Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

martes, 12 de abril de 2011

Asco de mundo



Hoy me he desayunado con una noticia que me ha roto el corazón.
No me refiero a que la lista del paro en España se haya engrosado con unos cuantos miles de parados más, hasta llegar ya a los cuatro millones novecientos mil, no.
Tampoco tiene que ver con que hayan adjudicado a Japón la misma categoría de desastre nuclear que a Chernobil, tampoco.
Nada que ver con la guerra civil de Libia, con los desmanes de los presidentes africanos ni con el retroceso en la lucha contra el terrorismo de las sanguijuelas batasunas.
Esta mañana he llorado, al ver como Banesto, "solo" presentaba unos beneficios anuales de ciento setenta millones de euros.
Se me parte el alma...es tan, tan triste.
No se me va de la cabeza la imagen de los pobres miembros del consejo de administración del banco a punto de saltar desde la azotea del edificio de la sede en Madrid.
Y es que es horrible.
¿Qué van a hacer ahora?
Esperemos que el gobierno del "socialista" Zapatero, salga corriendo al rescate, como el séptimo de caballería y les inyecte un par de cientos de millones de euros.
Total...ya nos los cobrará a nosotros con nuevos gravámenes, o recortando un pelín las pensiones de nuestros abuelos, que al fin y al cabo contemplar las obras desde la verja es gratis y una barra de pan para echar a las palomas del parque tan solo vale tres céntimos...o treinta, o trescientos (hace tanto que no compran pan, ni beben café, ni pagan la factura de la luz, que nuestros políticos no tienen ni puta idea de lo que vale un peine...salvo Anasagasti).
Esta mañana, entre cohiba y cohiba no se hablaba de otra cosa en la primera clase del vuelo a Bruselas.
Nuestros pobres eurodiputados se echaban las manos a la cabeza, desesperados al imaginar semejante sufrimiento para la entidad bancaria.
Menos mal que la azafata ha conseguido las diecisiete botellas de Don Perignom que le solicitaron para pasar el mal trago.
Que asco de mundo.
Lo cojonudo es que al parecer, los beneficios son un diecinueve y pico por ciento menos que el año anterior.
¡¡coño!!
Pero si el año pasado estábamos inmersos en una terrible "crisis financiera" !!!!
Algo no me cuadra.
Si los bancos ganan cientos, miles de millones de euros en medio de esta merienda de negros ¿quien esta sufriendo la supuesta crisis financiera?
Ay Dios...las familias medias.
Que gilipollas soy.
En fin, mañana me acercaré por la sucursal de mi barrio a prestarle mi hombro al director de la oficina, porque seguro que estará llorando a moco tendido y ahí es donde tenemos que estar los buenos ciudadanos, consolando a los banqueros y ofreciendoles nuestras vísceras para que se hagan un souflé.
A mi, si quieren, me pueden ir comiendo la po...

3 comentarios:

lacantudo dijo...

Ruego disculpen este arranque de mala leche, pero yo escribo así...a golpes y no me gusta censurarme.
Quizás el final del texto es algo chavacano, pero para que les voy a engañar...es lo que pienso.

Olga Sope dijo...

Esto me recuerda la canción de Barón Rojo " Vampiros, banqueros".
Nunca han estado tan de moda estos dos conceptos juntos!!!

NOTA: buena apreciación al colocarle al gobierno de Zapatero su calificativo de "socialista" entre comillas. No sé dónde quedó el Socialismo, pero desde luego no está ya por el Parlamento, desafortunamente.

mirinda dijo...

Vaya, casi me habías convencido de quitar la demanda, que junto con los de Adicae, le puesto a mi banco por el cobro indebido del suelo en mi hipoteca...menos mal que al final mi empatía no ha sido tan grande y he tenido un momento de claridad...