Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

lunes, 1 de agosto de 2016

Mentiras en el noticiero.


 Suena por megafonia en la sala el estribillo de la canción de Mecano: Dos drogadictos en plena ansiedad, roban y matan a Mario Postigo, mientras se esposa es testigo, desde el portal.

En escena una pareja acaramelada en un portal, besándose junto a la puerta del ascensor, ella apoya la espalda contra los buzones de la comunidad.
De repente se abre la puerta del portal y entra un hombre que al ir a tomar el ascensor repara en ellos y exclama sorprendido
,Mario- ¿María?
María (avergonzada, se zafa de los brazos del hombre con el que se está besando, un musculoso joven con tatuajes en los brazos y una gorra de baseball cubriendo su cabeza rapada)- Mario ¿Qué haces tu aquí a estas horas? ¿No deberías estar trabajando? Puedo explicártelo, vamos a casa.
Mario se lleva las manos a la cara e intentando contener las lágrimas, contesta enfurecido
Mario-¿A casa? Claro María, si quieres subimos los tres y os preparo un baño de espuma, pongo unas velitas y descorcho una botella de champagne, lo que siento horrores es que ayer no sobrase nada de la mariscada que nos dimos por nuestro aniversario de bodas. Estamos casados ¿Lo recuerdas? En la salud y en la enfermedad, en la riqueza y la pobreza y  hasta que la muerte, o el primer macarra poligonero con músculos por cerebro pero el culo tan duro como la chapa de su coche tuneado, nos separe.
El joven de la gorra, dándose por aludido se descubre y da un paso hacia Mario con actitud chulesca y dice en tono provocatibo 
Nerón- Entiendo que estés sorprendido y encabronado, pero te aviso de que no te voy a aguantar ni que le hables mal a ella, ni que me faltes al respeto. Cómo que me llamo Nerón, que si te sobras lo más mínimo, te rajo.
Mario-Nerón, un nombre muy acertado, sin duda. Al igual que tu romano tocayo, necesitarás de un gran incendio para ocultar todas tus miserias. ¿Respeto? Tu no tienes ni idea de lo que es el respeto. Tu me has faltado el respeto a mi, manoseando a mi mujer y encima en el portal de nuestro domicilio conyugal.
Nerón-No es tu mujer, es libre, no es de nadie y se llama María, no digas que es tuya.
María- (sollozando e interponiéndose entre ambos, viendo que la cosa comienza a tomar un cariz peligroso)Nerón, por favor, ahora no es momento para eso, ya te dije que hablaría con Mario de lo nuestro y que le pediría el divorcio cuando viese la oportunidad.
Mario- Bravo Nerón, ha sido sin lugar a dudas el discurso más perroflauta y más mezquino que he escuchado nunca. Esto es como todo, ahora no quieres que diga que es mi mujer, pero en cuanto nos divorciemos(se gira hacía María y le escupe las palabras en la cara) porque no dudes que pienso divorciarme y que mañana te llamará mi hermana Casandra, la abogado(se dirige de nuevo a nerón)en cuanto nos divorciemos y te cases con ella, te aseguro que te referirás a María como tu mujer, porque eso es lo que os declarará la autoridad competente, marido y mujer, ella será tu mujer y tu serás su marido y así constará en vuestro libro de familia. Bien mirado creo que te vendrá fenomenal tener un libro, porque dudo mucho que sepas leer y que hayas tenido un libro en tu vida.
Nerón- (sacando una navaja automática del bolsillo trasero del pantalón) Hijo de puta, pijo de mierda que fuiste tan patético que muchas carreras y mucha cultura pero ni conseguiste encontrar trabajo de lo tuyo y has tenido que currar en un garito para no vivir como un mantenido por tu mujer.
Mario-(con sorna y enfrentándose a la navaja de Nerón) ¿mi mujer? Anda coño, si al final va a resultar que era mía y todo, de lo cual se puede deducir que además de un macarra y un chulo de mierda, eres un ladrón y un mentiroso, por apropiarte de lo que no es tuyo y encima atreverte a negar las evidencias.
Mario aparta a María con el brazo izquierdo y con el derecho propina un puñetazo directo a la nariz de Nerón.
María- ¡¡¡Mario, por Dios!!!
Nerón-(apuñalando a Mario) te vas a comer tus insultos, listillo de mierda. No tendrás que divorciarte, María será viuda y estará libre como el viento.
Mario recibe dos navajazos, uno en el pecho y otro en la frente. Cae de espaldas al suelo y moribundo, en brazos de María, aun tiene tiempo de decir con un hilo de voz:
Mario-No sabes el favor que me acabas de hacer, asqueroso hijo de puta. Sinceramente espero que os caséis, será la ceremonia más bonita del talego donde seguramente te pudrirás durante unos cuantos años pero no te preocupes, que no te van a faltar novios en las duchas para acariciarte esa cabecita rapada mientras te rompen el culo y tu María, que la vida te pague como te mereces, no te deseo más que coseches cuanto has sembrado.
Mario expira, Nerón se lleva las manos a la cabeza al tomar conciencia de lo que acaba de suceder y María llora, abrazada al cadáver de Mario.


No hay comentarios: