Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

viernes, 28 de enero de 2011

Hay que ver.

Pues si, hay que ver como siguen tomándonos el pelo, día a día.
Durante un tiempo, hemos vivido acojonaditos, sin saber si lo que nos iba a llevar a la tumba era la "gripe aviar", la "peste porcina", la "gripe amarilla", la "gripe A", el "mal de las vacas locas" o una exposición permanente a la música de Raphael.
Al final, seguramente nos muramos de asco, después de haber terminado de estudiar a los treinta años (entre carrera, master e idiomas, que es lo mínimo que te piden para un curro de mierda)pasemos diez o doce en el paro y luego tratemos de cotizar cuarenta años para cobrar una ridícula pensión.
Nos toman el pelo.
Cuando decidan que ya no pueden meterle más mierda a los cultivos, por que no paren de nacer niños con siete cabezas, tratarán de convencernos de que consumamos exclusivamente productos ecológicos, al módico precio de un riñón.
Nos venderán Internet a todas las familias, con esas ofertas tan suyas que son más un matrimonio eclesiástico que un acuerdo comercial, porque perdura después de la muerte (puedo dar datos reales de viudas destrozadas por el dolor de la pérdida y asoladas por hijosdeputa que impiden las bajas con las compañias telefónicas pertinentes)pero como se nos ocurra hacer un uso "indebido" de las posibilidades de la red, nos perseguirán como a perros rabiosos.
"Hinchese en el Mc Donalds, pero no se le ocurra engordar, que esta sociedad solo quiere cuerpos bonitos".
"Tenga usted un cuerpo bonito, pero ojo, no caiga en la anorexia, porque no van a saber donde esconder su mierda...debajo de la alfombra no les cabe ya nada".
"Compre una vivienda, por el amor de Dios, que tenemos un montón de funcionarios y empleados de banca deseando embargar sus bienes y mandarle a la puta calle".
"Firme aquí...justo aquí, donde dice claramente :tu culo nos pertenece, esclavo".
"Ya está, bienvenido al equipo: tu trabajas como un negro por un salario ridículo y nosotros nos forramos".
Me cago en el equipo.
"Mi niño es un NINI y me chulea", pues claro...si estáis todo el día currando para pagar la hipoteca y el crió necesita a sus padres, no a la tercera temporada de LOST, o a PIKACHU, o a los idiotas de GRAN HERMANO.
"Lea nuestra prensa plural e independiente, financiada por el PSOE, el PP o por la CIA"
Yo ya no se a donde mirar, donde esconderme, a quien pedir ayuda.
Creo que va siendo hora de que nos levantemos del sofá para mandar un mensaje bien claro: IROS TODOS A TOMAR POR EL CULO.
Que nos dejen vivir, que los de siempre dejen de explotarnos, de robarnos, de humillarnos, de lavarnos el cerebro.
Que los de siempre nos permitan ser SERES HUMANOS, que yo no quiero ser millonario, solo quiero disfrutar de la vida.
Que nos dejen viajar donde queramos y como queramos, que nos dejen hablar como queramos y con quien nos de la gana.
Que nos permitan ser LIBRES.
Que nos permitan ser INTELIGENTES, porque hoy por hoy, les interesa que seamos unos simios bípedos.
Que los que llevan años dominando en la sombra, se empapen de la miseria que han generado.
Que los que sufren la miseria, puedan llenarse de esperanza.
Quiero que me permitan creer en Dios, porque hoy por hoy, está la cosa de la fe muy complicada.
Quiero que me permitan creer en mi, porque hoy por hoy, está la cosa muy complicada.
Quiero hablar con alguien al otro lado del teléfono, no con una máquina.
Quiero hacer Kilómetros en Vespa, viendo hermosos paisajes y paisanos felices.
Me gustaría estar orgullosos de todo el mundo.
Mataría por olvidar mis quejas.

lunes, 24 de enero de 2011

Provincianos por el mundo

Mi TDT me ha sacado un dedo, harto de que lo utilice para hacer mofa y escarnio de los programas con que me surte a diario.
Hoy se ha declarado en huelga de frecuencia caída, pero ha tenido la decencia de dejarme abiertos un par de canales: CYL TV7 y CYL TV8.
Amos...los regionales.
No pienso decir nada en contra de estos dos canales, primero, porque tengo un gran amigo trabajando en uno de ellos, segundo, porque me parece que hacen todo lo que pueden con los medios de los que disponen y tercero, porque me dan cobertura con algunos de mis proyectos.
Y yo se lo agradezco mucho.
Dicho esto y retomando el tema, he tenido que hacer zapping entre estas dos cadenas y al final me he decidido por "Castellanos por el mundo".
Me hace mucha gracia, porque después de aquel intento de centralizar nuestros viajeros desde "Españoles por el mundo", se volvió a demostrar que no, que lo de la España unificada es ya únicamente un sueño de los nostálgicos.
Que se le va a hacer.
¡¡¡VIVA LA ESPAÑA PLURAL, MULTICULTURAL Y MUCHIPARLANTE QUE SE PUEDE PERMITIR EJERCITOS DE TRADUCTORES EN EL SENADO!!!!
Que agustico me he quedado.
En fin...
Pues bueno, viendo con gran interés este programa, me he encontrado con muchos castellanos repartidos por el orbe.
Alguna cara conocida, de paisanos de mi tierra con visión de futuro o con un paro acuciante, o con deudas en las tabernas del centro, vaya usted a saber, que decidieron emigrar y buscarse el cocido donde Cristo dio las tres voces...o más lejos.
Yo a estos, los respeto una barbaridad, los aplaudo y hasta los envidio un poco.
Con los que no puedo, ni de coña, es con aquellos peleles que se han tenido que marchar, porque si se quedan aquí los alquitranamos, los emplumamos y después los paseamos a lomos de un burro (zamorano, of course) por las calles de la city.
Y de estos, de los peleles, tenemos para exportar.
Menuda joyita se ha trasladado a Miami: el señor Oscar Quijano, del impresionantemente infumable grupo musical "Café Quijano".
Sinceramente hasta hoy, solo podía reprocharle la música con que aterrorizó a mis paisanos durante algunos años de finales del siglo pasado y algunos otros de principios del presente.
A partir de hoy, le voy a reprochar también que me represente como Castellano y Leones en los EEUU.
Que horror.
No podía dar crédito a lo que veía desde la confortable seguridad de mi sofá.
Este señor debió comerse un tripi del tamaño de una rodaja de choped, porque sino no me explico el rictus de su cara, lo dilatado de sus pupilas y lo disperso de su mente.
Supongo que solo trataba de parecer un tipo simpático y campechano (como su majestad,"campechano primero")pero la lectura más delicada que se puede hacer es: "este tío es gilipollas".
Francamente, me ha parecido un provinciano de tomo y lomo, haciendo gala veladamente de su provincianismo, presumiendo de su situación de nuevo rico y a los pocos segundos de reportaje, tratando de convencernos de su mucho mundo jaleando a un veterano de Vietnam en un barrio chungo de la zona.
No se como el veterano, no le ha cortado el cuello de oreja a oreja con la tapa oxidada de una lata de fabada Litoral.
SI pilla con Chuc Norris, no sale de allí vivo.
Poco después ha tratado de convencernos de que para rodar unas imágenes en un club de tenis, ha tenido que saltar la verja, correr delante de la poli y esquivar unos cuantos perros guardianes.
Casi me caigo del sofá del ataque de risa.
Para rematar la jugada, ha despedido a los reporteros con un temita acústico de los considerados como "armas de destrucción masiva", de hecho mi perrita ha empezado a convulsionar y hasta que no he cambiado de cadena, no ha recuperado la color.
Todo esto, eso si, el bueno de Oscar con el jersey bien anudado por los hombros y con un moreno de los que se pillan por aquí, por tierra de campos, cuando te pasas doce horas con la remolacha.
Mucho me temo que en E.E.U.U. se están planteando una invasión inminente de Castilla y León, al creer que somos aún más imbéciles que ellos.
Para arreglar el reportaje, solo se es ha ocurrido grabar a COLATE, que también es Castellano el jodio.
Pues vaya.
Menos mal que luego han sacado a un par de chavales casi normales, de los que se matan a currar para venir a España en cuanto pueden, porque aún no les han vetado la entrada.
Me está bien empleado, por no haberme marchado a la cama a leer.

miércoles, 19 de enero de 2011

Motauros o el ocaso de una civilizaciión.


No soy yo muy de acudir a concentraciones moteras, ni a concentraciones de ningún tipo la verdad. No soy yo mucho de concentrarme.
Pero para todo hay una primera vez (incluso para el sexo con gaviotas) y mis amigos de Vesperdidos (insigne no-club de vespa de Valladolid) me liaron para acudir a Motauros, famosa concentración motera que se realiza en Tordesillas desde hace muchos, muchos años.
Aquí mi señora, me dijo que no estaba muy por la labor de irse a dormir a una tienda de campaña en pleno mes de Enero, así que con harto dolor de mi corazón, tuve que acudir en la única compañía de un grupo de amigos descerebrados y obsesionados por las motos y el alcohol de importación.
La vida, es así de dura.
No voy a entrar a destripar lo horroroso y chusco que hay en más de diez mil moteros acampados en un pinar, porque me bastaría hacer un corta-pega de cualquier novela histórica que hablara de la primera cruzada, por tierras sarracenas.
Os podéis imaginar.
Pasé bastante miedo, casi tanto como en aquella ocasión en la que por causas ajenas a mi voluntad, la policía turca encontró quince toneladas de heroína en el doble fondo de mi mochila y pasé ocho años encerrado en una prisión de Ankara. Pero eso, es otra historia.
La verdad es que tras el primer impacto, decidí relajarme y disfrutar, como hice aquella vez en la que me secuestró la plantilla al completo de los "Glober- trotters" y poniendo al mal tiempo buena cara, pagué religiosamente mi inscripción y me adentré en Mordor.
Y curiosidades de la vida...hasta el peor de los infiernos puede compararse con el paraíso si estás acompañado de tus amigos.
Hizo frió, olía mal, el pinar estaba tomado por macarras con casco y mono de cuero,cuya única misión en la vida era reventarme los tímpanos, pero pasé veinticuatro horas muy agradables entre gente que se volcó por hacerme sentir bien (sin desabrocharse los pantalones).
Aunque el hambre atacó mi cuerpo y debilitó mi espíritu, ellos estuvieron ahí para alimentarme.
Aunque las fieras me rodearon y trataron de devorarme, ellos estuvieron ahí para ahuyentarlas.
Aunque cientos de mujeres alcoholizadas trataron de arrojarse cobre mi, ellos estuvieron ahí para...¡¡MALDITOS CABRONES!!
Bailamos, bebimos, comimos, fumamos y nos reímos y en ocasiones, la vida te enseña que los prejuicios son absurdos y que las cosas buenas se encuentran en todos los lados.
Bien es cierto que anduve errante por la campa buscando el club de lectura hasta que caí extenuado, pero no se puede tener todo.
Alex, Ricar, Suso, Rebeca y Victor: Iría con vosotros hasta...hasta Cuenca si fuera preciso (y si llevais una botella de Chivas, como la última vez).
Dispuesto a descubrir nuevas emociones y a buscar lo bueno donde no se espera, pienso irme de botellón con León de la Riva.

lunes, 3 de enero de 2011

Al fresco

Pues así hemos comenzado el año.
Soy fumador, para mi desgracia y he sido exfumador durante dos años, para desgracia de los demás.
Me enveneno los pulmones unas veinte veces al día en circunstancias normales y unas cuarenta si salgo de fiesta.
Soy plenamente consciente de que el tabaco es una auténtica mierda, tóxica y dañina, que como no espabile algún día me llevará a la tumba.
El sexo en exceso también puede llevarme a la tumba, aunque me preocupa menos.
Hasta hace no mucho no me daba miedo fumar, ya se sabe..la arrogancia de la juventud, cuando piensas que esas cosas no te pueden pasar a ti y de repente un día empiezas a enterarte de amigos y familiares de amigos con cancer de pulmón, de garganta y demás mierdas mortales.
Una vez que le ves las orejas al lobo, empiezas a pensar que a lo mejor hay que dejar de fumar.
Tengo claro que hay que ponerle remedio a estas cosas, porque igual que no acostumbras a golpearte el pitito con dos ladrillos, ya que sería una estupidez, necrosarte los pulmones a base de pitillos lo es de igual manera.
Hasta ahí todo bien.
Ahora vamos a hablar de la última lindeza de los de arriba.
En este país tolerante y de estupendo talante democrático, donde una niña de catorce años puede decidir entre ponerse un preservativo o abortar directamente, donde un político corrupto y delincuente pede conceder simpáticas entrevistas en programas de la prensa rosa y donde cualquier animal puede saltarse la orden de alejamiento con total impunidad y rajarle el cuello a su señora, empezamos a ponernos límites.
Y no hablo de condenar a cuatro guardias civiles a indemnizar economicamente a dos etarras culpables de la muerte de dos viajeros en el aeropuerto de barajas no.
Tampoco hablo de no echar a la puta calle a cientos de controladores aéreos por haber secuestrado a miles de viajeros de la forma más canalla.
Hablo de prohibir fumar en cualquier espacio público cerrado.
Vamos a ver:
Me parece estupendo que se quira salvaguardar la salud de los fumadores pasivos, pero creo que esta medida es una auténtica estupidez.
Hace unos años se obligo a miles de hosteleros a realizar reformas en sus establecimientos para delimitar zonas de fumadores y no fumadores. También se dio la opción a los propietarios, de elegir si su bar o restaurante era o no espacio libre de humo.
Yo podía decidir si acudía a un garito de fumadores o de no fumadores, lo que más me apeteciera.
No entiendo porque ahora condenan al ostracismo a los fumadores, como si fuésemos apestados.
En Hawai a lo mejor no importa, pero salirte al fresco a fumar un pitillo en Valladolid, en pleno mes de enero y con siete grados bajo cero es unas risas.
Al margen de la cara de idiota que se te queda, en la puerta del bar, fumando el pitillo como si te estuvieses fumando un basuco.
Ahora si, dentro puedes beber hasta pillarte la cirrosis del siglo, que al gobierno se la suda.
Francamente no se cual puede ser la solución para este asunto...quizás crear clubs para fumadores donde puedas envenenarte a gusto mientras te bebes una birra, rollo "made in england".
De todas formas, la mayoría de la gente que ha presentado esta ley y la ha votado, no pisan mucho por los bares, así que a ellos como si nos la pica un pollo.
Pues nada, voy a tener que comprarme unos gayumbos térmicos y unas orejeras, porque ante todo soy un hombre temeroso de Dios y de las multas de la policía.
Espero que los hosteleros de mi ciudad vayan haciendo acopio de bidones de metal, leña y pastillas para el encendido de barbacoa.
Las calles del centro van a parecer el Bronx.
Me surge una duda: no se si a partir de ahora se ligará más en la puerta, o en el interior de un bar.