Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

lunes, 18 de abril de 2011

Hijos de puta



Pues estoy calentito.
Resulta, que hoy me entero por el telediario, de que a una pareja de etarras, con delitos de sangre, el estado español les esta subvencionando los tratamientos de fertilidad, para que puedan tener cachorritos (imagino, que a alguno de los dos, el veneno que les corre por la sangre habrá envenenado la simiente).
Más de diez mil euros en lo que es el tratamiento en si y otros mil en desplazamientos para las pruebas.
Además, se les va a reubicar en la misma prisión para que puedan criar juntos a su retoño.
¿ESTAMOS TONTOS?
Esto es ya lo último.
Me jode una barbaridad costear con mis impuestos el remedio para la incapacidad de esos escorpiones, de tener larvas.
¿Y qué sucede con los padres sin hijos, los hijos sin padres, los hermanos sin hermanas y todos los destrozos familiares que han provocado esos hijos de puta?
Esto no se puede consentir...semejante bajada de pantalones.
Están en la carcel, cojones, no en la granja de Pin y Pon.
No se adonde vamos a llegar, pero estos desgraciados se aprovechan de los medios del "estado opresor" al que atacan, y aquí seguimos poniendo el culo, para lo que gusten.
Me avergúenzo horrores del gobierno y de las leyes que nos rigen.
No quiero ni imaginar lo que estarán pensando las viudas y los huerfanos de las víctimas de ETA.
Es absolutamente indignante que tengan que pasar por semejante pitorreo.
A esta cerda asesina, deberían esterilizarla, y por caridad cristiana y misericordia (palabra que ellos desconocen) se le permite vivir, presa, pero con unas condiciones más que dignas.
Los presos de ETA chupan de la teta de España con todo el descaro, con glotonería.
Estudian carreras con becas estatales (a las que muchos jóvenes españoles no pueden acceder)y de esta manera, además de labrarse un futuro, redimen pena, saliendo antes de la cárcel para seguir haciendo de las suyas.
No soy ningún fascista, ni ningún radical, pero gestos como estos claman al cielo.
Y no me da apuro ninguno repetir, que estos "papis" con las manos llenas de sangre, son unos hijos de puta.

No hay comentarios: