Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

sábado, 11 de abril de 2015

Impresionado y admirado.

Esta vez he optado por incluir el vídeo de este sorprendente poema para encabezar la entrada, en vez de un videoclip musical o similar.
La primera vez que lo vi, hace ya más de un año, quedé completamente impresionado por la belleza y la fuerza de sus versos y por lo terriblemente triste que debía de sentirse este poeta cuando lo escribió.
Ahora he comprendido que es un poema que habla de algo tan esperanzador, como que a través de su amor por ella encontró una forma de vivir con su trastorno de manera más normal y que de alguna manera incluso el estar enamorado atenuó en parte sus obsesiones. Luego el amor es una medicina estupenda a veces, aunque no es un tratamiento definitivo contra nada, si no un paliativo que funciona si crees que puede funcionar, casi como un placebo.
Vale, ella se terminó marchando, esas cosas pasan a menudo, pero seguro que si vuelve a enamorarse descubrirá que de nuevo es capaz de ponerle freno a lo que le desespera.
Este joven poeta declama sus versos con auténtico sentimiento y al que no le encoja el corazón, es que o no lo tiene o lo tiene solo para bombear sangre.
Siempre he afirmado que la poesía se me resiste, para mi desgracia. He escrito varios poemas, pero nunca de esta sensibilidad ni de esta belleza.
La literatura comprende un abanico muy grande dentro de los campos de la  creatividad pero creo que escribir algo así, tiene que ser realmente gratificante.
Lo que está más que claro es que no hay nada que pueda acallar esa necesidad de crear y aunque desde luego hay escritores con verdaderos problemas físicos o psicológicos, cuando tienes esa pulsión dentro de ti, terminarás sabiendo sacártela fuera y compartiéndola con aquel que quiera leerte.
Gracias a Dios ya no tengo limitaciones físicas para escribir y las psicológicas hace meses que me permitieron volver a sentarme ante el teclado con mayor o menor fortuna, pero desde luego me considero muy afortunado por poder sacarme de dentro tantas y tantas cosas.
Hay  emociones y sentimientos que si no los saco a que vean la luz, se me terminarán pudriendo en el alma.
Por eso llevo tantos años escribiendo y por eso abrí este blog, por salud.
ved este video si no lo habéis visto ya y seguro que a partir de que termine vais a comprender muchas cosas, entre ellas el porqué soy tan prolífico.
Tengo demostrado que la literatura salva vidas y os aseguro que no es una frase hecha.








2 comentarios:

José Ángel Pizarro Nogués dijo...

Juan, realmente con la poesía lo que sucede es que el público eres tú mismo y sólo tú te puedes entender y a veces n eso. Los mejores poetas son los que no tienen ni idea de lo que escriben...a eso se le llama "canalizar" Rimbaud decía "Yo soy el otro" porque su espíritu escribía por él. El espíritu no es el ego.Pizarnik, Olga Orozco...Mallarme, Artaud..."Entidades" escribían a través de ellos. No es sencillo de entender ni de explicar.

lacantudo dijo...

Pues no será facil de explicar, pero te he entendido a la primera y además respeto tu criterio sobre la poesía, hermano.
Este poema es un ejemplo de lo que canalizó su autor, que fue mucho y muy intenso.