Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

viernes, 30 de diciembre de 2011

Querido 2011

Vete a la mierda.
Aquí me tienes, como querías, sentado delante de un vaso de Cutty preguntándome porqué coño me caen tan mal los números impares.
¿Qué te llevas?
Te lo cuento:
Te llevas un año más de mi vida, lo que me quedaba de inocencia, la confianza, las ganas de hacer nudismo y mostrarme como soy.
Te llevas mi último chiste.
Te has llevado a mi perrita y el calor de mi cama.
Los tintos de verano, los veranos.
Te llevas también la amistad con mayúsculas y el amor con mayúsculas.
Todo en el mismo saco, por mi puedes tirarlo al rió.
Te llevas sueños de trapo con ojos de botón, rellenos de papel de periódico.
Todos para ti, ya no los quiero.
Te llevas el pelo alborotado y las medias de color.
Perdidas de orina son.
Llévate de paso una maleta de cartón pintada a mano donde guardaba la ilusión y las bolas de malabares.
La vespa con sidecar.
El mapa del tesoro y todos los doblones, de a ocho, de chocolate. Llévate el chocolate y la hierba.
Y la farlopa.
Arrambla con todo como un dictador en el exilio. Puedes correr pero no esconderte.
Si quieres te digo lo que me dejas, hijo de puta:
Me dejas una entelequia.
Una colección de perífrasis perfectas para no hablar nunca de ello.
Me dejas lo que no echaba de menos, y es perfecto.
Mis hermanas,tan bonicas y tan distintas.
A "campanilla", a esa me la dejas, gracias a Dios.
El reencuentro con mi duende, que es un remanso de paz.
La voz de las ondas, que siempre sabe como modular una palabra de aliento.
Decenas de amigos que bailan para atrás.
Me dejas un disco de Camarón donde el arte se vuelve "quejio" y lo que siempre he querido decir buleria.
La gente del teatro, que es mi gente, que es la gente de todos.
Una muchacha pequeñita que sonríe con los ojos.
Otra muchacha pequeñita a la que me cuesta hacer sonreír desde hace años.
Ganas de romperte la cara.
Unas piernas eternas y oportunas que se abren en el mejor de los momentos, entre gintonic y gintonic.
Proyectos, guiones, libros, castillos en el aire con mazmorras de futuro.
Lo mejor del mercado que no está en el mercado, pero me cuesta deshacerme de la lista de la compra.
El fin del mundo, que se supone que viene ya y no sabe que llegó hace meses.
La venganza de los Mayas, o de las ballenas o del amazonas o de los revolucionarios con gorra calada y cigarro habano.
Una plaza,dos plazas, tres plazas, cuatro plazas, cien países en llamas.
Tres tallas menos.
Me dejas soñando con replicantes sonrientes que han visto arder naves en Orión, o en Vallecas....o por ahí cerca.
Me dejas de un aire, así me dejas.
La voz cálida de Amy Whinehouse cantando Rehab.
Las promesas del tío Mariano.
Polvo en las copas de cava.
Ala...vete a tomar por el culo y ponte una equis.
No te voy a echar de menos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Algo más te deja, o eso no lo cuentas. Algo que a ti mismo te quitaron. Algo que a mi me quitas o por lo menos estropeas.

lacantudo dijo...

Nunca le he quitado nada a nadie y no voy a hacerlo ahora.
Supongo que eres tu, muchacho, eso que crees que te quito, o que estropeo, está deseando volver a vivir lo que tenia antes,a estar tranquila, a disfrutar de su familia. En tu mano está.