Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

jueves, 31 de marzo de 2016

Karma



Todo vuelve en esta vida, todo. El que siembra recoge y hay personas que no sabéis que al sembrar vientos recogeréis tempestades.
Puede que me esté condenando al decir esto, pero tengo la suerte de que ya lo cantan por mi y, no creo que merezca el infierno por hacerle los coros a Nacho Vegas y Enrique Bunbury: "Deseo que después de que mueras, no haya para ti un lugar." 
Soy de perdonar y de tragar con todo. Como dicen por ahí, "he aguantado carros y carretas" cuando el perjuicio solo me los causabais a mi y disfrutabais retorciendo el cuchillo dentro de la herida pero ahora habéis cometido vuestro error más grande y quizás y con suerte el último: mancillar  la memoria del hombre más bueno y más generoso que habéis tenido la suerte de conocer en la puta vida y ensuciarla con vuestra falta de vergüenza y con la osadía que os caracteriza.
El odio que habéis generado en mi, alimentándolo con un elaborado menú compuesto por:  entrante de mentiras de temporada. Traición  aliñada con reducción de vinagre de Módena.Segundo a elegir entre infidelidades asadas en horno de leña o adulterio de interior en papillote con patatas asadas y para terminar  un delicioso sorbete de apropiación indebida y dulces variado de injurias y calumnias; al final ha terminado por crecer tanto que comienza a darme miedo.
Yo os maldigo en la distancia y os deseo el peor de los males y que la justicia kármica os devuelva con creces todas vuestras obras. No seré yo el que tire la primera piedra, no estoy libre de pecado y sé que mi pecado más horrible fue el abriros mi corazón y quereros hasta lo indecible, aún a sabiendas de que me estabais matando. No busco ni he buscado nunca vengarme, tan solo le he pedido al cielo algo de justicia y capacidad para olvidar, cosa que casi se me concede al perder la memoria pero por desgracia hay cosas tan dolorosas que nunca se olvidan.
En ocasiones me he arrepentido de no haberme tomado la justicia por mi mano como me recomendaron muchos que incluso se ofrecieron voluntarios para participar en el linchamiento pero gracias a Dios he sabido contenerme y no cometer un error que me arruinaría la vida por completo y para mi suerte y vuestra desgracia, en mi mundo literario soy juez, jurado y verdugo y os he condenado a la muerte más horrible sin posibilidad de recurso. La condena se aplicará lo antes posible a no ser que el alcaide de la prisión de mi cerebro reciba la llamada del gobernador del estado de mi alma concediendo el indulto. No lo creo aunque todo es posible, porque el recuerdo de aquel al que estáis faltando al respeto después de muerto, es misericordioso.
Escribir esto me sirve de catarsis y de limpieza espiritual, además es mucho más inteligente que destrozarme los nudillos contra la pared o contra el cráneo de alguien. Solo siento que hayáis sido capaces de despertar estos sentimientos en mi, que soy un tipo tranquilo y de talante pacífico, respetuoso y comedido.
La vida da muchas, muchas vueltas y, todo termina llegando, incluso lo bueno.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Las ánimas del monte.

Se conjuraron para conseguir crear el rincón perfecto alejado del mundanal ruido y lo colocaron entre un río lleno de vida y un montecito tan desnudo de vegetación que fue bautizado con el sobrenombre de "la calva".
Estoy hablando de Espejo de Tera, una pequeña  pedanía soriana habitada por unos irreductibles galos que a golpe de poción y de odas sanjuaneras de sus bardos, consiguieron conquistar mi corazón ampliando las fronteras hasta incoporar mi alma a su término municipal.
Allí hice teatro, malabares, acrobacias y toqué algún instrumento pero, sobre todo disfruté de la vida al entender que los placeres cotidianos te pueden llevar al éxtasis más placentero.
Allí me integré en una comunidad que con su comportamiento me reconcilió con el género humano.
No es baladí que haya elegido Espejo de Tera para ambientar mi relato novelado "Temporada de setas", pues jugar con el contraste entre lo bucólico del emplazamiento y lo terrible de los crímenes que allí se cometen, le aporta un punto de sal perfecto a la trama. Al escribirla he ido revisando en las diferentes versiones no solo la ortografía y la gramática, si no también la esencia del lugar, moldeando algunos aspectos hasta conseguir convertir la luz de Espejo en las tinieblas oportunas. Con la inestimable ayuda de mi editora, que me está aportando una visión externa con gran criterio en todos los aspectos, cada día avanzo hacia la versión definitiva que se publicará en poco tiempo y con la que quiero conseguir además de una lectura amena  e interesante, hacer un homenaje a todos los vecinos de esta comunidad que han compartido junto a mi los mejores momentos y los más tristes y duros.
Debo mucho a este lugar. Espiritualmente me empadroné en Espejo hace muchos años ya y como dicen por ahí: uno es de allí donde cuelga su sombrero. Sé que en Espejo mi sombrero tiene un lugar especial reservado junto a los de todos los de sus excepcionales habitantes y mi creatividad se vuelve un océano al nutrirse de las aguas de tantos ríos que desembocan en él.
Gracias por ser...y por estar.

domingo, 27 de marzo de 2016

No ha ardido.

La única llama fue la de tu encendedor cuando ignorando mi aversión hacia el tabaco encendiste el típico "cigarrillo de después" en el dormitorio, sin tener en cuenta que para mi no hay ningún "después", tan solo un "¿ya?"
Decidí entregarme a ti. Decidí que fueras tu quien entrara a colonizar ese territorio que aún no había conocido ningún hombre y creo que a pesar de todo, seguirá siendo un territorio virgen. No supiste clavar tu bandera en mi playa y se la llevó la corriente mar adentro, arrastrada por las olas de la marea  de la insatisfacción y el desinterés.
Quería arder contigo, quería que me aplicases la chispa adecuada. Quería contener los gemidos mordiéndome los labios y apretando los nudillos, como he visto en mil películas pero, tan solo me mordí los labios para no gritarte mi desprecio y escupirte mi repulsa.
Desde luego eres atractivo, no te lo voy a negar, lo triste es que no seas nada más que una cara bonita. Lo siento. Te pierde tu egoísmo, tu soberbia, tu arrogancia y tu desidia. Te pierde perder a jóvenes inocentes e inexpertas como yo pero creo que esta vez no he perdido nada, he ganado en conocimientos. Lo que acabamos de realizar no es para nada eso que llaman "hacer el amor". Creo que ha sido una variante del onanismo más feroz pero en vez de la mano has utilizado mi cuerpo.
El sexo lo esperaba divertido, imaginativo, placentero, por encima de todo un trabajo de dos.
Nos acostamos dos personas pero solo consumó el acto una de ellas y de forma mecánica y muy poco comunicativa. A excepción de tus "chupa" y "muévete" no escuché ninguna otra palabra y tan solo sentí tus manos presionando mi cabeza y abriendo mis piernas.
No tienes ni puta idea de lo que te he regalado, no lo mereces y me arrepiento océanos de haber sacrificado este momento contigo.
Lo siento pero no soy la actriz porno contratada  para repetir una y otra vez tus escenas favoritas.
Me voy del plató, abandono el rodaje.No me incluyas en los títulos de crédito.
Todo ha sido culpa mía, me perdió la impaciencia por alcanzar el paraíso prometido y en algún momento debí equivocar el camino y seguir la senda del infierno de lo anodino. 
Tu corte de pelo perfecto, tus ojitos verdes, tus músculos de gimnasio. Tus seductoras sonrisas ensayadas una y otra vez ante el espejo de otros ojos inocentes. Guárdatelo todo para ti y sigue masturbándote con ingenuas jovencitas, mientras puedas y te lo consientan. Yo buscaré un hombre a quien amar en su humana imperfección. Me da lo mismo que no esté cachas, que no sea alto, que no luzca un estupendo corte de pelo, que no sepa pronunciar las erres o que llore leyendo versos de poetisas bilbainas. Me da igual que sienta tanto temor como pasión al acostarse conmigo y comprenderé con cariño que precisamente su deseo y su ilusión por hacerme el amor, sea lo que le haga temer no estar a la altura.
Entonces y solo entonces, llegaré al orgasmo.

viernes, 25 de marzo de 2016

En efecto, el mayor monstruo: los celos.

Detrás de él, siempre en segundo plano, como ya era habitual.
Hoy la posición la marca el protocolo de la ceremonia. Siendo uno de los testigos del novio, no tiene sentido que se sitúe junto a los contrayentes frente al altar pero de alguna manera lo de hoy es la gota que colma el vaso y se lo piensa hacer pagar, jura ante la imagen de su Dios que preside la iglesia clavado en la cruz, que le va a arruinar la vida.
Se supone que son los mejores amigos del mundo, aunque nadie, ni su propio supuesto mejor amigo, sospechan lo que anida en el interior de su alma. Ya está harto de ser siempre el número dos. Él sin duda reune todos los requisitos para ser el "number one" y, le jode una barbaridad que el brillo que despide su amigo eclipse todo su atractivo natural.
No entiende porqué, pero su amigo despierta más simpatías, es más valorado por la crítica, por las mujeres y por su entorno social. Incluso ha llegado a pensar que ese asqueroso advenedizo con sonrisa de triunfador, le cae incluso mejor a su madre que el mismo, su propio hijo.
Hoy firmará el documento oficial en el que se recoge el enlace de su antagonista con una mujer de bandera, una pelirroja simpática y preciosa que le ha debido tocar en un sorteo, porque no termina de entender que coño hace casándose con él, un hombre del que solo puede reconocer que tiene una suerte muy superior a la media.
Traga saliva, respira hondo y aprovecha el discursito del sacerdote para echar una mirada de soslayo a la violonchelista que ameniza el enlace, una virtuosa realmente interesante de sonrisa perfecta y sugerente silueta. Cómo no podía ser de otra manera, es amiga del novio y hoy toca gratis, aportando sus encantos a la completa ceremonia diseñada al dedillo para que todo sea realmente insuperable.
¡¡¡Disfruta cabronazo!!! A partir del "si quiero" te prometo que sin que te des cuenta, voy a destrozarte el futuro. Convertiré tu vida en algo tan espantoso que terminarás pidiéndome ayuda para terminar con ella.
De nada te servirá tu encanto, tu carita angelical y tu sonrisa aniñada. De nada te servirá tu puto don de gentes, tus elegantes modales de colegio de curas y universidad privada, ni tu fiestas en el club social donde te inscribieron tus padres desde chiquitín.
Sueñas con ser un escritor capaz de crear una obra que te transcienda al morir y te voy a dar el argumento perfecto para tu drama póstumo: La historia de un hombre que encuentra a su mujer en brazos de su mejor amigo y que al no querer perder a ninguno de ellos, ve desaparecer su orgullo y  su auto estima y se vuelve muy pequeñito, para terminar muriendo al ser pisoteado por la bota que a pesar de la traición, seguía lamiendo.
A partir de ahora yo seré el rey de las fiestas, ocuparé el trono que me pertenece por derecho de sangre. Seré el artista mejor valorado por la crítica y el hombre al que todas las mujeres deseearán nada más conocerlo. Contaré los chistes más graciosos, escribiré los versos más hermosos y cocinaré los mejores platos, mientras tu te consumes. Te veré suplicar la muerte agarrado a mis tobillos y ni eso te concederé.
Estoy más que cansado de ser tu segundo de abordo. Esto no es un acto de  celos, es un motín en toda regla.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Fallo de medicación.

El psiquiatra de la Seguridad Social no acertó con la dosis que requería la enfermedad de su joven paciente y por la ausencia de unos miligramos en las pastillas  del compuesto recetado para el consumo diario con el fin de controlar su ira, se produjo el fatal desenlace.
Podía haber sido una pelea absurda en cualquier bar, una típica discusión de tráfico o incluso una riña en el campo de fútbol después del partido de cualquier domingo pero el destino quiso que ella sin quererlo, firmase su propia condena de muerte al besar a aquel vecino sin saber que él estaba subiendo por las escaleras.
Según confesó a la policía tras entregarse en la comisaria más cercana a su domicilio, se encontró con la escenita romántica en el rellano y reculó en silencio sin que ninguno de los dos adúlteros se percatasen de su presencia. Cuando su mujer hubo entrado en casa, espero unos minutos fumando un cigarrillo y tras apagáserlo en el dorso de la mano, buscando un dolor que acallase sus gritos internos, sacó las llaves y entró en casa. Ella estaba preparándose un baño y saludo desde el dormitorio, donde se acababa de desnudar.
Él, colecciona cuchillos de diversas partes del mundo, cuchillos que o bien compra en sus viajes o bien le traen sus amigos más aventureros de los destinos más interesantes. Escogió del aparador del salón un cuchillo de gaucho argentino, que le trajo un buen amigo de su viaje por la Pampa. El cuchillo tenia una robusta y ancha hoja muy afilada, de unos quince centímetros de acero vengador, engarzado en un mango de cuerno de vaca recubierto de cuero negro. 
Cómo en la famosa escena de a película de Hitchcok,entró en el baño con sed de sangre y antes de que ella pudiese reaccionar, le asestó una puñalada en la cabeza, hundiendo la hoja hasta la empuñadura en su cráneo y evitando al interrumpir bruscamente las conexiones neuronales, el grito de horror de su mujer. Tras esta primera puñalada vinieron media docena más y al ver que estaba poniéndose perdida de sangre la chaqueta de ante, cesó en su ansia homicida, no por remordimiento, sino por pura coqueteria. Odia la gente que sale a la calle con la ropa llena de manchas.
Su pelo rubio , sus ojitos azules y su cara aniñada, suscitaron las típicas frases de los vecinos ante las cámaras de televisión, expresando la sorpresa de la comunidad ante tan terrible suceso y más siendo el autor de brutal crimen aquel vecino del quinto, que siempre saludaba muy educadamente en el ascensor e incluso ayudaba a la anciana del tercero con la compra cuando coincidían en el portal. 
Cuando el doctor Gonzalez abrió el periódico mientras disfrutaba del primer café de la mañana y leyó la noticia del crimen, escupió el café con leche que tenía en la boca sobre la espalda de su última amante, una alumna de la universidad donde daba clases del master en criminología. Casualidades de la vida, ya tenían tema para el próximo trabajo de cara a subir nota, aunque ella había conseguido una matrícula de honor esta misma noche, dejándose cabalgar en el sofá del cuarto de estar.
Próximamente escribiré sobre la muerte por envenenamiento de un lascivo y asqueroso psiquiatra que fallece a manos del novio de una de sus alumnas del master donde impartía la docencia y se nutría de sexo a cambio de buenas calificaciones.

 

domingo, 20 de marzo de 2016

Podría estar basado en hechos reales.



Erika lo había conseguido. Tras un año de esfuerzo continuo, miles de folios llenos de apresurados apuntes,noches a base de cafés y maratonianas jornadas de estudio en la biblioteca de la facultad, consiguió aprobar todas las asignaturas de su último curso de la licenciatura en Derecho.
Sus padres quisieron premiar su esfuerzo y su constancia en los estudios con el regalo que ella quisiera pero rechazó la recompensa, explicándoles que tan solo había aprovechado la oportunidad de formarse y poder aspirar a las mismas oportunidades que sus hermanos mayores para plantarle batalla a una vida ya de por si muy difícil para ella, solo por el hecho de haber nacido mujer.
Pasó julio y agostó dando clases particulares a alumnos que debían presentarse a las pruebas de selectividad en septiembre y tras esperar a que sus pupilos le comunicasen que habían conseguido pasar la criba pre universitaria, decidió hacerse un viajecito con el dinero ganado durante las vacaciones estivales.
Erika quiso conocer la tierra de Banville, su escritor favorito y compró por internet billetes de ida y vuelta a Irlanda, aprovechando la oferta de una compañía de esas low-cost, a la que solo faltaba pedirte que fueras dando pedales durante las más de dos horas de vuelo.Viajaría sola, Erika no necesitaba compañía en esta aventurita y además sus amigos  no habían corrido su misma suerte y debían emplear su dinero en las matrículas de las asignaturas que tendrían que repetir y en el nuevo curso académico.
Su madre llegó a pedirle que no viajase sola, porque le asustaba que pudiese sucederle algo pero su padre fue quien consiguió quitarle los temores, recordándole lo cabal y prudente que ha demostrado siempre ser su hija y las excelencias de un país que está social y culturalmente tan bien posicionado como España o más.
Al llegar a Dublín Erika pudo comprobar que el norte de España, sobre todo Galicia y Asturias, le deben mucho de su cultura y sus tradiciones a aquellos celtas que desembarcaron en sus costas hace muchos siglos ya.
Irlanda tiene mucho que ofrecer y se come y se bebe de escándalo, no como España, pero casi.
Tras unos días en la capital visitando museos y lugares emblemáticos, optó por darse una vuelta por la Irlanda más auténtica y desconocida  y eligió el norte y sus hermosos paisajes costeros, con enormes acantilados y playas muy distintas de las que conocía en la costa mediterranea, atestadas de turistas.
Paseando al caer el sol por una de estas playas de Donegal, incluidas en las rutas del atlántico que promocionaba la Oficina de Turismo de Belfast,Erika tuvo la mala fortuna de encontrarse con Patrick, el menor de los dos hermanos O´Donell, que había sido puestos en libertad dos semanas antes tras haber pasado más de seis años entre rejas condenado por abusos y el intento de violación a una jovencita, vecina de su mismo pueblo.
El hombre, ligeramente ebrio y atraído por la racial belleza andaluza de Erika, de cabello y ojos negros, herencia del mestizaje de su tierra, se dirigió hacia ella sonriendo y tratando de atraer su atención con chascarrillos y piropos en gaélico y al comprobar que ella no lo entendía, se envalentonó y dio por sentado que al ser una mujer extrajera que caminaba sola por ese paraje, estaría buscando un apuesto irlandés para añadirlo a su lista de conquistas por el mundo. Al ver que ella apretaba el paso asustada, el pequeño de los O´Donell la alcanzó de media docena de veloces zancadas, sujetandola por los hombros al llegar hasta ella pero con lo que no contaba era con la reacción de la joven española, que al sentir las fuertes manos de aquel desconocido sobre ella, se giró rápidamente zafándose de él y le propinó un puñetazo directo a la nuez, como había aprendido en el curso de defensa personal que hizo en un centro cívico de Granada.Aquello hizo que el muchacho se llevase las manos a la garganta durante unos segundos tratando de recuperar el resuello y al conseguirlo, echó mano del cuchillo que portaba en la funda del cinturón. Erika al ver el arma se abalanzó sobre él tratando de arrebatársela y durante el forcejeo ambos cayeron al suelo. Al caer, el joven irlandés tuvo la mala fortuna de hacerlo sobre el cuchillo atravesándose el corazón y muriendo en el acto.
Erika trató de reanimarle aplicándole un masaje cardiaco y tras ver que no lo conseguía, sacó su teléfono móvil y marco el número de emergencias.
La policía y la ambulancia no tardaron demasiado en llegar y Erika lejos de ser reconfortada, sufrió la humillación de uno de los agentes que sin saber que ella entendía el ingles, le dijo a su compañero que seguramente habría provocado a su agresor con esos pantaloncitos tan cortos y la blusa que lucia, dejando intuir el comienzo de sus pechos.
Tras recibir asistencia del personal de la embajada, prestar declaración ante la justicia irlandesa y haber sido asquerosamente prejuzgada por la prensa y la sociedad local, Erika pudo regresar a España con su familia.Decidió no cometer el error de juzgar a todo el cesto por una manzana podrida y pasados unos años regresó a aquellas playas para exorcizar el fantasma de los recuerdos siniestros y desagradables. Arrojó una flor al mar frente al lugar donde sucedió todo pero no en memoria de aquel muchacho, si no en el de la  de todas las mujeres que no habían tenido tanta suerte como ella.
Al terminar las cortas vacaciones y volver a su despacho, Erika comenzó a estudiar el expediente de otro caso del tribunal de violencia de género, donde ejercia como abogado del turno de oficio.



viernes, 18 de marzo de 2016

Cogollos

Mikel anudó con fuerza el extremo de la cuerda a una de las vigas del desván del basarri, donde acostumbraba a secar las cosechas año tras año. De la cuerda cuelgan grandes cogollos de una variedad de marihuana conocida como "Big foot". Las plantas de esta variedad tienen una concentración tal de thc, que al fumar la primera calada de cada canuto, los efectos te transportan a un universo paralelo, donde nada duele, nada pesa y todo te hace reír.
Con la venta de la producción de este año, Mikel ha decidido comprar una txalaparta nueva, aunque Bidane, su novia, le ha dejado bien claro que necesitan una televisión y un par de lamparitas para el salón. Ella y su manía de convertir el basarri en un chalecito convencional, aunque en el monte no hay otro como el suyo y los metros cuadrados de kampa exceden de las parcelas donde ubican la mayoría de los chalets modernos que construyen algunos desalmados para engañar a los nuevos ricos.
Un disco de Kepa Junkera en el equipo del salón aporta a su trabajo la banda sonora adecuada. Mikel lleva el ritmo con el tacón de la bota derecha contra el desvencijado suelo de madera que el antiguo propietario no quiso cambiar aceptando abaratar el precio de escritura a cambio.
Solo hierba, pasa de añadir tabaco. Un canuto en condiciones no debe llevar sustancias que adulteren la calidad de sus plantas. Boquilla de cartón, eso si, detesta cortar  el extremo de un cigarrillo y utilizar ese trocito de tabaco prensado para que no se le queden hebras de hierba en los labios. El sabor no es el mismo al pasar el humos por esa trampa. Él es un fumador con criterio, de los de la vieja escuela.
Pasa de otras drogas, ha probado una gran variedad pero ni la coca ni las anfetaminas son de su gusto.
La química es una mierda, como le explicó un colega adicto a la farlopa al hablarle de los tremendos bajonazos depresivos tras una noche de "tiroteo farlopero" en la intimidad de los baños de media docena de bares: "Todo lo que sube, tiene que bajar. la droga mas que química, es física pura y dura". 
Mikel ha perfeccionado el sistema de producción y optimiza los recursos a su alcance para que sus semillas (siempre de la mejor calidad)  le permitan poner a la venta  tres o cuatro kilos de cogollos prietos, peludos y resinosos, los preferidos de todos los fumetas. A tres euros el gramo, eso son unos nueve mil euros limpios, descontando la comisión del distribuidor.
Su aita le reprochó que abandonase los estudios y se fuese a vivir al basarri  con el que hipotecó el cincuenta por ciento de su sueldo de jardinero. Su aita no sabia que la jardinería le reporta unos excelentes ingresos extras, que complementan los menos de mil euros al mes que le reporta la empresa de jardinería que le tiene ocho horas al día arreglando jardines privados y parques municipales.
Si su ama pudiese verle por un agujerito, seguramente se santiguaría y luego rompería a llorar, como cuando los picoletos se llevaron a su hermano tras una manifa en la que se le fue un poco la mano y le dio por "redecorar" unos cuantos autobuses urbanos.
Sus aitas no tienen ni puta idea de que para un chaval como él, la vida está cada día más jodida y si no consigue unos ingresos paralelos, a tomar por culo los sueños de casarse con Bidane y tener media docena de críos correteando por el basarri.
Conoció a Bidane durante unas vacaciones en Donosti, a donde sus padres le llevaron para que estrenase la tabla de surf que le regalaron al terminar  COU con una media de sobresaliente. Se enamoró de ella en cuanto la vio. Bidane paseaba por la playa como una modelo de bikinis en la pasarela de Cibeles. Ella se sintió atraída por el chaval de las rastas rubias que embutido en un neopreno portaba una gran tabla de surf bajo su escuálido brazo derecho.  Por la noche coincidieron tomando una copa en un garito y lo demás fue coser y cantar. Cupido acertó con las flechitas y tras estar de novios a distancia durante ocho o nueve meses decidieron que no podían estar el uno sin el otro y se fueron a vivir juntos. El jodido amor verdadero, el que te cuentan en las películas esas de vampiros modernos, hombres lobo muy cachas y chavalas melancólicas.
Mikel y Bidane tienen todo lo que necesitan pero por encima de cualquier otra cosa, se tienen el uno al otro.
La vida pasa mucho más deprisa de lo que uno se cree y con certeza lo mejor que te puede pasar es encontrar a tu media naranja paseando por la playa con un bronceado perfecto y un culo de quitar el hipo.
Mikel piensa en lo feliz que es mientras le da otra calada al canuto que está a punto de consumirse pero la trikitixa de Kepa a todo meter, no le permite escuchar la patada que el agente de la brigada de estupefacientes le ha dado a la puerta principal del basarri, facilitando el acceso a media docena de compañeros que con la pistola en la mano, se adentran a la carrera en el hogar.
El  cobarde soplo de un cliente de la competencia, ha terminado con los sueños de  tranquilidad y felicidad.A Mikel le caen dos años en el talego y una multa de diez mil euros. Bidane volvió a Donosti con sus aitas. 
El basarri está a la venta y nunca se llenará de niños, al menos no de los suyos.
La vida pasa y pesa.



lunes, 14 de marzo de 2016

A los pies de la cama



Noto una presencia y sé que no lo estoy soñando. 
No me atrevo a encender la luz ni a destaparme el rostro y de forma estúpida creo que si la sábana cubre mis ojos impidiéndome ver lo que acecha en la oscuridad, sea lo que sea o sea quien sea tampoco me verá a mi. Seguramente huele mi miedo, probablemente ese olor le resulte muy apetitoso.
Con mucho cuidado palpo el colchón en busca del cuchillo que me acompaña cada noche desde que descubrí que las cosas pasan también en la vida real y no solo en las películas de terror. Siento el doble filo en la palma de mi mano y consigo agarrar la empuñadura.
Algo pesado y lento está reptando hacia mi desde los pies de la cama, puedo escuchar una respiración entrecortada, unos jadeos siniestros. Maldigo haber insistido a mis padres en que eligieran esta cabaña en lo profundo del bosque, en lugar de aquel chalecito adosado junto al embarcadero del lago.
No creo que sean siquiera la una o las dos de la madrugada, tan solo debo de llevar un par de horas dando vueltas en la cama intentando conciliar el sueño. Debí haber hecho caso a mamá y haber tomado una de esas tilas alpinas que te ayudan a relajarte y a dormir bien. Ahora es demasiado tarde pero casi es mejor estar despierto y despejado que  aturdido por las hierbas aunque puede que hubiese preferido no ser consciente de todo esto.
Mi corazón está a punto de detenerse cuando algo parecido a una mano se posa sobre mi vientre y en ese preciso instante descubro que la suerte está echada y que pase lo que pase ha llegado el momento de dar la cara.Mentalmente rezó un padrenuestro y una oración a mi ángel de la guarda y con la mano izquierda tiro de la sábana hacia abajo mientras libre ya de obstáculos, alzo la derecha con el oportuno y reconfortante  cuchillo dispuesto a traspasar el pesado bulto que se mueve sobre mis piernas.
Un espantoso y agudo  grito de mujer se escucha en la habitación: "Juaaaaaaaaan, las nueve y cuarto, vas a llegar tarde a clase" . Una horrible pesadilla deja paso a la más horrible aún realidad: es lunes y tengo examen de matemáticas.

domingo, 13 de marzo de 2016

Genio y figura

No hace mucho publiqué en el blog una entrada que llevaba por título "Mejor decir las cosas, más aún si las sientes" que según las estadísticas de blogger es de las más leídas de Laespinilla y sinceramente, se ha convertido en algo que trato de llevar a rajatabla como parte de mi código moral.
Y en ello estoy.
Ayer mi hermana Elena sufrió una seria lesión jugando al rugby, el deporte en el que ha descubierto la felicidad y una nueva pasión. Sufrió una severa fractura de tibia y peroné que la mantendrá alejada del campo puede que de por vida porque para su desgracia ya no tiene veinte años y estas lesiones son de las que no puedes obviar y si yo he aprendido algo en esta vida es que no se puede mirar hacia otro lado ante las cosas importantes y duras. Si lo haces te la terminas pegando.
Elena se ha lesionado porque estaba jugando, si no juegas no te lesionas. Si no vives no sufres ni te haces daño, pero tampoco disfrutas o amas.
Elena se entrega en todo lo que hace y eso la supone correr riesgos pero también llevarse inmensas alegrías y cosechar cariño y admiración en todos los que compartimos nuestra vida con ella.

Siempre ha sido un poco cabra loca y siempre ha antepuesto sus ganas de vivir y disfrutar a todo lo demás pero ha llegado el momento de sentar la cabecita y creo que está recibiendo una señal detrás de otra. Ahora toca echar un poco el freno porque ante todo es una madre feliz y una amantísima esposa.
Puede que al ser todo corazón, no tenga espacio físico en su cuerpo para demasiado sentido común pero se le perdona todo.
Elena vale su peso en oro y cualquiera que la haya tratado lo sabe.
Yo tengo la inmensa fortuna de ser su hermano pero además he sido su jefe, su compañero de curro, su compañero de reparto y su socio en muchos proyectos.
Cuando la vida se ocupó de ayudarme a frenar en mi vorágine, ella me sujeto fuerte la mano y no dudó en demostrarme lo que significa la palabra familia, una palabra que simboliza algo mucho más fuerte y hermoso de lo que podemos imaginar porque damos muchas cosas por sentadas.
En los momentos difíciles es cuando aprendemos a valorar las cosas en su justa medida.
Elena es valiente y muy sacrificada y muchas veces ha antepuesto la felicidad de los demás a la suya propia pero el destino la recompensó con un marido a su medida, con una persona válida y dispuesta a apoyar a su mujer en todo lo que acomete, aun no compartiendo algunas de las inconscientes empresas de mi hermana. El santo Job es un mierda al lado de mi cuñado en cuanto a paciencia y consideración.
Para mi fue un orgullo saber que mi hermana había recibido el premio del certamen de cuentos de igualdad de género convocado por el Ayuntamiento de Valladolid y, que ese cuento al ser publicado se convirtió en el top-ventas de la última edición de la Feria del libro de Valladolid, agotándose los ejemplares editados y puestos a la venta.
Escribe como hace todo lo que emprende, con corazón, valentía, mucho arte y puede que con exceso de energía, ella es así.
Está trabajando en otros proyectos literarios y hace unos meses formó parte del elenco que estrenó la que quizás haya sido su mejor obra teatral, cosechando un gran éxito de crítica y público.
No lo voy a negar ni a intentar disimular, la quiero mucho y aunque a veces le daría una collejita por su exceso de ímpetu, me hace sentir muy orgulloso y muy feliz. Soy un tipo muy afortunado, en el reparto me han tocado unas hermanas maravillosas, cada cual a su estilo y tengo la suerte de disfrutar de ellas y de compartir con ellas mis proyectos vitales.
Ahora tan solo puedo estar a su lado apoyando y ayudando en lo que necesite y lejos de hacerlo como una obligación, lo haré como un placer.
Mañana la operan, tendremos que estar al loro porque como se descuiden fijo que se hace con el bisturí y por no molestar se termina operando ella.


 

sábado, 12 de marzo de 2016

Nada está escrito.

Esto lo escuché por primera vez cuando mi padre me llevó a un cine de Valladolid a ver esta película y la frase  pronunciada por Peter O´toole en un momento intenso y dramático del film,se me quedó muy dentro.
La vida se ha encargado de demostrármelo y soy de los que cree en el destino, pero principalmente en que nosotros escribimos nuestro propio destino y a todos nos llegará el momento y será cuando tenga que ser y no cuando lo digan las estadísticas.
Todo llega, todo. Lo bueno y lo malo siempre terminan llegando y aunque lo bueno acostumbra a remolonear, cuando se decide a presentarse inunda la vida de esperanza y de ilusión y le da sentido a todo. Lo malo es el invitado sorpresa que se cuela en nuestra fiesta aprovechando una puerta abierta por descuido. Es nuestra responsabilidad preocuparnos de que no pase pero aunque cerremos con candado y pongamos la alarma, encontrará un resquicio en la ventana del desván o imitando a Papá Noel, se dejará caer por la chimenea.
Debemos ser cuidadosos al repartir las invitaciones porque lo malo es un experto en el disfraz y como el T1000 de la famosa película de Swartzeneeger adopta todo tipo de identidades.
Yo estoy aprendiendo a escribir mi destino y a repartir con cuidado las invitaciones a mi fiesta.
Lo mejor de todo es que desde hace unas semanas ya es una celebración conjunta con lo mejor que me podía suceder, que ha adoptado una identidad perfecta y pelirroja. A nuestra fiesta solo invitaremos buenas noticias y sumaremos esfuerzos para que sea la fiesta del siglo.
Viva con moderación, es su responsabilidad.
Las prisas no son buenas consejeras, los excesos nunca serán nuestros amigos y la cobardía, el miedo, el dolor y la tristeza tendrán que hacer un grupo de wasap aparte, Juan ha abandonado el grupo.

jueves, 10 de marzo de 2016

La carta por escribir

Desesperado ante la impotencia de no encontrar las palabras precisas, rompí el folio en mil pedacitos y arrojé aquellas torpes frases de amor desmenuzadas por la rabia a la chimenea. Coloqué otro folio en blanco sobre el escritorio, me serví un café solo con una sacarina y un chorrito de armañác y me dispuse a encontrar los términos adecuados para escribirte lo que aloja mi alma.
Para acompañar la inspiración necesaria, el equipo de música del salón comenzó a reproducir un cd de Carlos Gardel, quizás uno de los mejores cronistas del amor y el desamor.
Encabecé la misiva como me enseñaron en el colegio, con mi nombre y apellidos y la fecha del día y me lancé a ello:

Valladolid 10/03/2016                                                    Juan Pizarro Nogués


La noche que me quieras,
todas las estrellas del cielo celosas, nos mirarán pasar y comentarán cuchicheando entre ellas que jamás han visto a un hombre tan enamorado.
El día que me quieras lo marcaré en mi calendario como el día más feliz de mi historia y no lo olvidaré nunca porque señalará un antes y un despues en mi vida.
Aún a pesar de todo lo vivido creo en el amor, creo en ti y creo en las huellas que tus labios han dejado sobre mi piel. Creo en el amor epistolar, que supera cualquier distancia y no se arredra ante la dificultad de los kilómetros que nos separan.
La rosa que engalana se vestirá de fiesta con su mejor color pero no conseguira estar tan hermosa como tu. No habrá más que armonia, será clara la auror...

De un manotazo arrojo los restos del café sobre el folio al lanzar la taza contra la pared. Me levanto enfurecido y comprendo que lo que estoy haciendo es plagiar la letra de la canción de aquel famoso rápsoda, que acompañado por la voz de Nacha Guevara, se estaba adueñando de mi cerebro con cada compás.
Horrorizado descubro que estoy quemando de uno en uno todos los folios del paquete, que llevo más de seis horas tratando de decirte lo muchísimo que te quiero y que no soy capaz de transcribirlo al papel.
Desesperado por tamaña frustración, amartillo el revólver que me coloco en la sien presa de la histeria pero entonces sucede el miagro y suena el timbre de la puerta. Guardo el arma en el cajón de la mesa de donde no debía de haber salido nunca y me dispongo a abrir preguntándome quien osará molestarme un domingo a mediodia y al tirar hacia a mi del picaporte con una palabra de reproche en los labios con la que recibir al inoportuno visitante, me encuentro de frente con tu sonrisa y con tus ojos llenos de ilusión. 
Tu inesperada visita me ha salvado del desatre una vez más y sé que cuando tras marcharte dentro de unos días, vuelva a sentarme ante un folio en blanco, comenzaré la carta con un sencillo "a ti, que te debo la vida"

miércoles, 9 de marzo de 2016

Cobarde hasta el adiós



Al final resultó que lejos de comportarme como el héroe que creía ser, corrí a esconderme llorando cuando se presentaron los primeros problemas.
Permití que rompiera la hucha de nuestro amor contra la pared y malgastase en brazos de otro lo ahorrado con tanto sacrificio.
Ahora de todos los sueños comunes y de nuestros proyectos de futuro, tan solo conservo una alcancía vacía y una hermosa cornamenta para lucir en las fiestas.
Puede que mi cobardía de este amor por ella se convirtiese en un arma de doble filo; se lo puse tan fácil a ese asqueroso ladrón que solo tuvo que hacerse con el arma al rebuscar entre las cosas de mi mesilla de noche y hundírmela en el corazón mientras hacia el amor con ella.
No sé de quien fue la idea de llamar "hacer el amor" al apareamiento animal y lascivo pero algo me dice que fuese quien fuese el que acuñó el termino, jamás amó. Quizás soy yo el que confundió los nombres y el amor es tan solo eso, penetrar, empujar y sudar, gozando hasta el desfallecimiento.
He sido un asqueroso cobarde pero al menos no he terminado de arruinar mi vida. La justicia no entiende de honor y en su balanza pesa lo mismo un kilo de sufrimiento que un kilo de embustes.
Lo que peor llevo es el recuerdo del único momento en el que conseguí reunir el valor suficiente para enfrentarme  a la verdad y me senté junto a ella para abrir la espita de mi tristeza y dejar que manara  un torrente de lágrimas formando un enorme charco a los pies de la traidora.
Lejos de apiadarse entró en "modo irónico on" y cuando cesaron mis sollozos dando paso a un enorme suspiro que llenó con su "ayyyyy" el silencio de la habitación, me miró fijamente a los ojos y sonriendo con sus labios embusteros me dijo:-"pues guarda para cuando no haya".
Nunca más seré cobarde. De todo se aprende y la vida me enseñó a disparar primero, a blindarme el corazón y a esconder la alcancía en lugar seguro. Aquella alcancía rescatada del armagedón está volviendo a llenarse con una fortuna que en forma de besos, caricias y noches perfectas, deposita a diario y con  maravillosa generosidad la nueva reina de corazones que destaca entre los naipes.
El banco de mi corazón ha vuelto a conceder crédito y el departamento de riesgos ha aprobado esta operación sin necesidad de aval alguno. Sé que todo el amor que conceda me será devuelto con un interés moderado pero suficiente,lo considero más que justo, siempre he condenado la usura.

martes, 8 de marzo de 2016

Dulces sueños.

Sigues dormidita y en mi egoísmo estoy deseando que despiertes para contarte un millón de cosas que han sucedido en estos meses, desde que cerraste los ojos. Duermes porque te acostaron muy muy cansada y cuando llegue el momento oportuno despertarás.
Echo de menos nuestra conversaciones, nuestros descafeinados con leche y nuestras sesiones de peli-pizza en el salón de casa. Echo de menos tu sonrisa angelical y tu compañía en las salas de exposiciones.
Ahora eres la protagonista de un cuento verdaderamente duro y me duele la impotencia de no poder entrar en él para matar al dragón que te mantiene encerrada o a la bruja que te hechizó al envidiar tu belleza.
Recuerdo perfectamente que tu me acompañaste en aquel cuento que protagonicé hace unos años, al desposarme creyéndome un príncipe azul y mi princesa  resultó ser  una bruja disfrazada de mujer enamorada, que trató de arrancarme el corazón con la ayuda del capitán de la guardia, pero tu presencia me sostuvo y todos mis amigos cerrasteis filas en torno a mi y no lo permitisteis.
Despierta cariño, te gustará ver que por fin he encontrado a aquella que siempre soñé y seréis muy buenas amigas.
Despierta cuando hayas descansado y te encuentres bien para volver a afrontarlo todo pero despierta por favor, es muy difícil vivir sin ti. 
Mi espada siempre estará a tu disposición para defenderte de cualquier cosa que te atemorice y cuando lo desees  podrás subir a la grupa de mi caballo para llegar a donde tu quieras sin cansarte.
Tu pueblo te espera, te garantizo que se organizarán las mejores fiestas de la historia del reino para celebrar que por fin has abierto los ojos.
Despierta.


domingo, 6 de marzo de 2016

Sin ti mi cama es ancha

Pues en efecto, entre tantas cosas que no acierto a entender en la vida, sin ti no entiendo el despertar.
He dormido y he despertado tantas y tantas veces que debería haber interiorizado ya esa sensación tan alucinante que se experimenta al abrir los ojos y recuperar la consciencia pero aunque creía haberlo comprendido hace menos de dos años, cuando desperté del sueño más profundo y más peligroso y fijé la vista en los mios y en la oportunidad que se me brindaba, ahora si despierto y no veo tu sonrisa junto a mi se me vuelven a presentar algunas de las dudas del pasado.
Puede que de aquel sueño intenso despertase para conocerte, puede que sin saberlo haya estado dormido durante toda mi vida y ahora realmente sea capaz de entender de una vez por todas.
La vida es aprendizaje y de todo, absolutamente de todo se aprende, aunque algunas lecciones sean más duras que otras.
Gatete apenas ocupa espacio cuando se acuesta junto a mi cada noche pero aún compartiendo lecho con él, sin ti mi cama siempre será ancha.
Espero que Pikolin, Flex o quien sea, haya acondicionado mi pecho con el colchón más mullido y cómodo porque cada día podrás tumbarte apoyando la cabecita en la almohada de plumas de mi corazón.
 No te preocupes, sé que eres friolera y aunque yo viva en Invernalia, colocaré un edredón de sentimientos y varias sábanas de emociones calentitas con las que taparte hasta los ojos.
Soy un romántico, lo sé, pero al ser ese uno de mis mayores defectos, como ya escribí antes de todo se aprende y me esforzaré en dosificar el amor para que no se te indigeste ni te produzca ardores de estómago, reacciones alérgicas, diabetes por el exceso de azúcar o úlceras sangrantes cuando sea demasiado impetuoso.
Todo pasa porque tiene que pasar y yo creo más en la causalidad que en la casualidad así que me resultó extremadamente sencillo identificarte entre el resto de hadas con las que acostumbro a sobrevolar los tejados de mi ciudad. Es un  verdadero placer volar a tu lado y sé que ahora ni me desorientaré jamás, ni chocaré contra ningún obstáculo imprevisto.
Seré inteligente y aprenderé a aprovechar las corrientes de aire para que me lleven junto al mediterraneo y junto a ti.