Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

jueves, 9 de diciembre de 2010

Vínculos

Creo que la maternidad debe ser una experiencia francamente increible.
Que nazca y se desarrolle en el cuerpo de una mujer un pequeño alien, que se alimente y respire a través de ella durante nueve meses y que sienta y viva lo que la madre siente y vive es seguramente, lo más hermoso de la naturaleza.
Bien es cierto que luego a alguna se le pira la fresa y termina apañando a su retoño en siete trocitos dentro de una maleta, pero visto lo visto, hay que disparar primero, porque sino llega un día en el que el pequeño angelito te aparca en un edificio enorme y aséptico, con peluquería, capilla y masculinas enfermeras que cantan el siguiente para bingo.
Yo me "jarto" de proclamar a los cuatro vientos mi ausencia de instinto paternal (el sexual es tan grande que no deja espacio para ningún otro) pero he de reconocer, que me asombra y me cautiva es vínculo feróz que dota a una madre de superpoderes durante el embarazo.
No se si se debe a lo intrínsecamente animal que hay en el ser humano, pero todos conocemos alguna historia de madres que han padecido horrores para salvar la vida de sus hijos.
No creo que sea algo muy humano, ya que el humano es por naturaleza,mezquino y egoísta y una madre se desnuda de esos defectos para cubrir las necesidades de su hijo.
Envidio esa capacidad de sacrificio( en serio) y envidio también el vivir esa experiencia tan alucinante que tiene que ser el parir.
Hombre...lo de las contracciones y las cesareas y los dolores, no lo envidio mucho, de hecho, pediría una epidural para elefantes si se diera el caso, por lo que me quito el sombrero ante cada madre, que despues de pasar por el paritorio aún tienen la santa paciencia de sonreír y acariciar a esa bola peluda de más de tres kilos que le han sacado por "el túnel de lavado".
Los hombres somos más de bajar al perro cuando llueve o hacer cola para el pescado en el corte ingles (no parece muy jodido, pero cuando pillas el número23 y ves que van por el 8 es francamente dramático).
Otra cosa que me alucina es lo de dar el pecho.
Supongo que si hubiera prestado más atención en clase de ciencias naturales ahora me resultaría menos impactante, pero el caso es que es un pasote lo de amorrar al niño al pilón y que se sirva cuarto y mitad de leche fresca.
Lo de ser madre es un no parar de hacer cosas raras.
Será por eso, por lo que una madre simboliza el no va más del cariño.
Quizás en la próxima reencarnación me toque ser una madre amantísima y criar a cuatro enanos rubios y parlanchines.
Mejor eso que tertuliano en el "Sálvame de luxe".
En cualquier caso, vaya desde aquí mi particular homenaje a todas las madres del mundo.
La madre, es el único tesoro que tenemos los pobres.

3 comentarios:

La+perra dijo...

Por cierto, gracias por el post aliénigena. Es muy bonito :)

La+perra dijo...

¡Oh cielos! He errado el acento de "alienígena". Ya se que a ti no te importa y que, incluso, podrías llegar a plagiarlo pero noblesse oblige :p

Por cierto, me es posible imaginarte embarazado (jejejeje) pero rodeado de retoños plañideros y malolientes ...es que no puidoorlll

lacantudo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.