Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

viernes, 25 de marzo de 2011

Carámbano

Carámbano es un títere de calcetín.
Han tardado en darle forma menos de tres horas.
Carámbano tiene la nariz enorme y roja y los ojos tristes, el pelo azul y largo y un gorrito marinero.
Carámbano, como casi todos nosotros, tiene una misión en la vida.
La suya va a ser irse muy lejos, hasta Nicaragua, para ayudar como pueda en las terapias que allí se realizan con las niñas víctimas de violaciones, abusos sexuales y violencia física y psicológica.
Carámbano tiene cuerpo de nylon, ojos de botones forrados con tela y nariz de metal recubierta de gasa.
Pero su corazón es humano...muy humano.
Su creadora ha donado un poquito de su corazón, para que viaje hasta el otro lado del mundo, y me consta que ha sido un acto generoso, porque en estos momentos su corazoncito está pasando una mala racha.
Os necesitamos, os necesitan.
Aquí sufrimos cuando nos bajan un cinco por ciento del salario, o cuando nos suben tres céntimos el precio del litro de combustible.
Nos enfadamos si un sábado no podemos salir de copas porque "hay que ajustarse el cinturón".
En nuestro mundo, si haces tres comidas ligeras al día es que estas a dieta, y si alguien te levanta lo más mínimo la voz, te sientes maltratado y humillado.
En otros lugares, hay niñas de cinco años que no pueden dormir, porque creen que si cierran los ojos volverá ese monstruo que les arranca la vida y la infancia a través de "esa parte" de sus pequeños cuerpos sin formar.
En otros lugares, hay muchas personas que suspiran por conseguir algo de alimento, por escaso que sea, para llevar a sus hijos.
En otros lugares hay muchos bárbaros que en cuanto se han bebido sus miserias en la taberna, vuelven al "hogar", para "ajustarse el cinturón" sobre la espalda de su mujer, o de su hija, vomitando con cada golpe de correa la rabia que provoca la pobreza y la desesperanza.
En otros lugares, hay algunos sujetos que no dudan en pagar los tres céntimos de más en la gasolina, y después rocían con ella un cuerpo frágil y asustado, y arrojan una cerilla.

Podéis entrar, si os apetece, en el blog: www.titeresenruta.blogspot.com y pinchar en la ventana "tu títere y tu", allí iremos colgando las fotos que nos envíen aquellas personas que están manufacturando títeres para enviar a Nicaragua.
Os animo a aportar vuestro granito de arena, a informaros de esta iniciativa, que lleva el respaldo y el cariño de muchas personas, y a construir un títere, por sencillo que sea.
Desde aquí, os lo agradezco de corazón.

No hay comentarios: