Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

viernes, 24 de junio de 2016

Me cago en el amor

En efecto y perdonadme la vulgaridad pero... ¿porqué voy a creer,yo en el amor? Si no me entiende, no me comprende, tal como yo soy.
Llevo desde los catorce años persiguiéndolo y soñando con que como dicen los poetas, el amor lo puede todo. Perdonadme de nuevo la vulgaridad pero eso es otra puta mentira. El amor no lo puede todo. Al menos el amor que yo he conocido. Siempre hay que tener en cuenta las circunstancias que rodean cada historia de amor y por bonita y mágica que esta sea, si las circunstancias no acompañan, habrá que leer la fecha de caducidad.
Soy el eterno romántico y el eterno enamoradizo, que no puede evitar sentirse atravesado constantemente por los dardos del angelote ciego y capullo, al que deberían retirarle el permiso de armas y confiscarle el arco. En cada mujer con la que me he cruzado he tratado de identificar el sentimiento más intenso. Ese que me ha llevado a comprar un desfibrilador de última generación, con cámara de setecientos megapíxeles y tarifa de datos. Pero que carajo, estoy descubriendo que ellas siempre me verán como el eterno secundario cómico. 
No soy el tipo más atractivo de mi barrio pero tampoco provoco arcadas cuando paso por la puerta de un colegio femenino. Algo debo de tener. No sé realmente lo que podrá ser y os juro por la memoria de "Bankia" (mi primer gatito) que esto no es falsa modestia; solo sé que he tenido la inmensa fortuna o la inmensa desgracia de haber compartido muchas de mis noches y casi todos mis días de ambas temporadas, con mujeres que en algún momento creyeron sentir algo por mí, o al menos eso me dijeron en un principio (al final siempre se les pasaba).
Ya no voy a dedicar un solo minuto a buscar el amor verdadero ni otros personajes mitológicos. Si tengo que enfrentarme a él, será porque se ha decidido a abandonar su guarida y a dar la cara en campo abierto.
Os juro por supergato que he amado...y mucho, hasta la extenuación y el delirio.Hoy disfruto tarareando esta canción del señor Carotone.
Estoy en modo kumite en todos los frentes de esta guerra que es vivir.
Soy peleón y no pienso rendirme facilmete, pero tampoco he enviado a mis naves a luchar contra los elementos.

No hay comentarios: