Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

jueves, 28 de abril de 2016

Ligera de equipaje

Buen viaje cariño.
Al fin has despertado Blanca nieves. Tonto de mí, supuse que despertarías en mi mundo pero gracias a Dios has despertado en un lugar mucho mejor, sin sufrimiento y sin angustia, en el lugar donde mereces comenzar una vida nueva.
Estás llegando, te queda muy, muy poquito de viaje y seguramente te instalarás en una vivienda a la altura de tu corazón, con una inmensa parcela llena de flores casi tan bonitas como tú y donde corretearan ardillas y cervatillos, como en las películas de Disney. No te imaginas cuánto te voy a echar de menos, cuánto, te vamos a echar de menos. Esto no es un adiós, es un hasta luego cielo, nos veremos cuando toque, cuando cuadre, cuando ya no tenga más que dar a los mios.
No te voy a engañar, me muero por reencontrarme contigo, con mi padre y con todos aquéllos que habéis ido por delante. No sé porqué mi billete no debía de cubrir todo el trayecto y el revisor celestial me dio una tremenda patada en el culo y me devolvió a la casilla de salida.
Si sé porqué. Para conocerla a ella.
En mi vida he tenido la inmensa fortuna de conocer a mujeres tan increíblemente maravillosas como tú pero tan solo ella era la que me estaba asignada y las demás me ayudastéis a estar a la altura con vuestro cariño, vuestros consejos y vuestras indicaciones.
No sabes cuánto te he querido y cuanto te voy a querer siempre. No te olvidaré jamás. No podría aunque quisiera. En mis recuerdos siempre serás esa morenita pizpireta y guapetona que bailaba en mi boda y que compartió mis momentos de felicidad y me ofreció su hombro en los momentos de angustia. Fuiste una gran amiga, eres una gran amiga y por favor, desde donde quiera que este tu nueva residencia, sigue cuidando de mí. Cuida de nosotros y dale un beso enorme a mi padre. Dile que intento seguir su ejemplo, cuidar a mis amigos y no defraudar a nadie, por difícil que esto sea.
Quiero ser la mejor persona que pueda ser y ganarme mi billete para llegar hasta vosotros el día de mañana.Prometo esforzarme en ello y no dejarme tentar por tantas y tantas estupideces con las que pueden corromper el alma. Lucharé para que mi alma sea tan pura como la tuya.
Fuiste mi Blanca nieves, mi Bella durmiente y mi referente en un mundo de cuento en el que siempre ganaba el bien y derrotaba a los ejércitos de la sombra, aunque fuera como has hecho tu, dejando una estela de luz que ilumina todos y cada uno de los rincones oscuros de este puto planeta.
Perdona amiga, me conoces bien y sabes que me dejo llevar.
Nunca olvidaré nuestras conversaciones, nuestros ratos de asueto y nuestros momentos de comunión.
Vivirás en mi. Vivirás en muchos.
Hoy me despido de ti. Eras una de las más asiduas lectoras de mi blog y sé que de alguna manera leerás esta entrada.
Te quiero mucho, no lo olvides nunca. Siempre estaré contigo, sea de la forma que sea.
Descansa en paz, cielo. Descansa. Te mereces descansar y ser feliz.

No hay comentarios: