Entrada destacada

El poema definitivo.

Se levantó de la cama con sigilo y saliendo del dormitorio, encendió un pitillo con el mechero de gasolina. Se deleitó con la primera cal...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

martes, 21 de diciembre de 2010

Felices esperanzas

Pues ya estamos de nuevo en medio de la vorágine navideña.
Ha pasado un año ya, desde que nos saturábamos de correos y mensajes de texto deseándonos unas felices fiestas y un próspero año nuevo.
Lo cierto es que muy prospero no ha sido, a decir verdad.
Ha sido un año de mierda para mucha gente, un año muy difícil, plagado de nuevos nombres en las listas del paro, de crisis, de empresas que se han ido al carajo y de recortes drásticos en la lista de los juguetes que se entregarán en noche buena o el día de reyes.
Papa Noel va a tener que esperar un par de añitos más para jubilarse y en algunos ayuntamientos de España, la policía arrestará a Baltasar en cuanto ponga un pies en su término municipal.
En algunos hogares van a cambiar el pavo por un pollo del Mercadona y en vez de comer doce uvas comerán tres pipas, eso si, peladas.
A todos aquellos que no hemos tenido la fortuna de acertar con la lotería, los Euromillones o el Cuponazo, solo nos queda rezar para que las cosas sigan tan mal como hasta ahora y no vayan a peor.
Yo con eso me conformo, creanme.
Pero no pasa nada si perdemos nuestros trabajos, echamos el cierre a nuestras empresas o no conseguimos plaza en la maldita oposición, porque ahora se ha puesto de moda desde "arriba" aconsejar a los ciudadanos que se "reciclen".
Y eso es lo que va a pasar, que viendo el panorama, mucho honrado padre de familia se va a "reciclar" y va a recortar los cañones de la Benelli con la que salía a cazar perdices los domingos por la mañana, para tratar de seguir alimentando a los suyos cada día.
Yo, que además de bajito soy optimista, me voy a jugar todas mis esperanzas a una carta y voy a hacer de mi vida algo realmente divertido, porque ya solo me queda eso.
Sinceramente le deseo lo mejor a los lectores de estas estupideces que acostumbro a escribir.
Espero que este año me de una colleja enorme y me haga tragarme mis palabras.
Con todo mi cariño, les deseo a todos ustedes, unas muy felices esperanzas.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

felices fiestas incluso a aquellos qeu una vez mas engañados por el gran capital se sintieron pequeños triunfadores entre los muros de sus sobrevaloradas viviendas.

lacantudo dijo...

Que alguien me explique de quien ha sido la culpa.
En cualquier caso...felices fiestas.

mirinda dijo...

Pues no es por desanimarte, pero me parece que este año no te va a tocar colleja...Ya se nota el olorcillo a mierda del próximo..., y eso que yo no tengo derecho a quejarme porque después de pagar la hipoteca y las facturas, aún me quedan 20€ para "derrochar", eso sí, si no se me estropea ningún electrodoméstico, claro está.

Como no me da para grandes historias intento ser feliz con las pequeñas, como que "de momento" no hayan aprobado la Ley Sinde y poder seguir disfrutando de millones de cosas; que caiga en tus manos un libro sin el cual no sabes cómo has podido vivir,ver la sonrisa de los tuyos, o poder leer blogs como este, que aunque a veces te hagan pensar en cosas que no gustan, en su mayoría consiguen sacarte una sonrisa.

Así que por favor, no caigas en el desánimo, que con el post que has escrito se le queda a una un regustillo muuu tristón y eso no mola nada.
A pesar de todo, a divertirse y a divertir.

Feliz Navidad!

lacantudo dijo...

Felices fiestas Mirinda!!!!
No te preocupes, que no voy a caer en nada que no reporte al menos un par de horas de subidón.
El post era una llamada a la reflexión, pero la esperanza es siempre lo último que se pierde (bueno...para un amigo mio lo último será la virginidad)
Gracias por tu apoyo y por seguir a este "pequeño miserias".
Larga vida a tu secadora, a tu frigo y a tu exprimidor.

Olga Sope dijo...

Aunque cada vez nos queda menos esperanza. Hasta el gordo de la lotería de Navidad es menos gordo cada día. Antes, ¿quién no soñaba con jubilarse acertando ese maravilloso y azaroso número? Ahora, aunque lleves el maldito décimo no te da más que para pagar la hipoteca, comprarte un coche nuevo y tapar agujeros como dicen todos... ¡y gracias!!
En fin, que ruego yo también para que los electrodomésticos me duren unos añitos más, al menos que ya hayamos pasado la crisis.

Que tengáis una buena despedida de año, y que venga pronto el Nuevo, a ver si con el 2011 mejoramos en algo. Y si no, que me quede como estoy.

lacantudo dijo...

Virgencita...que me quede como estoy!!!!!!
Felices fiestas Olga, an a japi niu yiar.
De todas formas...yo con cincunta kilos apaño alguna cosica más, que lo sepas.

Olga Sope dijo...

Cantudo, eso es porque por Pucela las cosas están más baratas, que aquí en Barcelona está todo muuuy caro, y ya sabes lo que dice algún político deslenguado de por aquí, que nosotros (los catalanes) pagamos muchos impuestos y en cambio por otros lugares del territorio español no pagan absolutamente nada. ¡Para mondarse de risa!! Y yo como soy de las que piensan, digo, pues ¿por qué no me liberas tú también de esos impuestos que en otros lugares según tú no pagan, mamón? (perdón por el insulto)
Felices fiestas y que las disfrutéis bien si estáis de vacaciones como yo. :)

lacantudo dijo...

Olga...mis vacaciones me reportan unos ingresos mínimos el día 10 de cada mes, previa presentación de una tarjetita para que la sellen cada tres meses.
Y no te disculpes...son todos unos mamones.