salir su naturaleza felina, arañando mi espalda con sus uñas mientras hacíamos el amor.
Sonreía de forma misteriosa y aquella sonrisa me terminó de enamorar por completo.
Hicimos el amor en varias ocasiones a partir de aquella noche y de alguna manera comprendí que aquella morenita de perfectas caderas, me ocultaba un secreto.
Al ser un espíritu libre comprendí que solo podría poseerla dejándola toda la libertad que necesitaba y lejos de alejarnos, aquella libertad nos unió más.
Obviamente yo tenía miedo a que olvidara el camino a mi casa o a que se cansara de mi cama, pero hasta el momento sigue viniendo noche tras noche y maulla durante cada coito.
Juraría haber descubierto una expresión muy familiar en su rostro antes de comenzar a lamer mi glande, como golosona y hambrienta al mismo tiempo y yo dejé que comiera cuanto la apeteciera, dado que no encuentro mayor placer en ningún otro acto como el de su succión.
Esta mañana he releído uno de mis libros sobre mitología y casi sufro un infarto al descubrir que Bastet era una diosa egipcia con cabeza de gato, que velaba el alma de los moribundos y simbolizaba la noche y el misterio para aquella cultura.
Todo esto no era casual, Bastet es aquella gatita que descubrí al salir del coma y cada noche desde hace unas semanas. hacemos el amor de forma tan adorable como anormal.
Bastet es más gata que diosa, quizás su divinidad radica en que cada vez que abre las piernas, encuentro entre sus muslos lo mejor de lo humano y lo felino.
Eyaculo toneladas de amor dentro de ella pues se que nuestras especies no podrán reproducirse jamás.
Miramos la luna juntos y en sus caricias imagino los vestigios de una religión pasada.
Soy un ferviente discípulo de Bastet, en ella creo y a ella amo.
Estoy deseando amarla de nuevo esta noche y profesar mi fe en su boca generosa.



jueves, 27 de noviembre de 2014

Ni soldado ni marinero

Ya ven ustedes, lo cierto es que no pertenezco a ninguno de esos dos nobles y antiguos oficios.
No doy la talla para una cosa y me mareo incluso en la ducha, en el mar ni podéis haceros una idea, lo mio con esto de las letras es la salida más honrosa.
Escuchando la letra de esta canción me descubro constantemente asintiendo con la cabeza, ya que empatizo mucho con el personaje del que habla.
Será porque también camino despacito, ya que descubrí a lo burro que las prisas no son nada buenas.
Soy muy de chaquetas (con camiseta, eso si) pero a mi me enseñaron de pequeño que un caballero no se quita nunca la chaqueta, a no ser que sea para cederla a alguien que esté pasando frío.
También es verdad que después de un invierno malo, suele venir una mala primavera, pero eso mola porque entonces el verano fijo que vendrá cojonudo.
Sonrío al escuchar que este personajillo con el que empatizo tanto, eligió a la más guapa, y a la menos buena. No es mi caso, lo cierto es que en mi caso suelen elegir ellas y hasta la fecha prevalecen aquellas que son muy guapas sobre las que terminan saliendo "menos buenas". Digamos que soy un tipo más que afortunado, aunque de todo ha habido, como en botica o  en el Hipercor.
Si habéis leído el cuento de Peter Pan o habéis visto la película,  Peter pasa bastante de las sirenas, asi que conocer a una más o menos le iba a terminar dando lo mismo.
Joer con Peter Pan, menudo "sobrau", está la cosa para hacer ascos a las sirenas, sobre todo sabiendo que campanilla va más a su rollo.
No se este señor del que habla la canción que sería capaz de hacer con una princesa india, pero os aseguro que Peter habla arapajoe en la intimidad, como Aznar ¿o era catalán? si es que me hago un lío tremendo con estas cosas yo solito.
Puesto a ser soldadito y marinero, vamos, de la armada, que se enrole en el barco de garfio, que seguro que termina siendo como "El barco" ese de Antena3, que aquello era una casa de...citas.
En cualquier caso me gusta esta canción y muy a mi pesar la he tenido que descartar del próximo espectáculo con Oscar, ya que no podemos llevar setecientos temas cada uno, no preocuparse que no creo que sean más de diez o doce en total, entre otras cosas porque aunque mi logopeda me dio mucha caña y se lo curró un montón, ahora hablo más bajito y parezco el Ozores ese , que se me entiende lo justico.
A ver si aprendo a dosificarme, que vale que yo necesito escribir, pero vosotros no me necesitáis a todas horas, no quiero convertirme en un cansino del mundo blog y mucho menos hartaros con mis historias.
Podría pasarme la vida escribiendo homenajes a su belleza, pero lo voy  a dejar aquí por hoy.
Nos vemos por el ciberespacio, que suena guay y además no hay fronteras ni aranceles.




domingo, 23 de noviembre de 2014

Frente a frente

En mi espectáculo con el inconmensurable pianista y amigo Oscar Lobete, "Canciones para una noche en vela" donde desgranábamos (os prometo que no destrozábamos) las canciones que más habían marcado ciertos momentos de nuestras vidas, yo revisando las letras y escribiendo textos explicativos sobre las emociones aparejadas a cada una de ellas, Oscar imprimiendo su esencia a las partituras de esos temas, esta con la que abro esta entrada,fue una de las que incluimos en el repertorio.
Ahora estamos ya preparando una segunda parte que hemos decidido llamar "Canciones para una nueva vida"...por circunstancias obvias.
De todas formas este "Frente a frente" interpretado por el "maño de oro" o sea, el increíble Enrique Bunbury, es una canción que bien podría formar parte de esta nueva entrega de nuestras rayadas más personales, ya que se que en esta vida o en cien más si las viviera,  sería banda sonora de todas ellas.
Cuando uno vive el amor como decidí vivirlo yo, las separaciones siempre duelen y frases como "solo quedan las ganas de llorar al ver que nuestro amor se aleja" es como si me las hubieran mandado copiar cien veces en el cole de la vida.
Pero no pasa nada, porque cada mujer que se termina marchando me deja algo muy bonito en el alma y el día de mañana se que solo tendré que tratar de plasmar ese collage en un libro para que esas aportaciones suyas se conviertan en algo chulo para todos.
Soy un tipo feliz, estoy feliz y aprendo deprisa. 
Como es lógico echo de menos a todas las que se fueron, a mi "caderitas", mi florecilla, mi pequeñita (menos a Campanilla, que estará siempre a mi lado) pero tengo una gran ilusión por conocer a las que han de venir, hasta que me cruce con la que será definitiva, que estoy convencido de que me espera en alguna parte, e incluso de haberla conocido ya, pero esperar el momento adecuado forma parte de este juego y lo esperaré lo que haga falta, ya no tengo prisa para nada.
Mientras pueda escribir, el amor será un tema recurrente en mis textos, lo siento, pero igual si me apasionara la matemática estaría escribiendo constantemente sobre progresiones geométricas.
No es el caso.
Espero que a mi gato no le parezca mal.


jueves, 20 de noviembre de 2014

Gatojazz

Viendo que el tipo este con el que vivo, ha pillado la costumbre de encabezar cada entrada con un videoclip yo no voy a ser menos.
He aprovechado que se ha dejado el portátil encendido para decidirme  a escribir algo y que se le quite ya esa estúpida idea de ser el único escritor de la casa.
Claro, que si no se lo demuestro, en vez de comprarme una máquina de escribir, me comprará otro puto juguetito o un ovillo de lana, que mola, pero termina siendo muy cansino.
No me quejo, se que me quiere, yo a él también, pero me castró y fijo que si llega a ser a la inversa no me lo habría perdonado nunca
Le revienta que toque sus guitarras y aunque se piense que lo hago para afilarme las uñas, en realidad es que mi digitación o la practico o me puedo ir despidiendo de tocar jazz.
Me mola el jazz.
 

Este video de Nina Simone me parece de lo mejorcito que hay en youtube.
Por cierto, no entiendo que pasa, he empezado a escribir "you" en la barra de arriba, y me ha salido directamente "youporn" . Al principio pensé que le había dado a algo con una uña o con el rabo, pero que va, sale por defecto.
Este chico debe tener un problema, aunque luego no le va nada mal, que a veces soy yo el que piensa en castrarlo, porque no se da cuenta de que yo también sufro cuando alguna de esas mujeres tan fenomenales y tan cariñosas dejan de dormir con nosotros.
Recuerdo a una especialmente, que metía a dormir con nosotros a su perrita y vale que no era de mi especie, pero tenía su aquel y no mordía.
Me refiero a la perrita claro, se que ella le tenía tontito perdido, que muchos días me daba hasta asquete lamerle porque estaba babeando constantemente.
Me hago la cola un lío (perdón por la expresión, pero es que Juan habla muy mal) con tanta "Campanilla" y tanta "florecilla", "pequeñita", "caderas", "sonrisas" y demás nombres ficticios.
Joer a él que le gustan tanto los Violadores del Verso, debería hacer caso a esa canción que me pone a todas horas "Las cosas por su nombre".
Mi vida es bonita aquí, aunque no se a que espera para hacerme una copia de las llaves o a acostumbrarse a dejar la ventana del dormitorio abierta, que es una entreplanta coño, para mi no es altura y también me mola salir, que el coge la puerta e igual no vuelve en dos días.
La última vez ha estado fuera casi seis meses y ha debido de ser un fiestón, ya que ha venido muy desmejorado el pobre, pero ya va recuperando, cosa que me alegra, porque daba penita verlo.
Me pone comida y agua a diario y ni siquiera me pregunta si me gusta el Ribera de Duero, menos mal que puedo chupar las copas en el fregadero.
Lo bueno es que se que una de sus amigas se ha hecho con una gatita y he visto una foto de wasap mientras se duchaba, (Juan, no la gatita, que nosotros no estamos tan salidos com los humanos)
Creo que voy a esperar un par de meses y le daré la barrila para que invite a Bea y a su gatita a venir a casa...y de paso aprovecho, que como estoy castrado me voy a ahorrar una pasta en condones, pero al menos me ha dejado lo más importante.
Tengo un arenero muy hermoso, no es la playa de Tarifa, pero tengo un montón de arena para mis cositas.
Me acaricia y me besa tanto, que me estoy empezando a preocupar, a ver si v a ser un zoófilo de esos.
Que se pille una oveja si quiere, pero a mi que ni me toque, que tengo unas uñitas perfectas para afilarmelas en su palito.
Se que no soy Neruda ni ninguno de esos que le molan a él, pero esto de escribir comienza a gustarme.
Si es que todo se pega menos la hermosura...menos mal que yo tengo los pelos del bigote del mismo color y los ojos mucho más bonitos que los suyos.
Volveré a pasarme por aquí en cuanto se vuelva a pirar con prisas,hoy solo quería experimentar con esto  y de paso saludaros.
Los humanos sois todos muy rarete, pero me gustáis.
¡¡¡Poder felino!!!



miércoles, 19 de noviembre de 2014

Escribiendo, que es gerundio.


Esta mañana he escuchado en la radio, entrevistada por mis amigos  Bea, Fernando y Guizmo Pucela, a una jovencísima escritora que con 22 años,presenta una novela con muy buena pinta.
Mola.
Me he sentido muy identificado con ella, ya que decía en la entrevista que escribe por necesidad y que al escribir, lo hace porque en ocasiones espera que suceda algo y como no sucede, lo escribe.
Y ya le dije una vez a una personita muy especial "si no eres feliz con tu vida, dilo y te escribo una".
Escribir es lo que tiene, que a veces te puede mejorar la vida o crear una serie de experiencias que estás deseando vivir y por circunstancias aún no ha sido posible.
Concibo la sensación de sentarme al ordenador como escuchar esta canción y vivir este videoclip de mis queridísimos amigos de Cosmic Birds.
La vida puede ser un estupendo compendio de escenas preciosas y en ocasiones se cuelan algunas escenas desagradables, pero forman parte de vivir y el montador del metraje no va a eliminarlas por mi cara bonita.
He tenido la suerte de participar y organizar diversas actividades con blogueros literarios en la Feria del libro de Valladolid.
Siempre es emocionante, porque además de aprender un montón, siento que hay muchas más personas por ahí con inquietudes muy parecidas a las mías y eso ayuda, y mucho.
Esta novelista de 22 años de la que os hablaba al principio hacía hincapié en la entrevista de la importancia de las redes sociales para ella y aunque es muy activa en Twiter, solo va colgando "píldoras" sobre sus escritos, versos y cositas pequeñas.
Yo he cogido la costumbre de compartir cada entrada en mi facebook, ya que así llego a mucha gente que pasa de brujulear por la red y aprovecha lo que tiene más a mano, cosa por otro lado muy razonable y humana.
De hecho se nota en los comentarios del blog, ya que aunque siguen apareciendo ocasionalmente al final de cada entrada, es mucho más normal que la gente lo haga directamente en el facebook, bien por la sencillez del sistema o bien por estar más familiarizados con ello.
En cualquier caso siempre son más que bienvenidos, exceptuando aquellos escritos con mala leche y no me refiero a los comentarios críticos, las críticas enriquecen siempre y cuando sean constructivas, me refiero a algunos comentarios que aprovechan la oportunidad que brindas bajando la guardia, para hacer mofa y escarnio sobre cosas que nada tienen que ver con lo escrito.
Uno es consciente de la exposición a la que se somete al hacer públicos sus textos, ni vas a gustar siempre, ni vas a interesar por fuerza, simplemente te conviertes en el blanco de algunas personas que creo que dada su pasión por escribir comentarios dañinos y para nada concisos, deberían de abrirse su propio blog y escribir en él todo aquello que les emponzoña por dentro, ya que de no sacarlo les puede provocar una infección terrible.
Hay gente muy buena escribiendo en Blogs, como mis amigos Carlos o Ivan, (por mencionar a alguno) que han generado una legión de seguidores y de paso corroboran con ejemplos todo lo escrito y dicho sobre lo importante de este nuevo espacio literario.
"El mono se eleva" o  "Mis medias mentiras" recogen textos de una gran calidad.
Lo bueno de estos blogs es que su lectura es más que llevadera y como nos pasamos el día con las narices en la pantalla del ordenata, bien por curo o bien por ocio, lo tenemos todo a tiro de ratón y dependiendo del día, podemos leer durante horas o simplemente  diez minutillos.
No lo hago por interés propio, solo por que creo que merece la pena, así que os recomiendo leer a los bloguers que pululan por la red
No todo vale como es lógico, pero aquellos que tengan más de diez mil o doce mil visitas, ya indican que algo chulo debe de haber.
Disfrutad del temita colgado al inició de la entrada, es una chulada.

martes, 18 de noviembre de 2014

¿Podrémos?

No me mola la política, de hecho odio discutir sobre ella y se que en todos los cestos hay manzanas podridas.
Tengo la suerte de conocer a políticos que en efecto son funcionarios públicos y trabajan para y por el pueblo, creo que esa acepción de político como servidor público se ha desvirtuado con el paso del tiempo, pero aún hay muchos que creen en ese ideal griego.
Este tema para nuestra desgracia es cada día más actual, escuchad bien la letra, no tiene desperdicio.
Fijo que mi amiga Noe también se lo escucha bastante, le pega mucho y a muchísima gente de todos los ámbitos.
Creo que hoy por hoy seremos los ciudadanos los que terminaremos solucionando las cosas, no confío demasiado en las propuestas excesivamente "buenrrollistas" pero tenemos que acaparar toda la esperanza posible.
No hay derechas ni izquierdas y me sirvo copas de ambas jarras, puesto que en ambos lados hay propuestas muy interesantes y a fecha de hoy hay que saber encontrar lo necesario en cualquier parte.
Lo importante es reconocer que el Ser humano es un animal susceptible al entorno y al medio y tiende a sobrevivir y a adaptarse.
Es un momento de rabia, pero se está luchando para salir de esa crisis en la que no debimos entrar y hay gente trabajando y mucho para que recuperemos la ilusión.
A pedradas será muy difícil conseguir cosas, pero es cierto que la unión hace la fuerza y que los ciudadanos somos una fuerza de choque impresionante.
Paso tanto de la violencia como de la política, la violencia solo engendra violencia, aunque hay que dejar claro el principio de "acción-reacción" para auyentar depredadores, ya lo decían los romanos: "Si vis pace, para bellum":si quieres paz, prepara la guerra.
Mi voto de confianza para muchos que ya están trabajando en superar problemas y en ofertar lo mejor de lo mejor y para aquellos que se van sumando al pelotón.
No odio a la clase política, es necesaria, detesto a los que carecen de escrúpulos y arramblan con todo.
Una cosa es que me identifique con un personaje de cuento y otra muy diferente es que me crea todos los cuentos.
Este es un blog literario, no de opinión, pero en ocasiones hay que tocar ciertos temas, porque la literatura es una hermosa manera de plasmar la realidad de las cosas.
No quisiera suscitar polémicas y aviso que eliminaré cualquier tipo de comentario ofensivo o malintencionado, no me posiciono con nadie, tengo grandes amigos en todos los "equipos de esta liga" No me gusta el insulto gratuito como forma de reivindicación, soy más de buscar vías de solución.
Siento esta chapa, pero ya os lo dije, he vuelto y además no escribo desde el "manierismo", no siento cátedra con ninguna afirmación ni lo pretendo, tan solo me gusta vivir y pensar.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Volando voy

Ya lo dice la canción:"si acaso quieres volar, piensa en algo encantador" y ¿cómo no voy a levantar el vuelo otra vez? si ya solo puedo pensar en cosas bonitas, como la cantidad de buena gente que me rodea.
Ya se acabó el mirar atrás e intentar volar, ahora he vuelto a desempolvar mi traje y aunque me quede pequeño me da igual, no me lo pondré para desfilar en una pasarela, si no para contemplar otra vez el mundo desde arriba. de todas maneras si quisiera desfilar, tengo quien me aconseje y desfile conmigo llevándome de la mano, para no darme con el techo.
Se ve todo mucho mejor y las noches estrelladas son una auténtica gozada.
Desde arriba las flores son incluso más bonitas , los senderos más visibles y los peligros menos aterradores.
Vuelvo a volar, soy feliz otra vez, incluso más feliz que nunca ya que al abrir el tráfico aéreo y conseguir la renovación de la licencia de vuelo,  tengo más ganas de volar que antes.
Esto es maravilloso y os aseguro que no solo vuelo sobre el teclado de mi ordenador, vuelo sobre la vida, con cuidadito para evitar volver a dejarme los morros en el suelo, pero disfrutando de la ruta y aprovechando cada corriente de aire.
No tengo miedo a las turbulencias ni a que me derriben, solamente cierro los ojos y me elevo,sintiendo la brisa en el rostro, sensación que casi había olvidado ya y además de ser muy agradable, me deja el cutis como el culito de un bebé.
Voy a volar otra vez con mi querido Oscar Lobete en un nuevo espectáculo donde mis textos y su piano volverán a subir a un escenario y se que esta vez será muy, muy especial para todos.
Estoy abriendo un nuevo recorrido en un espectáculo con la muchacha de las caderas más bonitas, donde su forma de bailar evidenciará la posibilidad de acercar culturas que durante siglos han coexistido y de un tiempo a esta parte, vuelven a poner distancia.
Estoy tan feliz y tan lleno de vida que no necesito abusar del polvo de hadas de mi Campanilla, quien se que siempre volará junto a mi, aún en los trayectos más difíciles.
Ahora mismo siento que tengo muchísimo que contar, por eso estoy tan prolífico, pero me voy a dejar ya de cosas tristes o excesivamente sensibleras. Sigo siendo un tipo sensible, gracias a Dios, pero si hay que llorar, que sea de emoción ante la belleza que encierran tantas y tantas cosas.
Mi novela va viento en popa, a toda vela y como escribió aquel:no corta el mar, si no vuela, mi "tremendo folletín".
Mi gato es quien me la va revisando para corregir los errores gramaticales y de estilo, por eso será "literatura felina"-
Luego están las redes sociales, donde he encontrado mucho compañero de viaje dispuesto a afrontar tormentas y vientos huracanados a mi lado.
Internet puede ser un estupendo libro de navegación, donde las cartas aéreas te acercan a todas partes en cuestión de segundos, y te permiten llegar a los que estúpidamente pensamos que están lejos.
Lejos puede que "en el tiempo o en el espacio", que dirían en "Airbag" pero solo hay que volar un click con el "super-ratón" del ordenador y estarás donde quieras.
La vida mola, si uno se decide a volar y no se queda agazapado tras un arbusto, agarrándose las rodillitas y balbuceando o lamentándose.
Os invito a volar y os aseguro que merecerá la pena.
No soy un niño perdido, ni un eterno adolescente, solo un tipo bajito con mallas ajustadas y una pluma en el gorrito, que necesita volar y enamorarse, para que el mundo pase de tratar de ensartarle a todas horas con su espada.
Hoy quiero compartir con todos mi alegría y para ello este blog es la forma más sencilla.
He vuelto, está vez de verdad. Soy yo otra vez.
Le pese a quien le pese, a mi no me pesa lo más mínimo.  





martes, 11 de noviembre de 2014

Grande el señor Kase. O.

Pues aquí estoy one more time amigos.
Solo escribo para contaros que ya he recuperado el valor y no temo enfrentarme a según que recuerdos.
Os debo esto a muchos de vosotros...y de vosotras of course.
Escribir como podéis apreciar, cada vez es más necesario para mi y como me dijo mi neurólogo, la literatura me ha salvado la vida. Mola.
Voy a hablaros de lo vivido, aunque trataré de no deleitarme con algunos detalles que no proceden aquí.
Ha sido muy duro, mucho, pero la vida consiste en enfrentarse a las cosas de la mejor forma posible.
Tuve un accidente de moto en un momento en el que no entendía bien las cosas y en el que mi vida se me antojaba desgraciada. Que equivocado estaba.
Un día me desperté dolorido y confuso y resulta que despertaba de un coma y no etílico precisamente.
A raíz del golpe y para mi fortuna perdí la memoria, el acojone de verdad llegó al escuchar que antes del coma estuve en muerte clínica y durante unos minutos me habían desahuciado y no del piso.
Nunca he sido de correr, ni tan siquiera con una moto, soy más de Mus.
Resulta que me la pegué porque mi cuerpecico serrano (como un buen jamón) no pudo soportar el ritmo al que le sometía y agotado por el exceso de curro y de vida social, sufrí un desvanecimiento de apenas un segundo con la mala fortuna de perder el control de mi "Halcón milenario" (la única moto que alcanzaba "velocidad absurda") y al hacerlo introduje la rueda delantera en el separador del carril bici, a escasos 600 metros de mi casa.
Aunque llevaba un casco precioso de Vespa, de poco me sirvió, ya que en el impacto rompí el casco, me rompí la nariz, los dientes, la órbita del ojo, el maxilar y una costilla. Anda que si no llevo casco la preparo y aunque alguno lo piense no lo hice para asegurarme una serie de cirugía plástica, me podían haber puesto de paso la nariz de Brad Pit, pero me recolocaron mi pimiento berciano..
Las fracturas me la refanfinflan, aunque dolorosas lo peor fue la hemiplejía lateral que se me generó a raíz del golpe.
Cuando descubrí que no podía mover ni brazo ni mano izquierda, amén de la pierna, me entró el mayor de los agobios, al temer que no podría volver a escribir.
Ahí es donde entró en juego mi queridísima Teté, mi fisioterapeuta cañón.
Al darme el alta en el hospital me trasladaron en silla de ruedas a casa de mis padres. De hecho tenían que atarme al respaldo porque perdía el control sobre mi equilibrio y me iba al suelo, a por setas supongo.
Me acojoné y no quería ver a nadie, pero Teté me hizo currar de lo lindo y nunca he dado un paso para atrás, yo como un legionario, que hay que salir de la trinchera, pues se sale silbando.
Además de la recuperación física me tocó la recuperación cerebral y entre neuróloga, terapeuta ocupacional y logopeda me devolvieron al mundo.
Mi pedradita particular sigue aquí eso si y ya le dije a la logopeda que nunca pronuncié la R, así que no debía tomárselo como nada personal, bastante que consiguió que recuperara la voz, que con mi tamañito y la voz pitufada solo veía posibilidades laborales cantando la lotería de navidad.
El caso es que me diagnosticaron una lesión "Difusa axonal" como al piloto este, Bianchi, que al parecer deja un 90% de muerte directa y muchos vegetales y según los médicos ha sido milagroso, pero no soy merecedor de milagros, se que ha sido por el cariño y el apoyo de toda mi gente que me mandaba constantemente su energía.
Mi florecilla y Campanilla no me dejaron a solas y siempre encontré en ellas una sonrisa y mucho ánimo, aunque temí quedarme solo, pero gracias a Dios, no lo estoy  y me he encontrado con unas caderitas de escándalo.
Creo que mi suerte continua.
Sin el tremendamente cariñoso apoyo de mi familia, no hubiera ido a ningún lado y es sorprendente la de cosas que damos por sentadas y que descubrimos realmente al pasar por algo así.
Mi vida es suya y se han volcado.
Lo peor es haber perdido  mi padre durante el proceso de recuperación, pero me consuela saber que se fue tranquilo por mi parte.
Tras superar el bajonazo y gracias a la paciencia y al cariño de las personas con las que trabajo, volví a ponerme las pilas, aunque entre otras muchas cosas, ahora he aprendido a delegar.
Ya estoy bien, dentro de lo que cabe claro y tan solo me queda un escaner cerebral en diciembre para confirmar que todo ha ido tan estupendamente como parece.
Yo me siento bien y estoy más prolífico que nunca y he recuperado la sonrisa y el humor y ya disfruto de nuevo de la vieja guardia (siempre a mi lado) y de mis Vesperdidos (os quiero chicos)...y del amor.
Este es mi renacimiento y la verdad es que por tamañito paso por bebé, aunque la barba no ayuda.
Con esto cierro esta temporada y como le dije a mi queridísima psicóloga, no estoy enfadado por el accidente, estoy agradecido. Ahora entiendo la vida y la aprecio en lo que vale, que es mucho.
Vuelvo a escuchar música a todas horas y mi gato y yo, somos tremendamente fans de los Cosmics Birds, a cuyo bateria encontré por sorpresa en el hospital y a quienes hice inaugurar con su nuevo cd el que es mi nuevo hogar.
No he querido hablar de esta experiencia hasta hoy. No me atrevía y me aterra dar pena a la gente, no quiero dar pena, soy muy feliz.
Muchísimas gracias a todos por estar ahí.
Estoy con una novela muy avanzada y prometo no introducir en ella referencias a todo esto,lo juro y nunca incumplo una promesa.
Prometo quedarme unos años más.



lunes, 10 de noviembre de 2014

Ya empiezo a peinar canas.

Y no me van a quedar más cojones que ir madurando de una vez.
Creo que el tiempo pasa muy deprisa (menos cuando duele) y por mucho que quiera obviarlo, la realidad de la vida me está despojando de esa fantasía de ser un personaje de cuento que no crece.
Bueno...por desde punto de vista físico la verdad es que no soy el tipo con el crecimiento más asombroso del mundo, pero en cuanto a la madurez emociónal, creo que en estos últimos meses he pegado un estirón tremendo, de hecho no me sirve casi nada de lo que me pasaba por la cabeza antes.Me quedan "pesqueras" mis antiguas emociones e ideas.
Cierto es que como ya he citado una vez, la vida pasa y pesa, pero los que debemos pasar por la vida sin cargarnos de pesos innecesarios somos nosotros.
Los que tengáis un animal de compañía en casa sabréis que es sorprendente la comunicación que se puede establecer cruzando unas miradas con tu perro, o con tu gato como es mi caso.
Forma parte de mi vida y el sentirme responsable de su seguridad y felicidad creo que es lo más parecido a ser padre a lo que me he enfrentado hasta la fecha (no tengo hijos, no se me da muy bien hacerlos, aunque lo he visto en películas) 
De todas formas en toda mi vida solo he tenido un momento en el que me he planteado tener un hijo, pero eso fue porque creí haber encontrado a la madre de mis hijos, después visto que el tema bebé no cuajó la propuse hacernos con un corzo, dado que ya dormíamos con un gato y una perrita en la misma cama, pero nada, ni siquiera un corzo.
Creo que identificó con acierto mi falta de madurez aún y decidió que cada uno mejor en su casa y con su animalico.
Lo más duro fue separar a los bichicos, que aún siendo perra y gato, se llevaban fenomenal y era muy gracioso verlos juntos.
Así que hasta hace muy poquito compartia piso tan solo con mi gato y lo cierto es que aquella que duerme con nosotros ahora, ha tenido que pasar la criba de mi gato y francamente; prueba más que superada, mi gato la adora, no sabe nada el jodio.
El caso es que ser un gato es guay. Maduran en muy poquito tiempo y aunque el mio ya es un machazo adulto y maduro, aún a ratos tira de su lado infantiloide y se lo pasa como un enano.
Que pena que uno no pueda uno hacer lo mismo sin temer perder el curro o sin que la policía no insista en acompañarte a un castillo muy especial y no de cuento precisamente.
De todas formas madurar mola, si no eres una pieza de fruta claro.
Tendré que despedirme de Campanilla y de mis niños perdidos.
Ahora toca crecer.
Bueno, Campanilla siempre estará a mi lado, lo se.
.

domingo, 9 de noviembre de 2014

La flor más bonita.

no habla italiano y es una lástima.
Digo que es una lástima porque si lo hablara, entendería lo que quiero decirla con esta canción.
Mira que cuando vivía en Italia a este cantante lo llamaban "il fattone" (el drogata) y yo creo que lo es como yo, un yonki de las emociones.
Una vez mi florecilla me dijo que yo necesitaba estar enamorado para vivir y como de costumbre acertó en su razonamiento. De hecho siento que estoy vivo cuando me enamoro, de otra forma me falta algo, me falta la vida y fue al perder el amor de mi florecilla cuando sucedió todo, cuando mi Vespa decidió echarme un cable y sacarme de aquí, porque la quise y mucho, pero ahora que se me ha concedido esta segunda oportunidad resulta que ha venido con un amor muy especial y generoso que entre otras cosas hermosas y que demuestran su generosidad, me ha dicho que no deje de querer a quien quiero y es curioso, porque no soy capaz de hacerlo.
Antes de que me diera por purgarme el espíritu a base de puñetazos y cabezazos literarios escribí que el amor en mi, no se crea ni se destruye, simplemente se transforma.
Te sigo queriendo florecilla, y te querré siempre, como dice la canción que he colgado en esta entrada " la vida sigue, sin nosotros dos" como pareja.
Estuviste a mi lado cuando todo se volvió oscuro y para mi eras un "lugar seguro" y lleno de luz.
Simplemente aprendí que el amor no se puede suplicar, adopta formas como el cariño o la amistad y se que en ti tengo ambas cosas a raudales y tú las tendrás en mi toda la vida, o lo que me dure esta nueva vida.
A las personas que quiero solo deseo verlas felices, ya me conoces, estaría dispuesto a cualquier cosa para garantizar la felicidad absoluta de aquellas que durante un periodo de tiempo decidistéis formar parte de los títulos de crédito de mi película.
No puedo evitar teneros a todas presentes y se que esta mujer que ahora me colma, lo entiende como lo que es, a igual que mis lectores.
No pretendo más que añadir personas estupendas a mi tránsito por este mundo y cuando decidan que ya han recorrido su tramo del camino conmigo, no quiero olvidarlas ni dejar de quererlas, de hecho durante la caminata pueden vaciar mi cantimplora de sentimientos porque se que  encontraré un fuente donde rellenarla.
¿Qué me paso el día escribiendo sobre estas cosas?
Pues si, pero os aseguro que podría escribir sobre casi cualquier cosa  y de hecho esa es mi forma de ganarme el pan diario, pero de alguna manera tengo la necesidad de regresar a este sendero una y otra vez y caminar de la mano de alguien.
Las mujeres no son historias para mi, simplemente son las artesanas que van construyendo mi historia y mi florecilla es una de las mujeres más creativas a las que he amado.
¿Qué soy un  ñoño?
No amigos, simplemente he descubierto lo que supone perder la oportunidad de volver a estar enamorado y ahora me ha cambiado la visión de la vida y considero esto como el regalo más acertado que podían hacerme, aunque a mala leche puedo recuperar mi repertorio de insultos, blasfemias y vulgaridades.
No penséis que me aprovecho de lo vivido, ha sido algo espantoso y cada noche doy gracias por seguir aquí y quisiera olvidar todo el sufrimiento que he pasado, que os aseguro que ha sido muchísimo y muy intenso, pero ahora ya pasó y me quedo con lo bueno de esto, que lo tiene también.
Lo bueno ha sido despertar del coma con la sensación de haber encontrado lo que había perdido  y  doy fe de que no quiero volver a perderlo.
Quizás un día me decida a escribir sobre esta experiencia, pero a día de hoy aún me faltan fuerzas y valor.
De ambas cosas me están surtiendo mis amigos y toda la gente que me quiere y os aseguro que ahora recibo los mensajes de forma mucho más clara.
Ojalá todos pudieseis descubrir esta nueva percepción de la vida que yo estoy descubriendo, aunque por supuesto sin pasar por un trance semejante. No quisiera que nadie tuviera que vivir algo así, aunque si quiero que aquellos que tengan la desgracia de pasarlo, al menos tengan también la suerte que he tenido yo y se queden para volver a sentirse tan vivos como yo me siento ahora.
Y para poder sentarse a un teclado y escribir una declaración de intenciones como la que estoy escribiendo ahora: no te olvidaré nunca.
Vuelvo a querer y de una forma muy especial, porque además de una mujer increíble y preciosa, para mi es un sinónimo de "vida".
Florecilla, que suerte saber que formas parte de mi jardín y no  que adornas mi sepultura.


sábado, 8 de noviembre de 2014

Ok Corral

Siento ponerlo todo perdido de sangre, pero no pude esquivar ese cabezazo en la nariz que casi me tumba, espero que no me termine de afear el rostro.
En mala hora decidí enfrentarme a ellos, aunque era tan necesario para mi como el amarte.
Nunca he soportado a los abusones y ellos abusaron constantemente de mi negativa al enfrentamiento.
La violencia solo engendra violencia y cuanto más se alimenta de si misma más grande se termina haciendo y hoy se ha dado un banquete excepcional, su última cena espero.
Ellos me esperaron en el callejón que hay junto a tu bar y con la excusa de mostrarme un "interesante hallazgo" aprovecharon la cobarde intimidad de aquel rincón que apestaba a orines y a basura para comenzar a golpearme a traición entre insultos y escupitajos
Al más alto de los tres pude propinarle un certero puñetazo en la nuez, que le dejó inmediatamente fuera de juego.
En aquel momento el más canalla me sujetó a traición para que el mayor del grupo pudiera golpearme impunemente.
Su primer puñetazo me alcanzó de lleno en el costado, con la precisión de un boxeador profesional, haciéndome tiritar de dolor.
Al cuarto golpe, antes de perder el conocimiento pude propinarle al canalla que me sujetaba un golpe con la parte de tras de mi cabeza en plena boca, notando como se rompían algunos dientes del impacto.
Libre ya de tan cobarde pero eficaz llave de presa decidí que solo saldría de allí vencedor o con los pies por delante.
Adopté la "guardia inglesa" y bajando la barbilla y protegiéndome con los codos y antebrazos los costados comencé a lanzar una serie de directos a la mandíbula y las cejas de aquel hijo de puta.
El también sabia pelear y consiguió detener la mayoría de mis golpes y regalarme un gancho directo al mentón que me hizo ver las estrellas.
Todas preciosas, pero ninguna brilla como tu.
Lance una patada a su entrepierna. Esto de tener las patitas cortas es un poco putada, no le alcancé y casi pierdo el equilibrio.
El muy cabrón entonces cometió un grave error al agacharse a por un trozo de tubería de metal que asomaba entre varias bolsas de basura y restos de alguna reforma cercana arrojados entre los contenedores.
Al verle doblar el espinazo le metí un buen rodillazo en las costillas haciéndole perder el resuello y gritar de dolor al notar como un par de ellas se rompian
Entonces me volví completamente loco y comencé a patear su cráneo en el suelo.
No disfruto con este tipo de cosas pero si sacan al animal que vive en mi, no puedo detenerlo.
Noté como tiraban de mi brazo y al girarme el canallita me obsequió con un cabezazo en plena nariz, haciendo brotar una barbaridad de sangre de mis fosas nasales y de la raja que se abrió en mi tabique.
La diosa fortuna peleaba conmigo y él mismo se hizo daño al golpearme porque al llevarse las manos a la frente en un gesto de dolor, dejó al descubierto su plexo solar, cosa que aproveché inmediatamente con un buen zurdazo.
Ahora estaban todos en el suelo y tuve que organizarme para repartir de forma equitativa patadas y pisotones entre aquellas cabezas vacías.
Solo me detuve al reconocer las convulsiones de la muerte en el cuerpo de uno de ellos.
Salí de allí asqueado y dolorido, pero con la satisfacción del deber cumplido y la sensación de que aquello que durante años me había amargado la vida, terminó en aquel callejón, entre restos de sangre y de huesos fracturados.
Yo había quedado con ellos para tratar de encontrar una solución pacífica, pero esta gentuza solo entiende el palo, como algunos animales en cautividad.
No estoy orgulloso de lo sucedido, pero la vida es así y ahora solo quiero que me cuides y me cures con tus besos.
La vida pasa y pesa como escribía aquel, y en efecto, pesa mucho.
No podré soportar mucho más peso a mi espalda amor, quiero olvidar todo esto.
Desnúdate y hazme olvidar con tus caderas.


Queridos lectores, esto es literatura (o pseudoliteratura) no todo lo que escribo en este blog esta fundamentado en hechos reales.
No preocuparse, odio la violencia, pero de vez en cuando hay que sacar a ese monstruo a pasear.
Estoy bien, muy relajado tras vomitar estas lineas.


viernes, 7 de noviembre de 2014

Nuevo hasta el ordenata

Y así es amigos, esta va a ser mi primera entrada con mi nuevo ordenador, un pepino que me ha vendido a muy buen precio el bueno de mi amigo Carlos y que sustituye al ordenata que me prestó mi amigo Luis(vale que fué ese pedazo de cuñado suyo en realidad) y que ya debía estar agotado por el esfuerzo al que lo someto (el ordenata, no Luis) y he tenido que darle una "excedencia".
Mi primera entrada con este ordenador no puedo por menos que dedicarla a la mujer a la que he querido siempre y a la que querré el resto de mis días aquí, aún a riesgo de que algunos se rian de mi o me tilden de niñato: mi madre.
Cierto es que mis queridas chicas me han ayudado una barbaridad a regresar de ese obligatorio "resort de vacaciones" eternas y no hubiera podido salir adelate sin Campanilla a mi lado, sin mi florecilla dándome una lección de lo que es querer en los momentos más difíciles, sin mi pequeñta que me aportó la ilusión de reconocer de nuevo todo lo hermoso que se puede encontrar en una mujer, "sin mis chicas de la radio" y como es lógico la chica con la que a fecha de hoy comparto mi vida para sorpresa de ambos y que me ha devuelto mi esencia por completo, sobreimpresa a su piel y a su sombra, yo perdí la mia la última vez que se me escapó, se conoce que no la cosí muy allá.
Mis hermanas y mi madre estuvieron al pie de mi cama mientras estaba en coma, hablándome y apretándome la mano con fuerza para que no se me llevaran y esos ratos tan espantosos que las hice pasar me pesarán siempre ya que si por mi fuera solo me gustaría transmitirlas alegria y lo bueno es que a fecha de hoy tengo de ese producto un centenar de contenedores rebosantes y viendo lo genial que es dormir junto a una mujer como la que me cuida y me quiere cada noche, va a haber excedentes de alegría si no la comparto con todo el mundo.
Mamá, se que me leerás. Estoy mejor que bien y recuerdo que cuando papá nos dejó te pregunté que rol podía desempeñar yo ahora en la familia, al irse el guia.
Me respondiste que el de hijo querido, bueno y feliz.
Me siento muy querido por mucha gente y hoy soy feliz, pese a lo que hemos perdido.
No se si soy lo suficientemente bueno, pero te aseguro que en esta "segunda temporada" me esfuerzo por ser la mejor persona posible, aunque sigo siendo humano, humano, bajito y socarrón pero he tenido en mis padres el mejor ejemplo de lo que me gustaría llegar a ser.
No te preocupes por mi, ahora ya se lo que es la vida y solo siento ese" peterpanismo" tan feróz que me mantuvo alejado de algunas de las mejores cosas de la vida y que me hizo perder entre otras cosas a la chica con la sonrisa más bonita del mundo.
Pero se que puedo aprender y de hecho ya lo estoy haciendo.
A partir de ahora ya se que quiere decir seguir aquí y porque me han dejado quedarme (ni por guapo, ni por simpático, si no para que ocupara mi lugar en este entramado e hiciera las cosas bien de una puta vez).
Mi gato y yo nos sentimos realmente afortunados y prometemos disfrutar con cabeza de nuestras siete vidas, bueno, a mi solo me quedan seis pero no malgastaré ninguna más.
Lo siento queridos lectores, pero la madre es el único tesoro que tenemos los pobres y la he visto sufrir mucho en estos últimos meses.
Era esto o tirar de mi repertorio de chistes de "Chiquito" , pero el caso es que vuelva a sonreir.
Yo ya sonrio, y mucho.
Sirva este texto también de homenaje a todas aquellas que forman o han formado parte de mi vida.
Os quise, os quiero y os querré.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Poesía

Siempre me gustó este tema de los Ojos de brujo y tuve la inmensa suerte de vivirlo y sentirlo en directo. Ahora me gusta incluso más porque lo asocio con ella.
Hoy lo siento pero esta mañana me ha dado por la poesía, aunque luego mi hermana me reñirá por ñoño o "pelín moñas" como me dijo ayer.
Como la quiero se lo perdono todo.
No preocuparse ya que no va a ser un poema ñoño, a mi, ese estilo de poesía no me va, aunque podría parafrasear perfectamente a Gustavo Adolfo y escribir" ¿qué es poesía? me preguntas". Estoy de acuerdo con Becker pero con el matiz de que he encontrado poesía en todas aquellas a las que he amado y sigo amando, aunque soy monógamo por naturaleza, pero cuando se quiere como yo quiero no se destruye el amor, se transforma, como la energía.

Tus caderas.

Bailan y como los grandes psicólogos y mentalistas, me hipnotizan.
Son el complemento perfecto para el resto de tu cuerpo, tan bonito.
Justo lo que necesitaban mi cama, mi gato, mi ser,
me agarro a ellas y trato de no perder el equilibrio.
Sujeto a tus caderas desaparece el miedo a volver a caer al abismo que me aguarda abajo,
no quiero volver a precipitarme, ni a despertar.
Tus caderas son algo más que materia, son ilusión hecha realidad
y vida.
Los poetas escribirían a tus ojos o a tus labios,
pero yo no soy poeta y aunque toda tu eres la perfección, "poesía, eres tú", soñé muchas veces con tus caderas.
Ahora sueño con que todo esto no es un sueño.
Mi pesadilla arrancará el día que se termine el amor y la sumaré  a mi colección de pesadillas.
Eres mi renacimiento, he renacido en tus caderas.



Bueno queridos lectores, como podréis apreciar la poesía no es lo mío, aunque os juro que escribo solo versos sinceros.
Un abrazo a todos, besos para todas y mi vida para ella.



lunes, 3 de noviembre de 2014

Perdiendo el miedo a volver a despertar.

Lo cierto que en algún momento de la noche me he despertado algo asustado por miedo a hacerlo otra vez del coma en el hospital y que no estuvieras en la cama abrazada a mi.
Era un miedo lógico dado que aún me estoy preguntando como ha sido posible que una mujer como tu se decidiera a dormir conmigo esta noche y a ser "la primera" de esta nueva vida.
Algo tenía muy claro y es que en esta "segunda temporada" cuando llegará el momento de "entregar mi flor" (manda cojones, con cuarenta tacos y volviendo de esta forma a lo mejor de los diecisiete) lo haría con alguien que me aportara algo mucho más allá del sexo puro y duro, a estas alturas me descubro como una quinceañera, tímida y recatada, celosa de su integridad y prudente con los temas de corazón, pero sobre todo valorando lo especial de esa "primera vez".
En estos meses de recuperación, no nos vamos a engañar, he fantaseado con este momento en numerosas ocasiones (no dejo de ser un tío)y cierto que jamás supuse que serias tú la protagonista, dado que al entenderlo de esta nueva forma, atribuía el momento a alguna de las chicas de las que he estado tan enamorado, cosa que no quiere decir ni mucho menos que no me vaya a enamorar de ti, lo que pasa es que si que tenía muy claro que no sucedería de cualquier forma.
Y así ha sido. Lo cierto es que como escribí en mi dedicatoria del ejemplar firmado que te regalé, lo entregaba "al mito erótico de mi juventud". Siempre me habías atraído mucho y aquello sucedía desde el mayor de los respetos, dado que te consideré desde el primer momento una chica lejos de mis posibilidades.
Creo que esto ha sido parte del lote de regalos que alguien ha decidido por alguna extraña razón que merecía, como la vida y la nueva percepción de todo.
Ahora me siento como un niño el día de Reyes, maravillado y dando botes de alegría con las cosas que "me han traído".
Ya escuchar de tu boca que te encantaba desde hacia tiempo se me antojó como un indicador de que todo aquello debía de ser parte de un sueño, pero lo guay es que no.
Eres real y muy bonita y esta noche ha sido sencillamente fantástica y casi tan bonita como tú.
Estoy hecho un lio, no se si el hecho de que se me haya concedido esta segunda oportunidad tiene algo que ver con todo esto, o eres solo parte de lo que la vida me muestra para explicarme lo genial que es seguir vivo.
Y es genial, ha sido genial.
Eres un motivo más para convencerme de que el tiempo aquí merece la pena mucho más de lo que soy capaz de explicar con palabras.
De todas formas es curioso como se desenvuelven los acontecimientos, pero creo que ya puedo dejar de pellizcarme y de buscar al doctor encargado de la Uci, esto no forma parte de ningún sueño, es tan real como la sonrisa que tengo ahora.
Solo puedo estarle agradecido a la vida, a mi suerte, al que maneja el cotarro y a ti.
Así me siento.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Como un cachorrito

La verdad es que es del todo metafórico, ya que de repente me he convertido en un cuarentón, y yo con estos pelos.
Pero me enseñaron que es de bien nacidos ser agradecidos y como este blog sirve también para transmitir lo que a veces no se decir de mejor forma y además se que eres lectora asidua, te has ganado por derecho tu hueco en la Espinilla, "Teté".
Nos conocemos desde hace años y sabía de tus habilidades como fisioterapeuta, dado que rescataste al bueno de Isidoro de las secuelas de aquel ictus y nada hay que decir de los progresos del bueno de mi amigo Curi, a la vista están, por eso cuando te presentaste en casa de mis padres para hacerte cargo de mi recuperación, mi alegrón fue doble, ya que sabía que no podían haber elegido mejor y además, esa sonrisa tuya lo ilumina todo.
Al principio me sentía como un potrillo recién nacido en el jardín del chalet, tratando de no perder el equilibrio y caer dando mis primeras carreras, pero allí estaba a mi lado la yegua más bonita del mundo, vigilando mis movimientos y enseñándome a galopar de nuevo.
Corrías a mi lado y me pedias que comenzara una y otra vez recordándome a Clint Eastwood en "Million Dollar Baby", pero en terriblemente atractiva.
Luego comenzaste a darme caña en la piscina y cuando estábamos en el agua, yo me sentía como una pequeña gacelita cruzando el Nilo detrás de su mamá, tratando de llegar rápido a la otra orilla sin que me devoraran los cocodrilos.
Suena a chorrada, pero aquellos ejercicios en la piscina se me presentan como otra metáfora de la vida, ya que el peligro acecha por todas partes y hay que ser lo bastante ágil para esquivarlo y sobrevivir que en esta piscina de la vida los cocodrilos campan a sus anchas por doquier.
Con el mayor de mis respetos a todos los escritores del mundo, yo por encima de cualquier otra cosa me siento escritor y aquella maldita hemiplejia que me provocó el accidente me dejo muy tocado el lado izquierdo por lo que me desesperaba pensar que nunca recuperaría las habilidades en el teclado y ahí también estuviste estupenda, haciéndome ejercitar brazo y mano con pesas y ejercicios para vencer aquello.
Lo cierto es que desde que he podido volver a escribir, se que en gran parte te lo debo a ti.
También me ayudaste con este cerebrito mío, poniéndome ejercicios y haciéndome currar más allá de gimnasio y piscina y hay algo que  me hace feliz por encima de todo lo demás, el que mi padre antes de dejarnos, me viera nadando un largo tras otro con peso en ambas manos, así que se que se fue tranquilo por mi.
El hecho de que ayer nos viésemos lejos de ejercicios, bicicletas estáticas y demás, y pudiésemos compartir unas birras (aunque de momento las mías sin alcohol) fue cerrar el ciclo que comenzó a cerrarse hace pocos días, cuando en el hospital me dieron el alta definitiva de las secuelas físicas.
Además de alegrarme el día me diste un buen consejo. Cuando te conté que ahora me he vuelto más tímido y me da incluso miedo hablarle a aquella que me vuelve loco, me abriste los ojos con algo que por la noche me confirmó mi gran amigo Luis: deja que lleguen las cosas y todo llegará.
Ya no tengo prisa ninguna y soy un tipo bastante feliz, aún con ciertas penas que me van a acompañar durante toda esta nueva vida, pero gracias a ti, vuelvo al cuadrilátero y estoy preparado para el combate.
Yo era un cachorrito cuando me desperté con tu presencia y ahora vuelvo a ser un felino grande y rápido con ganas de reinar en la selva.
Es muy difícil no quererte mucho, "Teté".

sábado, 1 de noviembre de 2014

Te he asesinado y lo siento mucho, florecilla

 

Pues si, es lo que tiene esto de escribir, que no puedo evitar que en la novela en la que ando enfrascado el personaje de la mujer de la que se enamoran hasta la saciedad tanto el "bueno" como el "malo" lo haya inspirado en tu persona dado que era muy sencillo escribir sobre ciertos sentimientos si directamente abría la espita del recuerdo y dejaba que fluyera.
Lo malo es que en esta novela he comenzado a bucear en un género me encanta, el policiaco y claro, mi alter ego se ve envuelto en una serie de crímenes. No os cuento más que si no luego no va a tener gracia ni interés alguno.
El caso es que al escribir sobre tu muerte, todo lo sencillo que me resultaba escribir sobre quererte ha dado un giro tremendo y aunque yo soy de los que escriben casi sin levantar las manos del teclado ni un segundo (excepto para fumar) hoy me he descubierto deteniéndome y meditando las palabras, porque me daba mucha pena acabar con tu vida de forma imaginaria, espero no sobrevivirte en la vida real, me daría mucha pena  (fíjate, casi lo consigo)
Ha sido duro, muy duro y he tratado de que no sufrieras lo más mínimo, pero he tenido que enfrentarme a una agonía dolorosa y tremenda, dadas las circunstancias de tu muerte y si pretendo que mi novela sea fiel a la realidad, no puedo escaquearme de ciertos datos porque si no, no tendría credibilidad ninguna.
En cualquier caso prometo escribirte vivita y coleando en futuros textos, feliz, sana y con la vida resuelta que es lo que te mereces y te deseo desde el corazón.
Creo que voy a aprovechar este momento de ira literaria para ahogar la frustración y la pena cepillándome con mi 38 a otro de los personajes, un tiro en la cabeza le va a venir fenomenal y además que coño, a mi me vendrá casi mejor.
Esto es un poco chorrada, pedirte perdón por darte muerte figuradamente, pero mi sentimiento de culpa y mi tristeza son reales y como dice la canción que he colgado arriba, "solo quedan las ganas de llorar, al ver que nuestro amor se acaba".
Mira tu por donde me aficioné a este tema hace unos pocos años en plena crisis sentimental.
 Una vez escribí que cuando quiero hacerme daño hago introspección. Ahora cuando quiero sufrir me pongo esta canción y dejo que fluya.
De todas formas esto es algo puntual, que ahora mismo estoy muy contento y de muy buen rollo, disfrutando de todo lo que se me presenta, así que a ver si salto de capítulo ya  y me deleito con cosas más agradables que no impliquen matar a ninguno de mis amores.
Podría escribir sobre mi pequeñita y que cada capítulo sirva una vez más de homenaje a su belleza,
Voy a recargar el arma.
Besos.