Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

viernes, 30 de enero de 2015

Mi silencio está muy alto, demasiado.

Hola oscuridad, vieja amiga.
Envidio a mi gato por esos ojazos tan felinos y tan útiles en la oscuridad.
No me asusta, no tengo miedo, simplemente acompañada por el silencio nocturno, se convierte en ese lugar donde justo no me apetece estar y es una jodida contradicción, porque ahora huyo del bullicio y de las multitudes.
Es simplemente que en silencio y a oscuras, me es mucho más fácil ver lo que he perdido por el camino y ha sido mucho, demasiado como para pegar ojo tranquilamente, así que me agarro a mi gato y pongo algo de música para ahuyentar ese silencio tan inquietante. En silencio lo que pienso suena mucho más alto y lo oigo mejor y no quisiera escucharme tan nítidamente.
Siempre me ha gustado dormir con una mujer y aunque muchos puedan pensar "mira el listo este" os aseguro que poco tiene que ver con el hecho de que igual caen unas migajas de ese amor físico que tanto gusta, cosa que desde luego nunca he despreciado, más bien es esa costumbre de dormir abrazado a la otra persona, buscando su calor y su respiración y una última conversación antes de pasar al sueño.
Soy tan absurdo que en ocasiones sueño que duermo con alguna de las mujeres amadas en el pasado y tan solo duermo en mi sueño, lo juro, no llegan a ser sueños eróticos, más bien son sueños cálidos, que no calientes.
A veces me pregunto muy en serio si soy un tipo normal o que cojones pasa, ¿por qué me agarro tanto a ciertas cosas y por qué no soy tan esclavo de mis pasiones como el resto de los amigos?, que no es que sean primitivos ni nada de eso, faltaría más, digamos que son muy humanos y yo creo que me paso de etéreo y nebuloso.
Que soy un romanticote lo tengo claro ya, que soy algo ñoño empiezo a comprenderlo y que puede que sea un "rarito" comienza a asustarme un poco.
Desde luego soy terriblemente carnal llegado el momento, a ver si todavía vamos a entender mal, que a mi el sexo siempre me ha tirado un montón, desde que era bien jovencito, pero creo que al margen de todo eso hay tanto que disfrutar con la pareja, que discrepo totalmente de aquellos viejos rokeros que cantaban lo de "mujer para acostarse, pero no para dormir" .
Yo la verdad es que aunque he tenido la grandísima suerte de haber compartido lecho con un buen número de muchachas, francamente con las que más he disfrutado y a las que sigo añorando es a aquellas con quienes podía dormir confortablemente, como un bebé y sintiéndome seguro. 
Vale que antes del sueño hubiese en muchas ocasiones combates de esos que se vencen por Ko y no a los puntos, pero más que dormir extenuado por el esfuerzo y el placer carnal, era alcanzar el placer de dormir extenuado tras haber alcanzado otros placeres.
No se...igual le doy demasiadas vueltas a las cosas.
Desde hace unos poquitos días vuelvo a dormir solo y he descubierto que descansar es muy importante, pero llegar al descanso total atraviesa unos senderos algo tenebrosos.
Primero hay que reposar el alma y tratar de adormecer la conciencia. En mi caso lo de la conciencia es fácil, ya que en esta segunda temporada estoy tratando de hacer las cosas bien y no arrepentirme de nada, por lo que tengo la conciencia muy tranquila, lo verdaderamente jodido es lo del alma.
Cuando se ha sufrido mucho y además se ha perdido a alguien a quien querias tanto, se te queda un vacío en el alma de lo más cabroncete, que por mucho que lo intentes llenar es como tratar de achicar un petrolero inundado con una cucharilla de café.
Parece que todos esos recuerdos cobran vida por la noche y aunque durante el día, también hay momentos puntuales donde es mejor ocupar la mente con otras cosas, de noche esos truquis son más difíciles, la oscuridad y el silencio son las perfectas autopistas para los malos recuerdos y los recuerdos tristes.
En cualquier caso creo que aprender a convivir con todo ello y ser feliz, es una de esas pruebas de madurez que inevitablemente hay que pasar, no te vale con un "no presentado" hay que firmar en el acta y apretar el culo, que no se puede ir por la vida así.
Lo de ser sensible está genial para escribir cartas de amor o declararse a la luz de la luna, pero cuando las cosas vienen torcidicas, lo cierto es que molaría un rollito más a lo Charles Bronson ese.
No pasa nada, que coño, si otra de las lecciones que recuerdo de mi padre es que a veces hay que "aguantar de puro macho" que dirían en las rancheras.
Además conociéndome, se que no tardaré en encontrar a la persona perfecta para acompañarme a ver a Morfeo cada noche (a los fans de Matrix les garantizo que no hablo de Trinity, aunque tampoco me importaría lo más mínimo).
Ahí os he dejado a estos dos mangurrianes cantando una canción muy oportuna para acompañar este texto, de hecho, comienza con la traducción de las primeras palabras.
Uno moreno y otro rubio, hijos del pueblo de ¿Wiskonsi? (desde luego no hay quien haga una zarzuela con estos guiris)
 
 
 

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La noche siempre llega y luego paso, al igual que la vida.
Yo tambien estaría asustada en tu lugar, ha debido ser duro, pero no cometas el error de poner tu esperanza en una chica. Si sales de esta lo haras tu solito.
Suerte y ánimo.

Lacantudo dijo...

Es cierto, ya lo dijo el poeta:"todo pasa todo queda, pero lo nuestro es pasar"
No estoy asustado, tan solo algo impresionado y más que depositar mis esperanzas en nadie, necesito compartir todo esto y aunque lo hago en el blog, me conozco y se cuanto me reconforta el beso de amor de la chica adecuada.
Ya sé quien es ella y con paciencia puede que todo vuelva a ser como lo fue en su momento.
Gracias por esos ánimos y en cuanto a esa suerte que me deseas, creo que ya he tenido demasiada, muchísima. Un poquito más siempre viene bien.
Gracias.