Entrada destacada

Milagro de primavera que gusta ser otoño

Los versos de Machado me han acompañado desde que era muy pequeño. Mi padre, utilizó este poema de Machado cantado por Serrat, para explic...

Mi primer retoño

Mi primer retoño
Este fue el primero de lo que espero sea una familia numerosa

miércoles, 18 de noviembre de 2009

La del pirata es la vida mejor.



"La del pirata es la vida mejor,
no tiene comparación,
vivimos borrachos,
y somos muy machos,
y no nos importa la vida"

Así cantaban los piratas bajo el mando del "Capitán Garfio" en la versión animada de Peter Pan, que rodó Walt Disney.
Eran unos piratas tontolones y semi buenos, de cuerpos orangutanados y dientes impolutos, que pasaban el día persiguiendo al niño eterno de un lado a otro de "nunca jamás".
Supongo que "Garfio", no tenía un bufete de abogados en Londres gestionando el pago del rescate por el secuestro de la princesa india, pero claro, Disney tampoco quiso meterse demasiado con el tema (como cuando se rueda en España una película sobre ETA), no fuera que luego alguien tomase represalias.
Personalmente, me quedo con "El temible burlón", aquella fabulosa peli de piratas, donde Burt Lancaster despliega todas sus habilidades en el trapecio camuflado a base de trinquetes y mayores y donde los piratas son unos caballeros valientes y románticos, que debido a su rebeldía frente al sistema (opresor e injusto) se ven abocados a una vida al margen de una ley absolutamente despótica y cruel y empujados a una serie de aventuras que todos hubiesemos querido vivir en nuestras propias carnes, para al final, besar a la chica (o al mono tití, que cada uno tiene sus gustos y ahí yo no me meto).
Desde luego nada que ver, con esa pandilla de adolescentes empapados en heroína y provistos de Kalashnikov, que bajo las órdenes de elegantes empresarios y mercenarios con amplia experiencia en todo tipo de conflictos, se dedican a poner proa en sus barcazas contra cualquier embarcación que aún tenga cojones a faenar en sus costas.
Y otra cosa no, pero a los españoles (y lo siento amiguitos, pero si, los vascos sois españoles)lo que nos sobra a falta de otras muchas cosas son cojones.
Y ahí están los atuneros vascos, jugandose el pellejo a sabiendas de que en cualquier momento, un quinceañero con lanzagranadas y sable de abordaje, puede trepar por el mascarón de proa, con el cuchillo entre los dientes y un deseo incontrolado por tener aire acondicionado y comprarle a su madre un lavaplatos, y lo que es mucho peor, deseando también, el poderse costear por lo menos tres esposas( insensato, eso son por lo menos tres suegras...aunque bien mirado también son, por lo menos tres polvetes al mes).
Y luego todo son carreras por cubierta y "hostias Patxi...que se va a liar".
A partir de ahí demosle un fuerte aplauso a los miembros de gobierno y oposición, a los primeros por una nefasta gestión de la situación, que ha desembocado en el consabido pago del millonario rescate, y que encima lo han presentado como un triunfo diplomático y de negociación del simpático y talantoso Zapatero.
a los segundos, por aprovechar cualquier situación de crisis para en lugar de arrimar el hombro, sembrar más crispación y nerviosismo, entre la ciudadania, los piratas y el espíritu de Arana.
Al final, los pescadores vuelven a casa, sus mujeres, las verdaderas heroínas de esta historia, que en ningún momento se han dejado mangonear por esta caterva de politicuchos de mierda, se están probando los vestidos más ajustados y la lencería más mínima que han encontrado en los comercios de Bermeo, dispuestas a resarcir a sus hombres de los cuarenta días de infierno.
Y casi todos contentos.
A partir de ahora, en vez de ofrecer a la armada Española, como garante de la seguridad de la flota pesquera, estos meapilas se dedican a despilfarrar dinero en formación de seguratas de abordo, que tendrán que costearse los armadores que quieran mandar sus naves tras los bancos de atunes.
Luego esos sí,los barcos de guerra españoles, se oxidarán en los puertos, y nuestros infantes de marina matarán las horas muertas jugando a rescatar rehenes en la "play station".
Que mundo este.
Yo por si acaso, este año me estoy replanteando lo del descenso del Sella.

4 comentarios:

pepevigara dijo...

Estas deseando sacar los sables a pasear y eso no es siempre bueno. No me enterao mucho de la historia esta de los piratas, pero lo que si sé es que Somalia es un país sin Estado, donde cualquier atunero (incluso los españoles- o los vascos - ) puede faenar sin pagar ningún tipo de canon en aguas de ese no país. Y no solo eso, si no que aquellos que llaman piratas, bien podrían ser la policía somalí que busca sacar su tajada en su mar.
De todas formas donde se ponga un buen cañonazo... Que no, que lo mejor es una armada ong, si ya te lo digo yo.

pepevigara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lacantudo dijo...

Ya sabes...para mi el "ruido de sables" es música celestial.
Soy el resultado lógico de decenas de pronunciamientos.
Anda...que si equiparamos a los piratas somalies con la policia, vamos listos.

pepevigara dijo...

No pienso que me equivoque mucho pensando que los piratas son los verdaderos guarda costas de la actual somalia. Pero en fin ya sabes que ahora más allá de la geopolítica puertollanera puedo equivocarme.