Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

viernes, 11 de noviembre de 2011

A la mierda

Y eso.
A la mierda todo.
A la mierda las ganas de ser una persona como Dios manda.
A la mierda la educación, la autocontención y el derecho de admisión.
A la mierda el renunciar al puñetazo perfecto en el momento preciso y con la fuerza necesaria.
A la mierda soplar en el cotrol de la policia municipal.
A la mierda decirle no a las drogas, porque es mentira que sean malas, son peores, mucho peores de lo que quisieras saber.
A la mierda susurrarle palabras bonitas a una señorita que con la derecha te acaricia la entrepierna y con la izquierda cuenta el fajo de billetes.
A la mierda todo.
A la mierda plantearte que cojones vas a hacer con el resto de tu vida, te quede mucho o poco, que para el caso nos viene dando lo mismo porque mucho o poco va a ser todo una puta mierda llena de mentiras y de mentirosos.
A la mierda seguir contestando sus mensajes.
A la mierda la humanidad tan vacia de humanidad y tan cruel y tan injusta y tan dañina y tan asquerosamente humana.
A la mierda todo lo que no tenga menos de cuarenta grados de alcohol.
A la mierda los tipos con bufanda de cuadros, con el pelo rizado y con las manos bonitas de serpientes traidoras y de mecha de cañón.
A la mierda las muchachas pequeñitas y embusteras, preciosas, sublimes, insuperables.
A la mierda mi cabreo infantil y mocoso.
A la mierda, joder, a la mierda ya.
Vamos...irse a la mierda todos...si me quereis irse.
Irse ya.
Por favor...que no puedo más.
Que no puedo.
Que me escuece el pecho de todo lo que ya no me aguanta.
Que no son las cinco de la tarde, las cinco en punto de la tarde, pero tiembla la plaza y huele a muerte, a sangre y a toros.
A la mierda yo, con mi debilidad.
Qué puedo hacer si no, mandarlo todo a la mierda.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Te queda alguna plaza libre para irme contigo a la mierda?
Si fletamos un bus igual nos sale más barato.
Un abrazo con mucha mierda, desde un pueblo de Palencia (el de la pancarta).


* Para los actores decir "mierda" quiere decir suerte ¿no?

Anónimo dijo...

...creo que nos conocimos de niños. Sin bajarnos de la acera... muy cerca. Ayer alguien me dijo que no era un buen momento para ti (supongo que eres tu...). Alguien que te quiere y anda preocupada. Alguien a quien yo adoro y que también se preocupa por mi. Te busqué y creo te he encontrado. No le diré lo que he leído, cómo te he sentido... Lo mío no es escribir, pero si leer. Tampoco hablar. No me manejo en las redes... Aun así quería hablarte, enviarte todo mi ánimo y un beso... Busca la manera de salir de ahí!! Yo estuve muy al fondo y, aunque muy distinta, sigo aqui.
J.

lacantudo dijo...

Lo del bus es una gran idea...seguro que lo llenamos, porque no se que coño está pasando en esta sociedad, para que haya tanta gente triste.
Un abrazo,amiga.
(la mierda y la suerte, son cosas muy distintas, es facil pisar una mierda, pero yop no conozco a nadie que haya pisado una suerte)

Nos conocimos de niños?
Que curioso, en ocasiones me sigo sintiendo así.
Estoy buscando la manera desalir, y gracias Dios empiezo a ver la luz al final del pedazo de tunel donde me he metido, donde me han metido.
Para no ser lo tuyo, escribir o hablar, te has expresado perfectamente, he captado la idea y agradezco esos ánimos, y el beso.
Los besos nunca estan de más.
Me quedo muy intrigado, que lo sepas.

J. dijo...

...intrigado está bien. Eso es que aún puedes sentir diferente!!!
Si. Nos conocemos desde muy niños. A mí a la que menos. Mis recuerdos seguro que no se parecen a los tuyos, pero yo los guardo con ternura y mucho mimo.
De mi padre aprendí las palabras, pero siempre he tenido que esforzarme para decirlas. Aquí dejo éstas, para ti. Para que sigas mejorando, para que vuelvas a confiar. Sabes? es más fácil si te dejas ayudar…
Buscaré la manera de darte un beso...
Te esforzarás tu?
J.

Lacantudo dijo...

Es curioso, la vida nos reserva parcelas privadas en las que de alguna manera interactuamos sin apenas darnos cuenta.
Nuestros padres fueron grandes amigos, hasta el final.
Años despues, en el peor de los momentos ese cariño que ellos compartieron reaparece en la figura de sus hijos.
Es hermososentirse arropado.
Mañana volveré a recuperar mi vida, solo tengo que esperar veinticuatro horas.
A partir de ahí, tendré que esforzarme en volver a ser el que era, en no perder la fe en las personas y en archivar en el cajón más profundo de mi ser todo ese dolor que me ha estado minando estos meses.
Soy fuerte, aunque me he dejado llevar por la ira y el rencor.
Todo eso se tiene que terminar, ya.
Muchas gracias, de verdad.