Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

sábado, 23 de julio de 2011

37






Pues otro año más que se me ha escapado.





Recuerdo que siendo pequeñito (ahora no es que sea mucho más grande), una tarde volvía del cine con mi padre, de ver una peli de Indiana Jones.





Pregunte a mi padre cuantos años podría tener ese pedazo de héroe con látigo y sombrero y él me respondió que por el físico y demás, unos treinta y siete.





Tras meditar un poco, le dije a mi padre que a mi también me gustaría tener treinta y siete años, porque consideraba que entonces sería un hombre hecho y derecho, aún joven físicamente, pero con la vida formada y cierta sabiduría a mis espaldas.





Hoy cumplo treinta y siete, y solo me parezco a Indiana en que cada vez que piso la baldosa que no es, me disparan dardos empapados en curare y una bola enorme, de piedra o de mala suerte trata de aplastarme.



Soy un héroe de pacotilla, la verdad.



Me dan miedo las arañas y me tapo los ojos con un cojín cuando veo películas de terror.



La chica, casi siempre termina marchandose con el malo y yo me quedo sentadito en una playa, con un hilito de sangre escurriendome por la barbilla y tirándole piedras al mar.



El sombreo me queda enorme y parezco una setita.



De pequeñito, mi padre y el bueno de Indiana eran mis héroes y yo quería ser como ellos, ahora, con treinta y siete, me he dado cuenta de que Indiana es un fraude y de que mi padre, sin látigo y sin sombrero, es a quien de verdad quiero parecerme.



No tengo hijos y no creo que pueda tenerlos y me da rabia pensar si acaso, de haber tenido un chavea, dentro de unos años hubiera querido parecerse a mi.



En fin...



Hoy es mi cumpleaños y aprovecho para hacer un repaso de mi vida.



Una vez escribí que cuando quería hacerme daño, miraba hacia adentro y hacia un poco de introspección.



Ahora creo que he aprendido a dominar mis demonios y ya no me duele sumergirme en mi.



Espero poder cumplir otros treinta y siete y que vosotros estéis ahí, para felicitarme.



Besos y abrazos.





2 comentarios:

mirinda dijo...

Quizás te parezcas más a Indiana Jones de lo que crees, conseguiste a la chica de la pelicula y encontraste el tesoro, que son tus amigos.
Se puede ser un héroe de muchas maneras, y una de ellas es haciendo sonreir a la gente.

Una suerte el tener un punto de referencia o una línea que seguir, pero has de ser tú el que escriba el guión de tu película con las escenas que la vida te vaya presentando.
En cualquier caso, seguro que tu padre está muy orgulloso de que le hayas preferido a él frente al Sr. Jones, porque eso querrá decir que ha conseguido que vieras la parte buena de los errores, preocupaciones, temores e indecisiones, que como tú, seguro que ha tenido él.

Y despues de esta parrafada metafórica, desearte MUCHAS FELICIDADES, aunque sea un pelín tarde...

Lacantudo dijo...

Hola Mirinda!!!!
qué tal va todo?
Gracias por todo (parrafada metafórica y felicitaciones)aquí sigo, bastante ajetreado con Títeres en ruta, pero de vez en cuando aún saco un ratillo.
Me alegra leerte.
Ya ves, yo no cambio, sigo comiendome la cabeza.
Será que es parte de mi película (coño, a ver si en vez de Harrison Ford me he inspirado en Woody Allen para la peli de mi vida)
Besotes