Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

lunes, 9 de noviembre de 2015

Blancanieves

Es curioso lo reales que pueden hacerse los cuentos.
Tuviste que morder la maldita manzana y no te culpo por ello, realmente resultaba muy apetecible pero desconocías las consecuencias de dar un solo bocado.
O quizás no.
El caso es que la mordiste y en el acto te desvaneciste, convirtiéndote en una preciosa víctima de los maleficios que la bruja de la vida te preparó, al envidiar tu belleza y la pureza de tu corazón.
Ahora duermes, duermes y no despiertas y parece que te has ido como Alicia, a través de tu propio espejo pero ese no es tu cuento amiga, tu cuento debe tener el más hermoso de los finales y el más feliz, con toneladas y toneladas de perdices.
Mentiría si no te dijera que estoy deseando que aparezca el príncipe azul capaz de despertarte con su beso, es triste pero por encima de todo quiero que aparezca alguien para que te bese, despiertes y vuelvas a cantar con los pájaros y los animalillos del bosque.
Sabes que me encantaría ser yo quien lo lograra,volviendo a sentir tus labios a través de los mios pero tan solo soy un pobre enanito.
Sé que no soy "Gruñón". Durante mucho tiempo creí ser "Feliz" pero por lo vivido en mi propio cuento, he descubierto que soy "Tímido", e incluso al paso que avanzan mis miedos y mis traumas puede que llegue a convertirme en "Mudito". En cualquier caso yo siempre seré un enanito, me llamen como me llamen y tu necesitas un príncipe de verdad.
Puedes hacer doblete en el mundo de la fantasía. Eres "Blancanieves" y "La bella durmiente", cualquiera de esos papeles los bordas pero te aseguro que el bosque donde se instaló este hospital se ha llenado de ciervos, conejitos y ardillas apesadumbradas, de reyes y reinas de otros cuentos que no terminan de entender porqué coño tuviste que morder la manzana que te ofreció la bruja y son muchos los habitantes del reino que están deseando verte abrir los ojos.
Yo ya no puedo irme "silbando a trabajar". No puedo agarrar mi pala y largarme a la puta mina, porqué no soy capaz de abandonar el bosque y aunque tú no me veas, estoy aquí.
Con mi tamaño es fácil no verme, soy un enanito que corre el peligro de ser pisoteado continuamente y muchas brujas y ogros se me están  rifando desde hace mucho tiempo ya.
Quiero crecer, quiero montar a caballo y recorrer todo el reino buscando al príncipe azul o en su defecto al mago que pueda sacarte de tu sueño en vida.
Ven Blancanieves, despierta y vuelve a nuestro lado.

No hay comentarios: