Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explica...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

jueves, 20 de abril de 2017

Agárrate fuerte a mi cuello ESV

Fantasia es un reino muy, muy grande. Lo realmente triste es que la mayoria de las personas no quieren darse cuenta de que viven en él y, prefieren agarrarse a la ciencia, antes que al cuello de los animales fantásticos que les permitiremos volar y acercarse a las estrellas.  En su patética ignorancia cubierta de innecesarios diplomas y títulos, prefieren observar las estrellas desde telescopios.
Me llamo Sansa y la emperatriz de Fantasia, me ha ordenado vivir junto a Jose, un simpático gallego   con mucho ritmo, que comparte vida conmigo, con la mujer a la que ama y con sus baquetas y su batería. 
La emperatriz me mandó llamar a la torre de marfil y me explicó que la nada que trata de extenderse por Fantasía, en Galicia es conocida como morriña y se alimenta de la tristeza que produce en los gallegos el estar lejos de su tierra. Pero no temas Jose, agarrate fuerte a mi cuello, vuela conmigo y escapa de la nada.
Al haber adoptado la forma de una hermosa Chow Chow, los veterinarios que trabajan para el lado oscuro de la imaginación, trataron de frenar mi vuelo y utilizando mentiras y argucias médicas, convencieron a Jose para que me operase y me implantaron prótesis de titanio en las dos patas traseras. Pero les ha salido mal la jugada. Con el titanio, aterrizo mucho mejor.
Cómo yo, hay muchos más viviendo entre vosotros sin que apenas os deis cuenta de nuestra presencia. Somos dragones y estamos aquí para ayudaros. Solo tenéis que mirarnos con esa óptica con la que nacéis todos pero que se va empañando según cumplis años. Cuando abandonais la niñez, muy pocos conservais la mirada limpia de progreso  y raciocinio.
La razón no todo lo puede y en ocasiones es la peor de las maldiciónes. Alguien dijo una vez que el infierno es la imposibilidad de la razón pero todo lo contrario, el verdadero infierno es el exceso de esa razón que anula lo más bello.
A veces José sueña con tocar con su banda antes decenas de miles de personas, en el estadio más grande del planeta y ya he estudiado las cartas de vuelo para llevarle hasta él. Será un concierto memorable y Atreyu y Artax ya han reservado entradas.


No hay comentarios: