Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

sábado, 31 de enero de 2009

Haciendo ruta

Pues bueno, después e la reseña que hice sobre "La pasión"(donde por cierto, ya me he encontrado con algunos de vosotros) voy a hacer un pequeño comentario sobre otro garito que queda cerquita.
Se trata del "Desierto rojo" el famoso bar de copas decorado con toda esa mezcla de barroquismo y psicodelia propia de Miguel Escalona y redecorado ahora con bastante acierto por otro chiquillo del que no recuerdo el nombre, pero que ha echo un buen trabajo.
Resulta que ahora, han abierto también cocina, con mucho acierto, ya que tanto en tapas como en carta han sabido elegir bien y han desarrollado algunos bocados más que recomendables.
Estamos todos muy contentos, porque los que solemos movernos por "El cafetin" el "Penicilino" el "Morgan" o "La española cuando besa" andábamos escasitos en el tema yantar, y, o te ibas a la "carcava" o tenias que comerte una porción de pizza.
Me parece cojonudo que gente como Marcos, de "La pasión" o "Chiqui" del "Desierto rojo" hayan apostado por la calidad, la originalidad y el buen trato, asi que os animo a todos a conocer estos dos sitios, porque estoy seguro de que no os arrepentiréis.
Nos vemos en los bares.

Viven entre nosotros

No nos damos cuenta, pero ahí están.
Puede que trabajen a tu lado, que compartan contigo el vagón del metro cada mañana o que coincidáis en la administración de loterías al sellar las primitivas de cada semana.
La historia nos dice que siempre han existido, y yo creo que nuestra especie no supo convivir con la suya y poco a poco fuimos relegándolos a la noche, a lo profundo a lo aislado.
Con el paso de los siglos hemos conseguido que casi desaparezcan, pero yo se a ciencia cierta que quedan unos cuantos, y que han conseguido integrarse hasta pasar desapercibidos.
Es un especie muy muy rara.
Son las buenas personas.
Todos las tememos, porque nos hacen ver como somos en realidad, y es por ello por lo que decidimos maldecirlas, en vez de tratar de aprender.
Este mundo, para nuestra desgracia, está lleno de Van Helsings.

jueves, 29 de enero de 2009

Recuerdos de un erasmus redondito

Soy un tío de lo más vulgar, nunca he estado en la India.
No tengo ni una sola foto en el ganges, ni dándole de comer a un faquir, ni poniéndome la pierna en el cogote (quizás tenga alguna cogiéndome los tobillos, eso sí, pero son de cuando andaba mal de pasta), nunca he visto a un santón, lo más parecido era mi párroco de pequeñito, pero me dio un collejón tremendo y me expulsó de la catequesis con lo que perdió todo el "olor a santidad" ese.
Monjas viejas y feas vestidas de azul he visto un mogollonazo, aunque no se si estas sirven o tiene que ser por fuerza la madre Teresa.
El caso es que soy un tío vulgar.
Fíjate que me fuí de erasmus y en vez de pedir Finlandia o Noruega, como hacen todos los intelectuales, me pedí Italia, para hartarme de macarrones.
Y vaya si me harté.
En poco más de un año engordé veinte kilazos (que se dice pronto).
Que tiempos aquellos...
Los que me leéis desde hace tiempo recordaréis una serie de correos en clave periodística-humorística donde, bajo el seudónimo de " dj juantierasmus", relataba mis vivencias como estudiante -dj-camarero-relaciones públicas y amante de la pizza napolitana.
Pues bien, el caso es que creo que voy a editar todos esos correos en formato libro, con pastas y todo, y sus foticos y su biografía del autor trucada cual currículum vitae.
Me gustaría saber si vais a estar interesados en un ejemplar (ya mamá, ya se que tu si) ya que me lo voy a pagar de mi bolsillo (es eso que esta lleno de pelotillas de algodón azul, más o menos a la altura del paquete) y los voy a "regalar" después a cinco eurazos.
Vamos vamos, que tampoco es para echarse las manos a la cabeza.
Que os gastáis más en condones y luego se os estropean en el cajón de la mesilla, y parece que eso no os duele tanto.
Husmias.
Bueno, que ahí queda dicho.
Ah, para los que apreciáis el arte y váis mas allá de los calendarios de Firestone, que sepáis que llevará, seguramente, alguna ilustración de Laura Mayo, de "Soldegato".
Qué manos tiene esta mujer...jijijijijijijiji
En fin, que ahí queda. Vamos a ver si soy capaz de triunfar en los círculos literarios porque, tras fracasar con el "transformismo" (fuí a un concurso de drags disfrazado de robot-camión... ¡yo que sabía!, me confundió el nombre) y hacer un ridículo estrepitoso en la fórmula uno, (me pidieron el carné y resulta que con el de ciclomotor no vale) mi auto estima está muy resentida.
Besos, abrazos y anacardos.

martes, 27 de enero de 2009

Fort Apache

Quizás los que me leáis muy a menudo, penséis que reniego constantemente de mi ciudad.
Y es cierto.
Tengo con Valladolid, una relación amor-odio tremenda, intensa, pasional.
A un tiempo la detesto y no puedo vivir en otro sitio.
Uno de los principales motivos para ello, es el tema hostelería.
Estoy un poquito hasta los cojones de tener que disculparme al pedir un vino (por malo que este sea) y os juro que más de una vez me he negado a recoger el guante de algún hostelero, más por desidia que por cobardía.
Lo siento, pero me enerva que me traten mal.
Yo tampoco soy el tío más simpático del mundo pero intento que la gente que esté a mi alrededor se encuentre a gusto.
El caso es que, con la edad, antepones la calidad a la cantidad (menos con los torreznos, que una cosa no quita la otra) y el trato del hostelero es el mejor indicador de la calidad de un garito.
Pues bueno, he encontrado mi sitio.
Que conste que esto no es publicidad barata, ya sabéis que en otras ocasiones le he dado caña a algún establecimiento y no me ha temblado el pulso.
He descubierto un sitio casi perfecto ( y digo "casi" porque soy un hombre "casi-casado") donde poder comer sano (ensaladas, guacamole, sushi...), tomarte unas copas espectaculares y unos batidos naturales e infusiones del copón, escuchar buena música (jazz, house, funky, revival...) y encima son super majetes.
Solo con deciros que este garito se inauguró con un concierto privado de Amparanoya creo que lo demás sobra.
Para mi se ha convertido en un lugar de descanso emocional.
Se llama " La pasión " y está junto a la Universidad. No os pongo el nombre de la calle porque ya os he dicho que no pretendo hacer publicidad (os aseguro que ni me pagan por ello, ni me invitan a los vinos). Solo deciros, a los amigos que vivís aquí y a los que tenéis pensado acercaros, que esta de puta madre, que te puedes olvidar de toda la mierda ahí dentro y que los indios se quedan fuera, girando en circulo sobre sus caballos y disparando a los cristales de la fachada.
En fin, que si algún día me llamáis y me he quedado sin batería a lo mejor me encontráis allí.
¡Ah! y que le den por el culo a los sitios "de toda la vida", donde para pedirte un DYC, hay que explicar mediante power point, tu árbol genealógico.

martes, 20 de enero de 2009

BELLA DAMA ESPAÑOLA

Quien no recuerda la cancioncilla que tarareaba Queen, el marinero caza escualos de "Tiburón".
Yo personalmente, la tengo muy metidita en el cerebro (la canción), y me suele venir a la cabeza justo justo cuando el agua me llega a los "tingilines" al meterme poquito a poco en el mar.
Claro, yo me veo ahí, hermosote y blanco-rosáceo, chapoteando alegremente cual foquita juguetona, y me imagino el mas apetitoso de los bocados para un tiburón toro, una tintorera o un gran blanco.
Vale que el mediterraneo, donde suelo veranear, no es famoso por sus "sharks attacks" , pero con la tontería del cambio climático, los grandes depredadores están empezando a cambiar de aguas y se van acercando poco a poco a nuestras costas.
En la zona de Almeria ya se han dado un par de ataques, en Grecia, el año pasado un tiburón tigre mató y devoró a un joven de 28 años, con un índice de masa corporal muy por debajo de la media europea, vamos, que es como si el tiburón se hubiera comido un mikado, y al encontrarse conmigo, le sirvieran un capón de cascajares.
Aun recuerdo un verano, en el que mis hermanos mayores y yo, alquilamos un pedalón ( o patín de agua) y nos lanzamos a la conquista de las costas de Marbella.
A unos ciento cincuenta metros de la orilla, mi hermana Elena (ahora la pobre sufre en silencio unas horribles hemorroides) me animó a que me diera un bañito, y al segundo de haberme lanzado al agua con un fabuloso estilo Esther Wilians, pusieron proa al hotel Don Carlos, y me abandonaron entre risas en la inmensidad del océano azul.
Caquitas me hice.
Mi bañador parecía un kebab extra de salsa turca.
Braceaba cual poseso, o cual obeso-poseso persiguiendo la estela del pedalón, pero mis esfuerzos solo consiguieron que me diera un terrible calambre en el muslo derecho, así que opte por la opción más patética con 12 años: ponerme a llorar.
Mi hermano el pobre que en el fondo solo se había comportado como un absoluto hijo de puta, pero que es buena persona , al oír mis berridos decidió poner fin a la bromita y cambió el rumbo para acudir en mi rescate.
Fueron los minutos más angustiosos de mi vida (esos, y mi primer coito con un oso panda) y mientras aguardaba moqueando mi rescate, en mi cabeza se oía esa maldita canción y me traía recuerdos de todos los documentales sobre tiburones que había visto en el puto National Geografic.
Hice jurar a mis hermanos que no contarían nada de mi ataque de histeria , y asi lo hicieron, aunque para los que conozcáis a elena, debéis suponer que aun no había pisado la orilla y ya se lo estaba radiando a toda la comunidad de habla hispana de la playa de "pinomar".
Desde aquel día, tengo un canguelo horrible al mar.
En verano, chapoteo en la orillita, siempre donde pueda hacer pie (los que me conozcáis, sabéis que eso es muuuuuy cerquita de la orilla) y nado como el "Josua" de los morancos, es decir, dándome con la barriga en el fondo rocoso, que cuando salgo del agua, parece que me lo he montado con tres mandriles cachondos.
En fin.
Bueno, pues que bien ¿eh?.
Ahora ya sabéis porque sonrío cabroncete cuando me como una ración de cazón en adobo.
Muchos besos para todos y para todas, grandes amiguitos y amiguitas del mundo natural.

lunes, 19 de enero de 2009

Yo y yo, y mis tremendas dualidades.

Que difícil es ser yo muchas veces.
No digo que ser vosotros sea fácil (sobre todo por lo que cuentan vuestras parejas) pero llevo una temporada que no me entiendo lo más mínimo.
Soy un ser lleno de contradicciones, y al mismo tiempo, tengo tanto en común conmigo mismo...
Me levanto de izquierdas y me acuesto de derechas.
No soporto a los skinheads, pero cuando veo en el telediario, que han asaltado un chalet, antes de saber quien ha sido, ya estoy cagandome en "la chusma que viene de fuera".
Eso asusta.
Me visto de modernito para salir los fines de semana, tengo tatuajes, y aun alguno de los agujeros de los varios piercings que lleve antaño, siguen abiertos.
Sin embargo cuando veo series como "física y química" o "18" o "el internado", practicamente vomito con la estética de los chavales de ahora, y desde luego, una hija mía no se vestiría como esos pendones de la televisión.
Me revienta la injusticia social, pero barro siempre para casa, caiga quien caiga.
No me gustan los niños y adoro a mis sobrinos.
Me miro en el espejo y me veo gordo.
Juego a ser un tío comprensivo y respetuoso con la mujer, y sigo siendo un machista que no soporto que una fémina me discuta y argumente mejor que yo.
Y encima, generalmente tienen razón.
Voy de jefe, y de responsable, y de tío importante, y algunas noches tengo miedo.
Puede que esto sea sinónimo de inmadurez.
O algo mucho peor:
Y SI ME ESTOY HACIENDO MAYOR?
Pero si solo tengo 34 añitos!!
Sigo siendo el niño de mi mama, y al mismo tiempo los universitarios me hablan de usted.
Quizás soy una especie de "barón Ashler" en cutre.
Lo peor es ese gustito que me da el ponerme la ropa de mi novia (seguro que es porque me queda super ceñida).
Que alguien me ayude!!
Me gusta Extremo duro.
Y abba.
Las dos últimas pelis que vi en el cine fueron "Quantum of solace" y "mamma mia".

Que va a ser de mi?
Mi madre siempre a dicho que no tengo personalidad.
Yo siempre he creído que tengo muchas personalidades.
Bueno.
Podría ser peor.
Además creo que esto es habitual en mi generación.
Que bien nos hubiera venido una guerra!!
Paz hermanos.

viernes, 16 de enero de 2009

Y asi siempre.


Una vez más, el pez grande se va a comer al chico.

Quizás, y solo quizás, pudiéramos unirnos unos cuantos peces chicos, y darle al pez grande una buena patada en los cojones.

Invade, chulea, bombardea, expropia, hunde, humilla y roba. Ataca, insulta, destruye, asesina y encarga unos cuantos ERES.

El pez grande se come al chico.

Espero que se te indigeste, cabrón.

viernes, 9 de enero de 2009

Banqueros, francotiradores israelies y otros seres de las tinieblas

Hay un montón de cosas ultimamente que me tocan las gónadas sobremanera.
La famosa crisis.
Joder, estamos en crisis porque el ciudadano ha dejado de consumir, paralizado la economía y haciendo que caigan las ventas de coches, viviendas, artículos de moda e imagen y sonido etc etc.
Esta viene siendo la tontería mas gorda que he oído en mucho tiempo.
Pero si todo el mundo está deseando comprar cositas!!!
Lo que pasa, es que tras habernos convertido en unos consumistas compulsivos, y habernos hecho adictos a sus sistemas de explotación, tales como la compra a plazos o las tarjetas de crédito, al venir ahora mal dadas, donde dije digo, digo diego, y de repente, el banco deja de ser colega, y ya no te presta, así que, ¿de donde sacamos la pasta para comprarnos el coche? ¿y la hipoteca?, si hace un año, te insistían para que te pillaras un piso, con una nómina de 900€, entrampandote durante 40 años, y era todo de puta madre y facilísimo chaval, no te preocupes...
Un obrero con hipoteca es menos reivindicativo, bien lo saben esos desgraciados.
Que cabrones.
Encima, nuestro gobierno "socialista" (que riseras, barbianes) le enchufa panoja a la banca ¡¡COÑO A LA BANCA NOOO!!
¿Que pensabais, tíos listos, que si le aflojabais la mosca a un banquero, iba a ir corriendo a repartirla entre la población de a pie, cual Robin Hood moderno?
No se si sois muy inocentes o muy GILIPOLLAS.
Ala, id a pedir una hipoteca, o un crédito personal, vereis que riseras.
Zapatero, compañero, te estas cubriendo de gloria, y como sigas así, van a ganar los azules, y entonces ¿qué va a ser de esta España de charanga y pandereta?.
Los que tienen la pasta, son los de siempre, y hablando un poco de ellos:
Han decidido que están artitos de que los palestinos se les suban a las barbas, así que han empezado a matar mosquitos a cañonazos.
Y es que no se como no se les cae la cara de vergüenza.
Bueno, si, porque dinero tienen para aburrir, pero vergüenza...
Los hijos de puta de Hamas, se están muriendo de la risa mientras beben kalimotxo y se sacuden unas cuantas huríes de a 100 piastras el polvo en sus refugios, y permiten que su pueblo sea masacrado por esa jauría de perros abusones.
Yo personalmente les metería todos en un saco , con un gallo y una vívora y los tiraría al río.
Que asquete empieza a dar el mundo.
Y lo peor de todo es que yo solo me quejo, porque tampoco hago mucho más para que esto vaya mejor.
Miro para otro lado, y me apasiono en los debates.
Engordo mientras millones mueren de hambre, y me enfado, cuando me sirven un reserva por crianza.
Se me llena la boca con palabras como justicia y solidaridad, como a otros muchos fariseos, y aunque no aprieto ningún gatillo, soy tan franco tirador como el que más, porque lo consiento.
Pero a veces, como hoy, me da muchísima vergüenza, y sufro.
Y se me llevan los demonios, y aullo, y quisiera ser un animal, y no tener conciencia.
Pero no dejo de ser un señor bajito, con barba.